Archivos diarios: 13 noviembre, 2019

Muxía y su arte urbano + 17 Nunca Máis

Anteriormente, en otro post os había relatado los sinsabores de la costa gallega, en especial de A Costa da Morte, inundada de petróleo cuando sucedió la enorme tragedia del hundimiento del petrolero Prestige, vertiendo toneladas al mar, hace hoy 17 años.

Toda aquella negrura y horror, devastación y desesperación, que podéis releer aquí: El hundimiento del petrolero Prestige ha ido quedando atrás.

Después de la tempestad viene la calma. Después del desánimo tocó levantarse y trabajar duro. La labor de la ingente marea de voluntarios que inundaron A Costa da Morte, (también referida en el post que enlazo arriba), esos voluntarios tienen mucho que ver con el post que hoy cuelgo por ser al aniversario de la entrada en el infierno. Y lo cuelgo para compartir la gloriosa resurrección de una zona heroica.

¡ Basta ya ! dice un pececito emergiendo en medio de petróleo, raspas de pescado y basura vertida en el mar.

22

Muxía, Costa da Morte

Se ha trabajado mucho en la zona, pero especialmente en Muxía, ya que de sus murales se trata, lo han sabido hacer muy bien. Gente encantadora y hospitalaria con una gastronomía excelente, donde es un placer pasar un fin de semana o unas vacaciones. Uno de mis lugares favoritos e imprescindibles en mis findes de todo el año. Con buen tiempo es una delicia, con temporal un espectáculo. No tiene desperdicio.  

Debido al naufragio del Prestige y a otros muchos naufragios y embarrancamientos, por eso se le denomina Costa de la Muerte, aquí se sabe mucho de la degradación de los mares y sus problemas y en relación a ese tema se pintaron los primeros murales, a lo largo de una zona multiusos del puerto. Se denominan Muros do Nordés. (2016)

11

Muxía, Costa da Morte

¿Qué es el Nordés? Es la denominación en gallego del viento del Nordeste. Se suele abreviar y en vez de decir “o vento do nordés” simplemente se dice: “Nordés”. Es un viento que influye mucho tanto en verano como en invierno en la climatología de toda Galicia.

Estos murales a modo de reflexión, resultan terriblemente estéticos, ya que además están situados en la antedicha zona del puerto, multiusos,  en una zona con bancos de obra, bancos de madera y de piedra, con unos desniveles muy bien pensados, zona recreativa y tremendamente visual. Ideales para el paseo, la tertulia al aire libre, el esparcimiento de niños y mayores, siempre al aire libre.

03

Muxía, Costa da Morte

Bancos para sentarse a tomar el sol, gradas y más bancos en el entorno de los murales y además, el mar.

06

Muxía, Costa da Morte

07

Muxía, Costa da Morte

Ironía sobre el mercurio.

14

Muxía, Costa da Morte

Un pulpo con escafandra se agarra a un faro en medio de la tempestad.

16

Muxía, Costa da Morte

20

Muxía, Costa da Morte

24

Muxía, Costa da Morte

25

Muxía, Costa da Morte

La segunda edición de muros que amplía y completa la primera, ha transformado la apariencia de la lonja.

Todos los temas plasmados en el mencionado edificio están relacionados con la mujer.  Se ha querido hacer un guiño a la figura femenina que siempre ha estado presente en las lonjas y en todo lo relacionado con el mundo del mar pero que tan poca visibilidad suele tener al exterior ya que se suele centralizar el foco en otros puntos.

Los artistas locales Gerardo Haz, Lois Búa, Teresa Búa, Clara Toba y Viki Rivadulla, además de Yoseba MP, artista invitado, fueron los encargados de plasmar la relación de la mujer con el entorno marinero.

A través de la regeneración del puerto se logra dar visibilidad a la mujer en la vida marinera.

El texto de este mural dice: Agardei no peirao. É tempo de sair navegar. (Esperé en el puerto, es tiempo de salir a navegar).

28

Muxía, Costa da Morte

Éste representa a una mujer dentro de la lonja organizando las típicas cajas de pescado que se arrastran con un hierro con gancho como el que se muestra en el mural. En el cabello de la mujer hay conchas en homenaje al pintor Antón Mouzo.

31

Muxía, Costa da Morte

“……ELAS, simplemente fan o que fixeron as avoas e as avoas das avoas das avoas coa mesma naturalidade que respiran” Versos del libro “Na Casa da Avoa” de Marta Dacosta.

Ellas simplemente hacen lo que hicieron las abuelas y las abuelas de las abuelas con la misma naturalidad que respiran.

