Archivo de la categoría: Sin categoría

No todo es para tirar, tiradores

Largo tiempo sin aparecer por aquí, pero el tiempo no estira y yo soy la que necesita un estiramiento, pero que me lo haga un profesional y me deje bien estirada y como nueva que estoy hecha puré. ¡ Fijaos que en este momento firmaría porque alguien QUE SUPIESE LO QUE HACE ( ¡Ojo! ) se colocase de pie encima de mi espalda y me la masajeara con los pies de manera contundente, estilo masaje Tai. Así estoy de hecha puré. Bueno, esto no va de estiramientos sino de algo muy diferente, pero era una manera de compartir por qué he aparecido poco por éste mi lugar de chacharear con vosotros que me leéis.

Dice un amigo que yo soy aficionada a meterme en charcos. Jaja, me río porque él se ha metido en uno mucho mayor que el mío. Siempre lo de uno se mira con otros ojos. Pero si, tiene razón, estoy metida en un charco y no es pequeño.

Hace un año comencé una aventura que creí podría rematar en un año; ha pasado más del año y no hay manera de terminarla. “La supuesta aventura” es rehabilitar una casa. Ahora ya no es una aventura, sino que es un dragón que escupe fuego en forma de problemas mil sin tregua.

No voy a describiros todo lo acontecido, una pesadilla, y ¡quién sabe lo que vendrá!, pero yo en todos mis tiempos libres me he dedicado a ir poniendo mi personal granito de arena en forma de trabajos que puedo hacer porque se me dan bastante bien y además no me cuestan una fortuna.

Se me ocurre que quizá a alguno de vosotros pueda interesarle o le salte la chispa de ponerse de bricolaje a raíz de esta historia.

Voy a compartir con vosotros la re-utilización, previa restauración de los tiradores de armarios, que continuará con la restauración de las manillas de las puertas.
Esos tiradores y manillas que con el tiempo y la humedad (más en una casa deshabitada durante años) se ponen penosos.

Cuando lo comenté (a amigos) me lo desaconsejaron diciendo que: bah, total ahora hay unos baratísimos y no te compensa todo ese trabajo. Yo, soy un poco terca y erre que erre que los recupero y hay dos razones para ello: una, porque los tiradores me gustan: son muy lineales, sin estridencias como me gustan a mí; dos: porque son de muy buena calidad, cosa que ya no es frecuente en un mercado que todo está hecho para que dure lo menos posible, lo que se llama la obsolescencia programada.

Me puse al tajo. Leí tutoriales mil, se me puso la cabeza como un bombo y terminé yendo a una droguería especializada, de esas de toda la vida y les expliqué lo que pretendía. Me dieron dos opciones para que probara, comparto la que estoy utilizando, no voy a marear la perdiz más de lo necesario.

Lo siguiente era que el trabajo no resultase largo, cansino y agotador, así que sopesé cómo llevarlo a cabo.

Así estaban los tiradores antes de comenzar la tarea.

4.Tiradores oxidados.

Tiradores de los altillos y armarios en estado lamentable

5.Tirador grande.

Tiradores de armario oxidados, penosos

Después de descartar uno de los productos, me puse con el producto que estoy utilizando y os relato una manera breve y eficiente.

Productos:

  • Decapante dexosidante
  • Lana de acero 3 Ceros
  • Barniz antioxidante para metales

 

Estos son los productos que estoy usando, que ni sé si son los mejores, quizá vosotros encontréis otros de otra marca y el resultado puede ser el mismo.

Realización:

  • Vacio el contenido del decapante en un tarro de cristal.

Introduzco los 6 tiradores del armario juntos y los dejo allí durante todo el tiempo que me dedico a lacar las puertas de los armarios (tarea que ya estoy terminando).

6.Inmersion en decapante.

Pasadas unas 4 horas, que pueden ser menos, y siempre utilizando guantes de latex porque el decapante contiene productos agresivos, voy sacando los tiradores de uno en uno y frotando con la lana de acero. La lana tiene la función de desincrustar el barniz que previamente tenía el tirador. Con la larga inmersión en el decapante el verdín ha desaparecido. Solo hay que fijarse en que no quede ni rastro del barniz anterior y se procede al lavado de la pieza. Mejor si es con agua caliente, ya que los tiradores quedarán más brillantes.

