Archivo de la etiqueta: Islas Canarias

UN VIEJO AMOR

Un viejo amor ni se olvida ni se deja, un viejo amor de nuestra alma si se aleja, pero nunca dice adiós, dice la canción.

Estos son los sentimientos que me provocaba volver a Lanzarote después de muchos, muchos años desde mi primera visita. Me había fascinado aquella vez, el paisaje volcánico, tan diferente a lo que vivo cada día en mi Galicia tan verde.

Pasado el tiempo tenía curiosidad sobre si seguiría sintiendo lo mismo y no sabía si la impresión sería igual, mejor, peor…………..

Después de un verano de trabajo agotador y de bastantes problemas que finalmente se fueron solventaron después de mucho estrés, decidí que debería descansar una semana. Por otra parte, hacía más de un año que tenía un come, come con Lanzarote.

No sabía cual sería la impresión ni si los recuerdos del pasado me nublarían las percepciones del presente, que afortunadamente no interfirieron en mis sensaciones de presente.

Efectivamente hay una transformación importante en positivo.  En la transformación y enriquecimiento de lo que ya había tiene mucho que ver el lanzaroteño César Manrique quien habiendo cursado dos años de arquitectura técnica, la abandona para ingresar en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando (Madrid), donde se graduó como profesor de arte y pintura.

Después de una temporada en Nueva York, se instala definitivamente en su tierra natal, donde acomete obras de gran relevancia por su originalidad, practicidad y belleza mimetizada con el entorno.

Esta isla es el escenario de la más espectacular formación de volcanes históricos en las islas Canarias. Las erupciones de Timanfaya, que fueron entre 1730 y 1736, son las responsables del aspecto de gran parte de la isla conejera (como también se denomina a Lanzarote). Posteriormente entrarían en erupción tres nuevos volcanes, el de Tao, el Nuevo del Fuero y el volcán Tinguatón.

El paisaje es lunar y ejerce un fuerte atractivo visual para quien lo contempla. Los jardines son de cactáceas y palmerales sobre una capa de basalto molido que hace un evidente contraste con el verde de la escasa vegetación.

Para mi, a mis 20 y pocos años, un jardín era un espacio con hierba y plantas, pero no es así en Lanzarote donde el escaso verde emerge de una muy bien cuidada superficie negra, que como ya indiqué más arriba, que te hipnotiza si o si.

Pensaba descansar en Lanzarote, como ya dije, pero después del primer día, que me lo tomé con cierta tranquilidad, mi cabeza en ebullición no paró de planificar visitas aquí y alla para aquella semana. Mil sitios para visitar y no demasiado tiempo. Por otro lado, la amiga que venía conmigo no había estado antes, por lo que me sentía en la obligación de que lo viese todo. ¿Todo y con un mínimo de calma y disfrute de lo que ves? Pues imposible, así que hice lo que pude.

Me encantó volver a los Jameos del Agua, espacio espectacular y multidisciplinar. Es el primer Centro de Arte, Cultura y Turismo creado por Manrique, armonía entre la naturaleza y creación artística. Se transformó lo que era el desplome del techo de un tubo volcánico por el que corrió la lava, en un espacio único en el mundo y además multidisciplinar. Además de cafeterías, restaurante, pistas de baile para eventos nocturnos, tiene una sala de conciertos impresionante por su arquitectura y acústica.

200.-Jameos del Agua

Logo que hace referencia a los cangrejos albinos que habitan el lago de los Jameos

202.-Jameos del Agua

Jameos del Agua, un gran tubo volcánico donde se aloja un espacio multidisciplinar

206.-Jameos del Agua

Laguna de los Jameos del Agua, cuya parte posterior se refleja en el agua

226.-Jameos del Agua

Jameos del Agua, diferentes niveles para diferentes ambientes

Siguiente punto: El Mirador de Río, un punto de observación privilegiado en el acantilado con una vista espectacular sobre la isla Graciosa, a la que se puede pasar en barco desde el puerto de Órzola. La Graciosa no tiene carreteras, pero sí pistas, y unas fantásticas playas de arena dorada.

137.-Mirador del río.

