6 enero, Atenas y sus ceremonias

El 6 de enero en Atenas hay muchas y distintas ceremonias, os cuento algunas de ellas.

El 2020, enero, no había comenzado mal. Después de fin de año y día 1 en Rétino (Creta), ya estaba de vuelta en Atenas para la celebración de la Epifanía, o acontecimiento religioso.

En diciembre, los días que pasé en Atenas, el tiempo era espectacularmente bueno. Las terrazas llenas de gente, incluso por la noche con tiempazo, realmente eran una delicia. Ambiente navideño tranquilo pero muy agradable. Cuando volví a Atenas en enero después de haber pasado Navidad y fin de año en Creta, el tiempo seguía magnífico, pero ya para los días 4 y 5 de enero el tiempo cambió bruscamente y frío y nieve hicieron su aparición.

Atenas era una fiesta

La fiesta era completa los días anteriores al 6 de enero y también los bailes en las calles.

Fiesta en Atenas

Me había ido a buscar al aeropuerto mi taxista fijo, ahora os explico. Teóricamente los taxis en Atenas funcionan con taxímetro y hay un precio fijo para el desplazamiento del aeropuerto a la capital, pero frecuentemente los taxistas van a su bola y pretenden fijar o directamente cobrar unas cifras exorbitantes. Por ese motivo, cuando encuentro un taxista que usa taxímetro y cobra la tarifa estipulada, a la que siempre se añade una propina, pues ya lo pillo para todos los desplazamientos largos que tenga que hacer. Ciertamente los taxis en Grecia no son caros, pero si pagas lo que algunos pretenden, pueden ser los más caros del mundo. ¡Que cosa!.

Mi taxista fijo, a quien además le encanta hablar, me explica todo tipo de cosas que considera interesantes y asimismo me informa de que el día 6 de enero tengo que ir al Pireo, sí o sí. Pone el hombre mucho entusiasmo en el tema, tanto entusiasmo pone que me contagia y me digo que tengo que ir al puerto del Pireo a ver esa movida.

La ceremonia, religiosa y pagana, como suele suceder, se celebra en todos los lugares de Grecia, pero especialmente en Creta y en Atenas. Es el día de la bendición de barcos y aguas, para tener un venturoso año. Se reúne muchísima gente.

Como ya he comentado en algún post anterior, las iglesias suelen “apropiarse” de ritos ya establecidos anteriormente y adaptarlos y adoptarlos como propios. Esta ceremonia que ahora se celebra con acuñación ortodoxa ya la celebraban los romanos para abrir la temporada de navegación.

¿En qué consiste ahora?. Actualmente consiste en que un sacerdote arroja un valioso crucifijo al mar y los más osados y aventurados, se arrojan para rescatarlo. Se sumergen en las profundas y gélidas aguas de enero en  proceloso mar para conseguir ser la persona que emerja con el crucifijo y lo devuelva al sacerdote. Al que lo consigue se le augura un venturoso año. A continuación, se procede a la bendición de barcos y aguas.

En el pasado ha sucedido que debido al estado del mar no se pudo rescatar el crucifijo, razón por la cual ahora se arroja atado a una cuerda.

Imagen de Instagram

El día 6 de enero amaneció lloviendo y tan gélido que imaginé que ir al Pireo no iba a ser muy buena idea. Una multitud de paraguas y personas congeladas intentando seguir la ceremonia, se me antojó nada apetecible.

Pillé taxi al azar para ir al Museo de la Acrópolis y entablé conversación con el taxista, preguntando por la ceremonia que se celebraba en el puerto. Con un gracioso distanciamiento de la situación, me explicó que él no era una persona religiosa y que lo que pasaba ese día es que un puñado de fanáticos se tiraban al agua, que siempre había algún muerto (por la temperatura del mar) y mucha gente alrededor. La diferencia de puntos de vista entre un taxista creyente y otro que no lo era se hizo patente e interiormente me partía de risa por el tono y la forma de explicar el tema mi segundo transportador.

Me alegré de haber cambiado el plan y haber visitado la catedral de Atenas, un día importante en el culto ortodoxo.  

La catedral de la Anunciación de Santa María o catedral metropolitana, está situada en la plaza Mitropólis, en el barrio de Plaka, corazón de la capital griega.