Se secan con una gamuza suave o con papel de cocina (que es lo que yo hago) y quedan maravillosos.

  • La lana de acero de 3 Ceros o 4 Ceros es para no rallar el latón o bronce
7.Tiradores limpios y sucios.

Tiradores limpios a la izquierda y antes de limpiar a la derecha

8.Tiradores antes de barnizar.

Los tiradores después del decapado y lavado, con mis dedos reflejados en el del medio

  • Barniz: Para abreviar este paso también, vacié el contenido del frasco de barniz en otro recipiente.
9.Recipiente para barniz.

Recipiente plástico, con tapa, en donde vertí todo el contenido del frasco de barniz

Una vez limpios y secos los tiradores, los atornillo con los tirafondos oxidados de cuando los quité del armario, ya que cuando los coloque de nuevo en el armario los tirafondos serán nuevos.

El último paso es que en lugar de barnizar con una brocha, barnizo por inmersión, fácil y rápidamente. Se inclina el tirador para que resbale el exceso de barniz y se ponen a secar.

10.Barnizado por inmersion.

Atornillo los tiradores con los tirafondos originales que desecharé cuando los coloque

Previamente, había preparado un tablón haciendo agujeros con las medidas de los tiradores para poder poner a secar varios tiradores a la vez. Se hace con un taladro de una manera rápida. Además al poder agarrarlos por los tornillos quedan perfectos.

Y este es el resultado de la operación.

11.Secando el barniz.

En un tablón se realizan unos agujeros del tamaño apropiado y se dejan secando

Ya estoy colocando los tiradores en su sitio y quedan geniales, como salidos de fábrica, además de no tener problema con las medidas de los agujeros de las puertas de los armarios.

12.Tirador en puerta.

El primer tirador colocado en el altillo del armario

Os aconsejaría que si os decidís a hacer este tipo de restauración la dividáis en varios días, ya que es más llevadera, especialmente las manillas de las puertas.

También comentaros que si no os gusta el color dorado, ahora se llevan más los metalizados inox (modas), se pueden barnizar en metalizado o incluso en color. Ahí cada uno con su gusto.

Finalmente, ¿Por qué decidí hacer este post ?. Porque todos los posts que encontré cuando yo quería iniciar este proceso me parecieron complicados y farragosos. Espero que este sistema os resulte sencillo, práctico y rápido. El resultado os aseguro que os llenará de satisfacción y finalmente sale más a cuenta que unos nuevos.

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram:   https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

El 3er.accidente más caro de la historia: hundimiento del petrolero Prestige

Mañana día 13 se cumplen 15 años del tremendo desastre del hundimiento del petrolero Prestige frente a las costas de Galicia, exactamente en A Costa da Morte. El accidente afectó a 2000 kilómetros de la costa gallega, española, francesa y portuguesa, aunque la mayor incidencia del derramamiento del fuelóleo lo tuvo A Costa da Morte, en Galicia, zona cero de la desgracia.

El petrolero monocasco, en deplorables condiciones, que se podían denominar como no aptas para la navegación, cargado con 77.000 toneladas de fuel, se accidentó durante una tormenta frente a nuestra costa el 13 de noviembre de 2002.

Tras varios días de una deplorable gestión en la que nadie quería asumir la responsabilidad de las decisiones, incluso públicamente se minimizó lo que serían las consecuencias del vertido, el petrolero después de haber sido alejado del punto inicial del accidente, terminó hundiéndose a 250 kms. de nuestra costa.

El vertido de la carga causó una de las catástrofes medioambientales más grandes de la historia de la navegación, tanto por la cantidad de contaminantes liberados como por la extensión del área afectada, una zona comprendida desde el norte de Portugal hasta las Landas de Francia. En Galicia el episodio tuvo la más grave repercusión.