Lámpara en el Mirador del Río, diseñada por César Manrique

117.-Mirador del río

Vistas de la isla La Graciosa desde el Mirador del Río

105.-Mirador del río

Vistas de otra parte de La Graciosa, donde no existen carreteras e impera la tranquilidad

138.-Mirador del río

Mirador del Río, detalles decorativos sencillos y de gran gusto

Precioso, El Jardín de Cactus, que se construyó en una antigua cantera, con una disposición oval en la que se aprovechan los desniveles para una mejor exposición de las cactáceas en terrazas, que lo hace atractivo, interactivo y muy interesante. ¡ Y lo digo yo, que nunca tuve interés en los cactus.! Ese es el resultado de los trabajos bien imaginados, pensados, con el alma y el buen gusto puesto en ellos.

79.-Jardin Cactus

Jardín de Cactus. Cactus en flor

62.-Jardin Cactus

Jardín de Cactus, dispuesto en terrazas

46.-Jardin Cactus

Jardín de Cactus donde se pueden apreciar algunos de tamaño muy grande

41.-Jardin Cactus

Higo picón, que le llaman en Canarias. En la Península higo chumbo. Jardín de Cactus

24.-Jardin Cactus

Jardín de Cactus. Detalle de una chumbera

21.-Jardin Cactus

Jardín de Cactus con enormes ejemplares

08.-Jardin Cactus

Lámpara diseñada por César Manrique en la cafetería del Jardín

05.-Jardin Cactus.

Antiguo molino y vista del entoldado de la cafetería-restaurante del Jardín de Cactus

Muy cerca de los puntos anteriores, La Cueva de los Verdes, un proyecto del artista majorero (de Fuerteventura) Jesús Soto, quien se convertiría en estrecho colaborador de Manrique. Se trata de la formación de una cueva a raíz de la actividad eruptiva del Volcán de la Corona, que se puede recorrer y que esconde varias sorpresas en las entrañas de Lanzarote. También contiene una sala de concierto por su  buena acústica.

251.-Cueva de los Verdes

Cueva de los Verdes, a veces hay que caminar agachados para visitarla

260.-Cueva de los Verdes

Cueva de los Verdes y su lago

Comer en una terraza en Arrieta, me trajo buenos recuerdos, mientras contemplaba el malecón donde solíamos bañarnos, hoy ampliado y mejorado.

278.-Arrieta

Vistas de las montañas con sus blancas casitas desde Arrieta

En el centro de la isla, Lagomar, una excéntrica casa excavada en las paredes de un acantilado, con recovecos mil, como si se tratara de un laberinto, es asombrosa, al mismo tiempo que invivible con tanto sube y baja de escaleras para ir a las habitaciones, salón, etc.

Este lugar tiene su historia: la compró Omar Sharif, actor egipcio de ascendencia siria, que algunos recordaréis ya que protagonizó películas excepcionales. Estuvo nominado a un Premio Oscar y ganó 3 Globos de Oro.

Además de gran actor, era un gran aficionado al bridge (juego de cartas), tanto es así que anteponía los campeonatos de bridge a los rodajes, escogiendo las fechas para sus rodajes cuando no había campeonatos. La anécdota de la casa Lagomar es que el actor la perdió en una noche de bridge, la noche del mismo día que la había comprado. Lo que él no sabía cuándo se la jugó es que su oponente era el campeón mundial de bridge.

313.-Lagomar.Edit.900 SISOY.

Lagomar, una casa espectacular llena de intrincados recovecos

301.-Lagomar

Lagomar y sus diferentes niveles, una casa excepcional

294.-Lagomar

Lagomar, un sinfin de perspectivas

Subir al Timanfaya es obligatorio, algo ineludible, es ir al centro de lo que originó todo lo que ahora es el asombroso paisaje conejero. Además de visitar los cráteres y las caprichosas formas que la lava fue dejando sobre el terreno, verás cómo a ras de suelo, las temperaturas pueden rondar los 100 grados centígrados mientras que a 13 metros de profundidad, el calor supera los 600 grados.

Hay demostraciones, por parte de personal cualificado, en las que metiendo matorrales en agujeros bastante superficiales en la tierra, arden instantáneamente; también provocan geiseres de vapor al echar agua en unas tuberías que se introducen en la montaña. El Restaurante del Diablo, situado en la zona de los geiseres, utiliza el calor que emerge de las profundidades de la tierra para cocinar. Es bastante impresionante y poco habitual ¿verdad?.

