Navajas, intensa delicia en 10 minutos

¿Qué es la navaja (marisco)?.

Es una bonita concha alargada y rectangular con los márgenes dorsal y ventral curvos con los extremos abiertos. Son valvas estiradas y su forma recuerda a la navaja utensilio. La concha mezcla los colores blanco, marrón claro y rojizo.

Son animales unisexuales cuya fecundación se produce en las aguas del mar. Reproducción exógena.

Su apreciada carne proviene de que se alimenta de plancton, que incorpora a su organismo a través de branquias.

Las navajas excavan un túnel en la arena de hasta 50 cm. de profundidad y sube y baja por ese túnel para obtener los nutrientes provenientes del agua.

Aclaración importante: No es lo mismo navaja que longueirón y se distinguen porque el longueirón tiene la concha recta, mientras que la navaja tiene la concha curva. La observación es importante porque hay mucha diferencia de sabor. Como dije antes, la navaja está hasta 50 cm.de profundidad, el longueirón, además de ser de mayor tamaño, llega a los 30 metros de profundidad.

Marisqueo en la ría de Betanzos que baña Sada

Con estos pequeños apuntes sobre estos exquisitos bivalvos, pasamos a la preparación de las Navajas a la plancha.

INGREDIENTES

  • 1 Chorrito de aceite de oliva
  • Navajas frescas, según número de comensales
  • 1 o 2 ajos
  • Sal en escamas
  • Sal gruesa

La navaja que se compra fresca viene viva y cuando la metemos en el frigorífico se adormece hasta que la volvamos a meter en agua con sal que revivirá.

Racioncita de navajas

Esto es todo. Después explicaré por qué mi receta no lleva ni perejil ni limón.

PREPARACIÓN

Unas 3 horas antes de cocinarlas se deben meter en agua con sal, en un recipiente tipo tubo para eliminar todas las arenillas que tiene, ya que proviene de fondos arenosos. Las navajas revivirán y este sistema hará que las arenitas que pueden conservar se vayan depositando en el fondo del recipiente. Hago la operación 2 veces, a la hora y media vuelvo a comenzar la sencilla maniobra.

Para disolver en el agua, utilizaremos la sal gruesa, unas 2 cucharadas y probamos que tenga un sabor similar al del agua de mar. Eso es suficiente para que la navaja se limpie.

Limpiando las navajas

Cogemos los ajos y los loncheamos finitos.

Echamos un chorro de aceite de oliva en la sartén o plancha y calentamos. A continuación echamos los ajos y dejamos que se ablanden o que se tuesten levemente.

Ahora es el momento de poner las navajas, a fuego vivo. Esperamos a que la concha se abra y cuando todas las conchas están abiertas se ponen las navajas contra la plancha para que se hagan. Solamente un par de minutos es suficiente, no más que se pasan y su textura se estropea.

Abriendo las conchas de las navajas a la plancha

Echamos la sal en escamas y retiramos del fuego.

Volcamos las navajas en la fuente donde se vayan a servir y echamos por encima lo que queda en la plancha de aceite y agua.

Saliendo de la planta al plato

Ya tenéis un plato que además de exquisito, plato gourmet total si la navaja es de calidad, pero que además de proteínas y cero azúcar, contiene vitaminas: A, B1, B2, B3, B6, B9, B12, C, D, así como calcio, fosforo, hierro, magnesio, potasio y sodio.

¿Por qué no pongo limón ni perejil como proponen otras recetas? . Perejil, porque no lo tenían en la frutería cuando lo fui a comprar :), de todos modos, a mi modo de ver no añade más que un toque de color al plato. Limón, que es un clásico, NO se echa limón a los pescados o mariscos de calidad. Si el producto no es de gran calidad……………ya sabéis.

Por último, si nunca habéis probado a preparar navajas frescas, esta receta es de lo más sencilla y súper sabrosa. Tiempo habrá para recetas más elaboradas y para cocinillas con gorrito de chef. ¡Disfrutad y contadme cómo os ha ido con la receta!.

Otras recetas gustosas:

Zamburiñas, una delicia culinaria

Delicias del Atlántico: el Sargo

Gastronomía: Berberechos al estilo de Ortegal

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram:    https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

22 pensamientos en “Navajas, intensa delicia en 10 minutos

  1. Pingback: Navajas, intensa delicia en 10 minutos – cocina creativa

  2. chismilin

    ¡Me encantan las navajas y nunca las he hecho! Esta vez me animo. Qué de cosas he aprendido en tu artículo: que viven adormecidas en la nevera, que se desalan poniéndolas de pie, que no se hecha limón al marisco de calidad… Todo tiene lógica y son cosas que nunca había pensado. ¡Mas recetas, Luisa!