32

Muxía, Costa da Morte

Imagen de una mujer a la captura de percebes, que lleva en la cabeza. Se puede ver el utensilio típico de arrancar percebe en una mano y en la otra la red donde se depositan los crustáceos una vez recogidos.  La acción se desarrolla en el momento de salir huyendo de la ola que viene.

34

Muxía, Costa da Morte

Inspirado en una fotografía antigua de Ramón Caamaño, sobre la que se ha puesto una red por encima. Mujeres portando cestos sobre la cabeza cerca de una barca.

36

Muxía, Costa da Morte

Los colores es lo fuerte de esta conga que celebra que Antes y Ahora, el Mar es de Todas.

37

Muxía, Costa da Morte

Entre puertas, muchos  bivalvos.

39

Muxía, Costa da Morte

41

Muxía, Costa da Morte

Una sirena, una guerrera, universo mítico.

26

Muxía, Costa da Morte

La mujer que aparece en el mural a continuación, saltando de roca en roca, no es imaginación del autor, es una mujer real, Claudina, de 79 años que, “fue al percebe desde los 15 hasta los 65 años”. Nada es imaginado en este mural, Muxía es tierra de rocas y de olas. Percebeira, rocas y olas es lo que se representa en ese realista mural.

La profesión de percebeiro/a es tremendamente arriesgada. No creo que haya habido ninguno de ellos que durante su vida profesional se haya salvado como mínimo del susto de pensar por algún momento que las olas se lo llevaban. Se desciende a coger los percebes cuando las olas se retiran y cuando vuelven hay que salir corriendo roca arriba ya que en un golpe de mar, quien arranca la vida de los percebeiros son las olas.

45

Muxía, Costa da Morte

47

Muxía, Costa da Morte

Han tenido que pasar muchas cosas y oleadas de gente, de agua, de juicios todavía inacabados y de mil cosas más, pero de aquellos chapapotes emergieron estas obras.

Hoy existe una nueva Muxía, que puede mirar al mar. Mira hacia el mar con una sonrisa que era impensable hace 17 años cuando todo se tiñó de negro.

Además está situada en la ruta final del Camino de Santiago, al volver o al ir a Fisterra.

Existe un ritual de final de la peregrinación a Santiago de Compostela: Cuando se finaliza el Camino, se termine donde se termine, (especialmente en Muxía o Fisterra), quemar las botas que se usaron durante el periplo, es lo propio. Como está prohibido quemar nada por el riesgo de incendios, este peregrino decidió dejar la botas al lado de la cruz que hay en uno de los miradores situados cerca del Santuario de la Barca, el mirador del Corpiño, sitio privilegiado para contemplar el municipio desde lo alto, a un lado, o  la puesta de sol al lado contrario.

Además está situada en la ruta final del Camino de Santiago, al volver o al ir a Fisterra.

50

Muxía, Costa da Morte

En recuerdo de la tragedia de hace 17 años se erigió junto al acantilado Pedra da Boia y cerca del santuario de A Barca, con vistas a Cabo Vilano que se ve al fondo, un monolito de 400 toneladas y 11 metros de altura esculpido en granito. Su estructura se encuentra partida por la mitad, formando una grieta que simboliza una herida sangrante. Se denomina “A Ferida”. Es totalmente impresionante.

49

Muxía, Costa da Morte

Este lugar es un escenario imperdible para contemplar puestas de sol. Es frecuente encontrarse allí con viajeros, lugareños y peregrinos esperando a que el sol se ponga. A los peregrinos es fácil reconocerlos: a nada que os fijéis los veréis sentados en las rocas, con los pies descalzos aireándolos o llevando chanclas para sanar los pies molidos de tanto caminar.

48

Muxía, Costa da Morte

Quiero imaginar que todos conocéis el grito de: Nunca Máis. Muxía es el punto 0 del grito, por eso sus murales también deberían ser un Sempre a Mellor a partir de la recuperación de las costas.

 

Lo que destacaría de los murales de Muxía (Coruña) es que todos ellos están al lado del mar y se refieren al mismo, ese Atlántico bravo y amoroso según los distintos momentos, con frutos riquísimos que los gallegos apreciamos tantísimo que sin ellos no sabríamos vivir. La confirmación de nuestra afición a los productos del mar es un dato oficial, somos la primera autonomía en consumo de marisco. ¡Que ricos los productos del mar!.

 

Entradas sobre Muxía:

1.-Vistas de Muxía municipio

2.- De Muxía a Cabo Touriñán

3.- Fiesta: Rutas del Mar en Muxía

 

 

 

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

Copyright © – Todos los derechos reservados.

FACEBOOK :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es