Pequeños Paraisos I. Camino a una playa para dos

Fotografía: L.Vázquez-Prego

Caminito de bajada a una playa para dos

 

Si un buen día, temprano por la mañana, cuando el sol comienza a acariciar el mar, el campo, los caminos, o a ti mismo, te deslizas suavemente entre la costa que une la playa de Barrañán con el pueblecito costero de Caión, te puedes encontrar con unas pequeñas, pequeñitas playas, que casi son individuales o para parejas bien avenidas.

Unos 2 ó 3 metros de arena a lo largo con más o menos los mismos metros a lo ancho, si la manera está baja; delante de tus ojos la grandiosidad del Océano Atlántico y absolutamente ningún ruido excepto el suave murmullo de las olas. A la izquierda pequeña montaña tapizada de tojos floridos, igual que a la derecha, sin olvidar que no falta la sutileza de un camino con valla que conduce dulcemente a tu playa-paraiso.

Es la recompensa por recorrer caminos en busca de pequeñas cosas, en un día afortunado que descubres pequeños tesoros que muy pocos pueden disfrutar y acabas dándote cuenta de que son mejores experiencias que otras presuntamente más importantes.

En algún lugar, hay un pequeño paraiso esperando por tí, si quieres disfrutar de una experiencia única.

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

Copyright © – Todos los derechos reservados.

 

FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

INSTAGRAM:     https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

 

 

 

 

 

7 comentarios en “Pequeños Paraisos I. Camino a una playa para dos

    1. Si, Soy Gallega Autor

      Esa mini playa, playa para dos o tres, bien avenidos, la encontré ruteando por caminos de tierra, fuera de las carreteras convencionales.
      Me enamoró el lugar. Solo estábamos un chico en una barca, preparándose con un neopreno para bajar a bucear y yo haciendo fotos. El sol aún estaba desperezándose y fue una mañana preciosa.
      Aún recuerdo donde está la playa, aunque hace bastante tiempo que no voy.
      Un sitio ideal no muy lejos de mi casita. 🙂

      Le gusta a 1 persona

      Responder
      1. AlonaDeLark

        es hermoso tener el mar tan cerca de la casa; yo crecì asì, el mar me acompañò durante toda la infancia y la juventud, y hasta ahora sueño con este mar, sus pequeñas playas, como dices tu, solo para dos o tres, las islas al alcance de un buen nadador 🙂 como yo 🙂 las islas salvajes donde hay flores y hierbas que no encuentras en ningun otro lugar y las frutas selvestres que sabe paraìso despues de una nadadita de 45 minutos. siento tus recuerdos tan frescos como si no hubiera sido hace mucho… estos lugares tienen una magia increìble para mi 🙂 que suerte vivir donde vives 🙂

        Me gusta

      2. Si, Soy Gallega Autor

        Me encanta tener el mar cerca. Creo que a estas alturas ya no podría prescindir de él. En el pasado viví en Madrid, Ourense y Santiago de Compostela, sin mar. Pero ahora ya no me sería nada fácil o quizá imposible.
        La verdad, me encanta vivir donde vivo, debo confesar. 🙂

        Le gusta a 1 persona

      3. AlonaDeLark

        en el norte peruano y en la costa de Ecuador el Pacifico es càlido y hermoso, en Chile es màs frio aun que en Perù, creo. me gustan sus sonidos, olores y fuerza, pero para disfrutar la playa, prefiero las aguas cálidas 🙂

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s