Una parte de la historia de esta épica tragedia la relaté en este post que adjunto, para no repetirme: Muxía, ayer cercano y hoy. (I) Costa da Morte en el que describo, con lágrimas en los ojos,  lo que pasó aquel aciago día de noviembre y la marea humana de solidaridad que se desató, con gentes venidas de todos los países del mundo para ayudar en la ingente tarea de limpiar nuestras costas. Un gesta sin precedentes que los gallegos no olvidamos.

El derrame del petrolero Prestige es considerado como el tercer accidente más costoso de la historia. La limpieza del vertido y el sellado del buque tuvieron un coste de 12.000 millones de dólares, según algunas fuentes, el doble que la explosión del Challenger pero por detrás de la desintegración del Columbia y el accidente nuclear de Chernobyl.

Un desastre bestial cuya zona cero fué Camariñas y Muxía (Costa da Morte). 15 años después y hasta el momento no ha habido indenmización ninguna al estado español por haber originado esta hecatombe. El asunto sigue en los tribunales con el aspecto de encallar igual que encalló el maldito petrolero.

He recopilado unas cuantas fotos impactantes sobre la devastación que no necesitan ningún tipo de explicación: chapapote por toneladas y gente increíble, por lo durísimo de de la tarea acometida,  limpiando las toneladas vertidas por el buque, en una lucha desigual.

Prestige.Petrolero.

Petrolero Prestige, partido y hundido frente a las costas gallegas el 13 Noviembre 2002

Prestige Fueloleo en playa.

Patrolero Prestige: Gruesas capas de fuelóleo llegan a las playas y costas gallegas, zona cero del desastre

Millones de peces, mariscos y fauna en general murieron como consecuencia del terrible vertido.

Prestige.chapapote y pala

Prestige: ¿Cuántas paladas hacen falta para recoger toneladas de chapapote? Titánica labor

Prestige chapapote en baldes

Prestige : ¿Cuanto trabajo es necesario para llenar los baldes en alta mar y llevarlos a tierra?

Prestige chapapote y hombres.

Prestige. Trabajo de recogida del fuel en alta mar. Trabajo de héroes

Prestige.Chapapote y mujer.

Petrolero Prestige: Mujer trabajando en la recogida de chapapote. Para llorar

Prestige la marea blanca.

Voluntarios de muchos paises ayudaron en la terrible tarea

Prestige.Petrolero maldito.

Recogiendo chapapote, cada marea traía aún más. Una labor desesperante

Prestige.Chapapote en playa.

Petrolero Prestige. Voluntarios recogiendo fuelóleo en la playa, mientras la marea trae más.

Después de este terrible accidente, mal gestionado, donde como es habitual, unos se pasaron la pelota a los otros sobre la responsabilidad de las decisiones o no decisiones tomadas o dejadas en tomar en el momento preciso, se produjeron manifestaciones y fué cuando se acuñó el lema: NUNCA MÁIS, (NUNCA MÁS),  que desgraciadamente, a partir de esa fecha se ha repetido demasiadas veces para otros desastres como los incendios.

El problema continúa, no está totalmente resuelto a pesar de los millones de horas empleadas por voluntarios principalmente, gente de nuestra costa y el ejército.

A Costa da Morte, así como la costa gallega en general,  tiene mucho tráfico marítimo que se dirige hacia o desde el norte de Europa. Es una zona de muchos naufrágios, de ahí su nombre (Costa de la Muerte), aunque ninguno tan devastador y ruinoso como el del petrolero Prestige, razón por la cual el mencionado buque ha pasado a los tristes anales de la historia de los accidentes mundiales.

Prestige.hundimiento con rotulo.

El petrolero Prestige siendo devorado por el Atlántico en medio de un mar de fuelóleo

Para finalizar este triste recuerdo de una fecha inolvidable, resaltar que a día de hoy A Costa da Morte es un zona especialmente recomendable para visitar; siempre lo ha sido, pero ahora, recuperada en su mayor parte del caos y ruina que produjo el maldito barco, se puede disfrutar de unas playas espectaculares y limpísimas y unos productos del mar deliciosos, que además tienen historia: la de un inmenso trabajo para que todo sea mejor que antes. Personalmente tengo gran afición a visitarla y allí me siento como en casa.