Atenas

La catedral se comenzó a construir en 1842 y una de sus curiosidades es que los materiales para su construcción procedían de iglesias bizantinas derruidas anteriormente; hay quien dice que hasta 62 iglesias componían la procedencia de los materiales entre los que se encontraban preciosos mármoles.

Se consagra dedicándola a la Anunciación de Santa María en mayo de 1862.

Anunciación de Santa María, Atenas

Como casi todas las grandes construcciones tuvo diversas fases y diferentes proposiciones arquitectónicas, además de los consabidos problemas financieros tan típicos y recurrentes en toda obra que se precie. 

Los planos originales de la catedral tenían elementos góticos y renacentistas pero fueron cambiados posteriormente con la incorporación del arquitecto Dimitrios Zezos que seguía el estilo greco-bizantino y bajo la supervisión de los arquitectos François Boulanger y Panagis Kalkos.

Desde mediados del Siglo XIX a mediados del S. XX numerosos cambios y adiciones tanto en el interior como en el exterior, cambiaron sustancialmente la imagen inicial.

Arquitectónicamente la iglesia pertenece  al tipo de 3 alas y es una combinación de estilos neoclásico y greco-bizantino, debido a los cambios llevados a cabo durante su construcción.

Mide 40 metros de largo, 20 de ancho y 24 metros de altura. La entrada central se enfatiza con una arcada que está soportada por columnas y pilastras corintias. Las dos torres campanarios gemelas muestras influencias de la arquitectura de las iglesias occidentales.

El interior está decorado con trabajos de artistas muy conocidos del siglo XIX. Las pinturas de las paredes son trabajos de los pintores Spyridon Giallinas y Alexander Seitz, la decoración fue realizada por Konstantinos Fanellis de Smirna, mientras que las esculturas son trabajo de Giorgios Fytalis de la isla de Tino en las Cícladas.

Anunciación de Santa María, Atenas

3 arquitectos y 20 años más tarde, la catedral estaba terminada.

Este templo es un punto de referencia en la historia de la Grecia moderna y alberga todas las ceremonias religiosas oficiales.

Grecia es uno de los pocos países europeos en tener una religión oficial y los griegos tienen una fuerte vinculación entre la religión ortodoxa y la identidad griega.

Presenciar una ceremonia en dicha catedral es culturalmente interesante y especialmente el día 6 que se festejan las celebraciones de las aguas. Fue curioso ver la avidez con la que la gente que había estado en la ceremonia de epifanía dentro de la catedral, al salir  se disponían a llenar botellas de agua bendita para llevar, procedente de los contenedores con grifo situados al efecto en la entrada de la catedral. Gente lavándose la cara, las manos, la calva, todo lo que les era posible lavar con esa agua, bebiéndola, mientras los que iban saliendo terminaban de comer los trozos de pan repartidos en el interior del templo, uniéndose a la ceremonia del agua en el porche catedralicio.

Mientras me resguardaba de la lluvia, el fuerte viento y frío reinante aquel día, pensé ¿cómo les irá a los de la bendición de agua del Pireo? y seguía contemplando como alguna otra gente que no había asistido a la ceremonia en el interior, también se acercaba para proveerse de  botellas de agua bendita.

Durante el terremoto que tuvo lugar en 1999, la catedral sufrió muchos daños y ha sido sometida a intensas renovaciones.  

Para los españoles tiene además como anécdota que fue el lugar de la boda de los reyes eméritos Don Juan Carlos de España con Doña Sofia de Grecia.

Por último, la primera vez que visité la catedral de la Anunciación de Santa María, sin haber leído nada sobre ella, me fascinaron sus pinturas y frescos. Después de leer toda la información sobre sus autores comprendí que mi sensación de “me encanta” no era desacertada, razón por la que aquel 6 de enero 2020, desapacible a más no poder, había vuelto a visitarla. Hoy, 1 año después y con muchas sensaciones nuevas en nuestras vidas, he querido recordar aquel día para compartirlo con vosotros y volar con la imaginación a un lugar en el que hoy, nuevamente los arrojados griegos se zambullirán en las aguas para tener un año de suerte.

Texto, Fotos y Videos: Luisa Vázquez

Copyright © – Todos los derechos reservados.