408.-TIMANFAYA

Uno de los cráteres que originaron el asombroso paisaje conejero

417.-TIMANFAYA

Se puede cocinar, en este caso asar pollo, con el calor que desprende la tierra

423.-TIMANFAYA

A muy pocos metros de la superficie se origina un incendio con un matorral

430.-TIMANFAYA

Espectacular ver cómo un balde de agua produce vapor de agua al instante

Me pareció un imprescindible, visitar la casa de José Saramago, Premio Nobel de Literatura. Si, José Saramago fue otro enamorado de la isla. Aunque mantenía en Lisboa su otra casa y Fundación, ya que era portugués casado con la española Pilar del Río, vivía alternando temporadas del año en Tías. Allí a día de hoy, se puede visitar la que fue su casa y donde mantiene una parte importante de su impresionante biblioteca, que ahora es parte de la Fundación. Fue su lugar de fallecimiento en el año 2010.

No nos equivocamos con la visita. Las personas que trabajan en la Fundación, son amabilísimas y tienen ángel; una forma de explicar y mostrar, compartir lo que fue la vida del Premio Nobel y su forma de vivir, de una manera que enternece y conmueve, ya que el escritor era así. Precisamente el premio le fue otorgado según destacó la Academia sueca por:  su capacidad para «volver comprensible una realidad huidiza, con parábolas sostenidas por la imaginación, la compasión y la ironía».

Realmente, cuando sales de allí tienes una sensación de relax, sosiego, de haber entrado en un mundo nada banal, en una realidad de la gente intrínsecamente buena y perfectamente conocedora de una realidad que con frecuencia no nos gusta.

368.-Casa Jose Saramago

Casa Saramago. Una pequeña parte de la inmensa biblioteca que está en Lanzarote

376.-Casa Jose Saramago

Samarago: Lanzarote no es mi tierra, pero es tierra mía. Preciosa frase del Premio Nobel

Seguí mi recorrido-recuerdo visitando el Charco de los Clicos, una laguna verde. Su tonalidad verdosa es debido a un tipo de alga, además del azufre que contienen sus aguas. Contrasta el color con el negro del basalto de la playa y el mar azul, lo cual hace de la pequeña laguna algo espectacular.

Está situada en el Parque Natural de los Volcanes, muy cerca del bonito pueblecito El Golfo.

468.-El Charco Clicos

El charco de los Clicos queda resaltado por la tierra negra y las olas del Atlántico

476.-EL GOLFO

El Golfo, un pequeño pueblo con mucho encanto

Todo esto, algunas cosillas que me dejo por ahí para no estirar más el post, además largos paseos por el Paseo Marítimo de Playa Blanca y de su puerto deportivo Marina Rubicón muy agradable, hicieron de mi vuelta a Lanzarote un refuerzo de un recuerdo muy agradable. Sus casitas blancas, su tierra negra o roja, sus viñedos protegidos del viento con las rocas ígneas, verde y negro, confiere al lugar armonía y una elevación de lo bueno a mejor sin romper una estética que conforma la esencia del alma lanzaroteña.

IMG_4491.Viñedos

La Geria, con sus viñedos protegidos con piedra de basalto del constante viento isleño

527.-PLAYA BLANCA

El queso de cabra a la plancha con mojo picón, es una de las especialidades gastronómicas

520.-PLAYA BLANCA

Marco Montesinos, un artista del equilibrio inestable en piedra

494.-PLAYA BLANCA

El puerto deportivo Marina Rubicon, además de ser un bonito paseo, es un espectáculo de yates

500.-PLAYA BLANCA

Playa Blanca y Marina Rubicón, un paseo agradable donde a cada paso hay una oferta gastronómica

Si me preguntáis por la playa, la pisé un día ¡que no me iba a venir sin pisar la arena dorada y bañarme en el Atlántico pero más abajo!. Eso más dos ratos de piscina en el hotel fue todo lo que dediqué al descanso. Consecuentemente, no volví nada descansada, volví matada pero mereció la pena. No podía parar de ver lo máximo posible de la pequeña isla atlántica, que con el paso del tiempo puedo decir que me sigue enamorando. Es lo que tienen los Viejos Amores, que Nunca Dicen Adiós.

IMG_4852.Lanzarote.

Un adios a Lanzarote cuando se pone el sol

 

Para finalizar, tengo pendientes post sobre eventos divertidos y lugares con mucho encanto, en Galicia, objeto de este blog que a veces se desvía hacia otros lugares. Ya sabéis que en su mayoría los posts van sobre eso, pero en este momento y para ir calentando motores, quería compartir con vosotros Mi Viejo Amor, mientras vuelvo a centrarme en mi verde esquina favorita, la que está bañada por el Atlántico y el Cantábrico.

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram:   https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es