 

 

Texto: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram:    https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

 

 

 

 

Huele a tierra quemada que llora

Nos habían avisado y más que avisado sobre el huracán Ophelia, estábamos preparados. Preparados para el viento, las grandes olas, los cortes de circulación en el paseo marítimo, o sea un poco lo de siempre desde que se sacaron de la manga la ciclogénesis explosiva, que es un temporal de los de cuando yo era pequeña., pero con un nombre que da más miedo.

Pero, sin embargo, a nadie se le ocurrió que en la sombra de la noche, aprovechando los fuertes vientos que ya comenzaban,  unos desalmados incendiaran y asolaran nuestros montes, nuestros paisajes, nuestros ríos, la flora, la fauna y lo que es peor la vida humana.

Gente de la peor calaña y condición, aprovechando la sequía y el fuerte viento,  en el momento más dañino han devastado vidas, además de nuestra tierra, nuestra riqueza.

125 fuegos al mismo tiempo, eso no es casualidad, es una casualidad imposible.  Sin efectivos de brigadistas, porque ya no es verano, sin medios, los ciudadanos, de nuevo el ciudadano de a pie, ha salido a la calle y ha enfrentado el pavoroso enemigo que se llama fuego. Un enemigo bestial con el que no se puede jugar, porque tanto ataca de lado como de frente, por izquierda o derecha y vira cuando vira el viento.

Sí, hay personas muertas, una muerte espantosa, que prefiero no imaginar. Hay hogares destruidos, esos hogares que con tanto esfuerzo levanta la gente del campo, los menos favorecidos en la injusta distribución de riquezas.  Además, animales muertos y muerta la tierra por mucho tiempo.

Estamos rodeados por la devastación de unos bárbaros asesinos y sus siniestras intenciones que no comprendo.  Quizá todo esto esté fuera de lo que mi cabeza alcanza a entender.  Quizá sea demasiado retorcido para mí. No entiendo el beneficio en todo esto, mucho menos, en caso de haber beneficio, el coste que conlleva.

De nuevo, mi gente, exhausta ha defendido sus casas, sus campos, en una batalla enormemente desigual, la voracidad del fuego, la pequeñez de la persona contra las llamas gigantes.  Esa misma gente, mis gallegos, después de defender sus casas, de manera rudimentaria ya que no se estaban preparados para eso,( nunca se está), se han ido a ayudar a hermanos, vecinos, en otros pueblos. Sin dormir, sin fuerzas, allí estaban hasta la extenuación.

Faltaron muchas cosas, brigadistas que ya no estaban en activo, organización, efectividad, previsión. Faltó sobre todo una elaborada gestión de los montes durante años. Pero no sólo faltó, sigue faltando.

La gente salió a la calle, aún cuando no estaban en peligro y ayudó, se formaron filas para portear un poco de agua que no llegaba a nada pero no les salía del cuerpo quedarse en casa ante tal desolación, al menos eran una piña. “Malpocados”.

En agosto del 2006, yo estaba en Bayona (Pontevedra). También hubo una ola de incendios pavorosa. Desde la casa donde estaba veía cómo descendían los hidroaviones, que vinieron de refuerzo desde  Italia, Francia…… a ayudar en una quema sin precedentes hasta los presentes incendios.

Los hidroaviones, pasaban a no más de 4 metros de nuestro tejado, cogían agua en la playa y volvían a subir con la carga y así sucesivamente. Nunca antes había visto semejante espectáculo tétrico así de cerca. Fue aterrador y las imágenes se me quedaron en la retina. No se podían tener las ventanas abiertas, la ceniza cubría las colchas de las camas y todo el suelo, era complicado respirar.

Cuando regresamos de Bayona, a izquierda y derecha todo era devastación, olor a tierra quemada y una tristeza profunda porque ese paisaje, yo,  siempre lo había visto verde. Mi prima que había ido a visitarme recorrió la autopista, ya sin incendios pero calcinada, llorando, me dijo, todo el recorrido. No conocía esa Galicia.

Pensé que nunca podrían repetirse aquellas escenas que me parecían extremas. Pues sí,  se ha vuelto a repetir pero triplicada o más.