FACEBOOK :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

19 pensamientos en “6 enero, Atenas y sus ceremonias

  1. vagandopormundopolis

    Ay Luisa que bien que hayas vuelto para llevarnos de viaje, porque me veía ahí contigo viendo como esos incautos se lanzaban al agua a por el crucifijo jejeje. La iglesia es preciosa, a mi también me encantó, hiciste muy bien en ir aunque hiciera frío y como dice Horacio tendrías que haber fletado un buque con ese agua bendita porque bien de falta que nos hace. Un besote y espero que por allí no estéis cubiertos de nieve😘😘😘

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. Lu Autor de la entrada

      Ya me costó volver, ya. 🤔
      Horacio y yo ya vamos por capítulos de otro calado 🤣🤣
      Si nos ponemos a buscar soluciones por nuestra cuenta y encima sale bien, mmmmmmmm 🙊
      Nieve no pero un frío que pela, siiiii, pero ¿comparado con qué? 😉😉🙂

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  2. Horacio Gil

    Yo como friolero creo que no sería capaz de zambullirse en el mar en enero. Yo aunque no consiguieran la cruz bendecidira a todos los participantes por su bravura. Me ha hecho gracia que ahora la lancen atada, tradicionales pero no para estar comprando cruces milenarias todos los años. Luisa, te tenias que haber traído un par de litros de agua bendita para este año tan malo que hemos pasado.. Este año que nos manden un decilitro de agua bendita por DHL. Un beso y mis mejores deseos para el 2021.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. Lu Autor de la entrada

      Ni en la ducha de agua fría me metería yo. 🤣🤣
      Bueno, ya ves que la zambullida tiene diferentes puntos de vista. Me reí mucho. 🤣
      Creo que la cosa ya no va de agua bendita, nos va a hacer falta un exhorcismo o………..un conjuro que me queda más a mano. 🤣🤣🤣
      También te deseo un excelente año. 😊😊😘

      Le gusta a 1 persona

      Responder
      1. Lu Autor de la entrada

        Jajaja, no te voy a decir que no, jeje. Vivo en el lugar de la magia, aunque dudo mucho que puedan hacer algo en bloque. 🙂

        Me gusta

  3. chismilin

    ¡Gracias por este regalazo de Reyes! Me he visto transportada al año pasado cuando viajábamos de tu mano por estas fechas y he olvidado todo este año de encierro. Qué bien me lo he pasado con esta aventura griega y agradezco el cambio de planes. ¡Mejor al resguardo de la lluvia en tan preciosísima catedral! Ojalá tengas más viajes en la recámara para aguantar hasta que podamos volver a viajar 🙂

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. Lu Autor de la entrada

      Que te haya gustado el post y este comentario sí que es un regalazo.
      Buen cambio de planes si, menudo horror de tiempo se había quedado.
      Viajes mil en la recámara y desánimo para escribir 😏 esa es la realidad. En fin, vendrán tiempos mejores, seguro.
      Besazos 😘😘😘

      Le gusta a 1 persona

      Responder
      1. chismilin

        Te entiendo muy bien, el desánimo es compartido, querida. Cualquier día de estos nos sale un arco iris y retomamos la actividad. A mí ver que tú lo haces me anima, ¡que sepas que tienes esa responsabilidad!

        Le gusta a 1 persona

      2. Lu Autor de la entrada

        Jajaja, me encanta que pongas sobre mis hombros más responsabilidades 😰😰, más bien te voy a ceder el honor y yo te sigo. 🤣🤣. Ya sabes que en equipo se va mejor. 😊😊
        ¡Ánimo!!!

        Le gusta a 2 personas

    1. Lu Autor de la entrada

      Gracias a ti por comentar. Encantada de que te haya gustado este recuerdo próximo que parece bien lejano. 😏
      Besazo y buen año 2021, a ver si se porta bien 🤗😘😘

      Le gusta a 1 persona

      Responder
    1. Lu Autor de la entrada

      Hola !!! Me alegra que te haya parecido interesante. Francamente la atmósfera navideña y las ceremonias hasta el 6 de enero me parecieron entrañables y apetecibles de vivir.
      Ansiando un poco de normalidad igual que tú. Crucemos dedos y demos paso a la esperanza.
      Feliz año. 😊😘

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s