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. Lu Autor de la entrada

      Me encanta la idea de que te animes a preparar las navajas, son muy fáciles de elaborar y quedarás encantada del resultado.
      Se ponen de pie en agua salada para que se le quiten las arenas que puedan tener y no encontrarlas cuando las comes.
      Efectivamente hay cosas que se hacen por costumbre y no te paras a pensarlas pero eso pasa siempre. En cuanto te las apuntan caes en que era fácil la deducción pero nunca habías caído. Personalmente me pone de bastante mal humor la gente que le echa limón a todo, está muy interiorizado en la cabeza de la gente. Pero bueno, ahora ya lo sabes y puedes disfrutar de auténticos sabores sin aditamentos que desvirtúan el sabor a mar.
      Me encanta tu entusiasmo por el cocineo. Jaja. Ahora que tenemos tantas actividades limitadas, está bien meterse un poco en la cocina y disfrutar de sabores hechos con amor.
      Muy buen finde Irene.
      Gracias por tu entusiasmo.

      Me gusta

      Responder
    1. Lu Autor de la entrada

      Sencillísima receta que te hará subir a los cielos 🙂
      Prueba y me dices la experiencia.
      ¿Vino? Hay muchos y diferentes vinos también de la tierra. Un albariño sería lo manido, si lo acompañas de alguno que lleve en la composición albariño y treixadura puede ser muy bueno. Hay uno que me gusta mucho y es Ribeiro, el Catro Parroquias. Sino con un Ribeira Sacra también vas de lujo. ¡Será por vinos y todos D.O. Galicia!. 🙂

      Me gusta

      Responder
      1. Lu Autor de la entrada

        Solo tomé ese vino una vez el año pasado pero me encantó. Tengo que volver a probarlo. Guardo un imborrable recuerdo, yo que nunca recuerdo los nombres de ningún vino. Ggggg

        Me gusta

  3. vagandopormundopolis

    😋😋😋uy Luisa que hambre me ha dado leer tu post con lo que me gustan las navajas y a esta hora tan mala. Que delicia me encantan las navajas. Yo nunca echo limón a los mariscos, no se el empeño de la gente de echar limón. Lo que te pregunta Horacio es que claro en un bar ¿Cómo lo averiguas? Es que tienes mucha suerte de estar a la verita del mar y con productos de diez. Que envidia¡¡¡ Un bestote Luisa y buena tarde, una alegría que hayas regresado a la blogosfera que te echábamos de menos 😘😘😘

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. Lu Autor de la entrada

      Rico, rico ¿verdad? Las navajas son deliciosas.
      El rollo de echarle limón a los pescados y mariscos siempre ha sido para enmascarar la falta de frescura del producto y yo tampoco entiendo esa manía de ponerle limón a todo.
      En un bar, lo único que puedes hacer es ir a sitios conocidos, de confianza, donde se mueve mucho el producto. No es fácil.
      La verdad es que estoy disfrutando con mis visitas al mercado donde el producto es del día y eso no se paga con nada (pero que no se entere mi pescadero, por si acaso).
      Yo no sabría vivir sin productos del mar, así que siiiiiiii, que suerte vivir aquí.
      Gracias por tu cálida bienvenida de regreso. Así da gusto. Yo también os echaba de menos.
      Besazos.

      Le gusta a 2 personas

      Responder
  4. Horacio Gil

    Como me gustan las navajas… Oye hay algún truco para saber si son frescas. Una vez en nos pillamos una intoxicación en un bar y estoy segurao que fueron las navajas .
    Eso de vivir en Galicia son todo ventajas, el paraiso del marisco. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. Lu Autor de la entrada

      Las navajas son una auténtica delicia. Estas son fresquísimas porque fue las que cociné hoy y estaban vivitas. Aproveché para compartir y volver al mundo bloguero. 🙂
      Una vez cocinadas es complicado saber si son frescas o no. Pero creo que el mayor problema es 1.su conservación, 2.su procedencia. No se puede consumir marisco, bueno, ni ningún producto, que no se tenga la seguridad de su procedencia (legal o no) y que ha sido debidamente conservado.
      Estoy de acuerdo contigo, esto de vivir en Galicia es todo ventajas y no solo por el marisco y pescados mil de nuestra costa. 🙂
      Pero bueno, a los blogueros majos como tú los dejamos venir a visitarnos. 🙂 🙂
      Besos

      Me gusta

      Responder
      1. Lu Autor de la entrada

        Bueno, ya me has metido en la cocina del tirón. Jajaja. ¡Que barbaridad!. Pero tranki, eso está hecho.
        Estoy encantada de haber vuelto con esta calurosa acogida, no exenta de interés. Jajajaja.
        Besos

        Me gusta

      2. Horacio Gil

        Estado unas navajas gallegas de por medio, no me ando con remilgos. De todas formas cuando vengas a Madrid, te doy una vuelta de tapas y vinos por la ciudad. Liamos a Bea vagandopormundopolis y nos vamos a apoyar a la hostelería madrileña. Un beso.

        Me gusta

      3. Lu Autor de la entrada

        Haces bien, finalmente los remilgos no sirven para nada más que para amargar
        Estoy apuntada a las tapas y vinos, aunque eso aún va a tardar un poquito, pero está hecho.
        Apoyando, apoyando. 🙂
        Un Beso

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s