Esta vez todo ha sido peor, pérdida de vidas humanas, pérdidas de hogares que difícilmente se podrán recuperar de este revés, pérdida de nuestro patrimonio y mucha desesperanza.

Desconozco los oscuros intereses de todo esto, demasiado retorcidos para mis entendederas, creí que con el fuego todos perdemos, pero parece ser que no es así. No sé dónde está el beneficio de esta locura. Lo que sí sé es que quizá sea hora de que se dé un paso adelante y nos concienciemos que hay que denunciar, que los que incendian, son nuestros enemigos y que nos empobrecen.

Contra un enemigo, a quien no le importas nada, ejerce tu legítima acción de denuncia. Porque esto, que nos ha tenido colapsados y con el alma en un puño estos días y ahora con impotencia y ganas de llorar inmensas, ESTO, HAY QUE PARARLO. Alguna gente sabe, pero no dice, este es tu momento.

Tenía preparadas las imágenes de éste pescador para el post de esta semana y no voy a cambiarlas. Cuando las tomé, me parecía una temeridad ese pescador en medio de las grandes olas de mareas vivas, y pensaba escribir sobre la temeridad. Estar en medio de las rocas, cuando olas gigante como las de las imágenes, puede zapatearte contra el acantilado y arrastrarte sin posibilidad de sobrevivir por el impacto y la furia del mar, aunque los peces piquen, como se ve en las fotos, no me parece muy cuerdo.

18_Olas y Pescador

Entre rocas y grandes olas, pescador arriesgado

20_Olas y Pescador

21_Olas y Pescador

Pececito en el sedal, se ve a la izquierda de la imagen

23_Olas y Pescador

Pececito a la izquierda de la imagen

26_Olas y Pescador

Valiente o carente de sentido común para mantenerse delante de esas olas

27_Olas y Pescador

28_Olas y Pescador

30_Olas y Pescador

32_Olas y Pescador

34_Olas y Pescador

36_Olas y Pescador

A pesar de que en algún momento pensé que el mar se lo había llevado, seguía ahí.

37_Olas y Pescador

Hoy, después de todo lo que ha pasado y del inmenso dolor que produce ver toda la destrucción y aún con focos de fuego activos, más de 50, que ya es decir, ¡una barbaridad!, hoy, repito, un pescador que arriesga su vida por dar rienda suelta a su pasión no es tan descabellado. Al menos, si alguien pierde sólo será el. Con la acción de todas esas alimañas que incendian, perdemos todos, algunos incluso sus vidas.

De lejos, prefiero subir estas imágenes de pescador arriesgado a las de unos salvajes desalmados, tarados sin escrúpulos que deciden que hay personas que no importan, que hay vidas que no importan.

Con toda la fuerza de la rabia contenida, en nombre de tanta gente destrozada anímica y económicamente,  deseo lo que no le desearía a nadie, que los incendiarios, se incendien en su propia trampa mortal.

Muchos pocos hacen un mucho, así que Finalmente, una súplica: DENUNCIA, EXIGE, PROTESTA, REIVINDICA.   QUEMAN GALICIA, NO LO PERMITAS, NO LO PERMITAMOS MÁS.

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

 

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

 

 

No estaba muerta, estaba de parranda ???

Sí, es cierto, desde hace un tiempo estoy desaparecida inmersa en una catarsis de la que no vislumbro el final.

Sin embargo, no me he ido definitivamente, al menos eso pienso en este momento, por lo que abro esta ventanita para desearos LO MEJOR DE LO MEJOR para el recién comenzado año.

Desearía para todos vosotros, igual que lo deseo para mí misma, un año lleno de Salud, Felicidad, Amor y Dinero. También, aunque va dentro del capítulo Felicidad, prefiero explicitarlo: mucha, mucha, mucha alegría acompañada de sonrisas, risas y carcajadas. Que cada día del año traiga consigo algo por lo que reír.

Gracias por vuestros comentarios y me gusta del año 2015 y allá vamos a por el 2016.

IMG_6005.Bienvenido

 

Texto y Foto: Luisa Vázquez

 

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038