Ramón Verea. Inventor de la Máquina de Cálculo.

Ramon Verea. Retrato de Eulogia Merle

Ramon Verea. Retrato de Eulogia Merle

Ramón Silvestre Verea Aguiar y Garcia. 1833-1899
Periodista, Ingeniero y Escritor.

La historia de la vida de un hombre inquieto, crítico, librepensador, imaginando máquinas útiles que facilitasen el trabajo y con una vida tan activa que dijo de si mismo: puedo decir que ningún día de mi vida se ha repetido.

Nace en Curantes, una pequeña parroquita sita en el Ayuntamiento de A Estrada, provincia de Pontevedra.

Después de haber estudiado con un sacerdote tío suyo, en su aldea de Curantes, se marcha al seminario de Santiago de Compostela durante seis años.

Podemos encontrar documentación sobre Ramón Verea en el Archivo Histórico de la Universidad de Santiago.

Desencantado con las pocas respuestas racionales o lógicas que encuentra en la religión decide hacer un gran cambio en su vida y emigra a Cuba en 1855.

En Cuba ejerció de maestro y escribió y publicó dos novelas: La cruz de piedra y una mujer con dos maridos. Al mismo tiempo descubría el periodismo.

En la ciudad cubana de Colón, fue director del periódico El Progreso.

Como consecuencia de su trabajo como director de periódico, se interesa por mejorar los procedimientos de imprenta, e inventa y patenta una máquina para plegar periódicos. La patente la vendería más adelante en Nueva York, por falta de efectivo para financiarla.

Después de 10 años en Cuba y una breve estancia en Puerto Rico, se instala en Nueva York en 1865, aprende inglés y trabaja como traductor y profesor de español además de impresor durante más de 30 años.

Desarrolla una importante actividad como publicista y funda la imprenta El Polígloto.

Crea una Agencia industrial para la compra de maquinaria y efectos de moderna invención, con la que logra el efectivo suficiente para poder trabajar en lo que sería su próximo invento.

Dado que el multifacético Verea también se dedicaba a actividades de compra-venta y cambio de moneda, se esforzó en hacer más fácil su trabajo en estas actividades y mejorar los métodos de cómputo existentes en aquel entonces. Su objetivo, idear una máquina de calcular.

La Verea Direct Multiplier. Los lectores hispanoamericanos recibieron de varias maneras la noticia. Leemos en el Herald de New York : “D. Ramón Verea, español residente en esta ciudad, ha consagrado sus momentos desocupados durante algunos años a la construcción de una máquina que multiplicase y dividiese, y al fin lo ha conseguido. La máquina tiene capacidad para quince números en el producto, nueve en un factor y seis en el otro. Con una vuelta de una pequeña cigüeña por cada número del multiplicador, el producto aparece en discos. La operación es casi instantánea, y la exactitud, inexcusable…” Consiguió la patente en 1878.  Hasta su invención sólo se había logrado máquinas que sumasen y restasen.

El propio Verea diría: Mi objeto al emprender una invención, a primera vista imposible, no fue la esperanza de reembolsar jamás ni una parte de los varios miles de pesos que he gastado; ni soñé tampoco con la celebridad que otros por menos adquirieron, y que yo no ambiciono. Mis móviles fueron, , un poco de amor propio; , mucho de amor nacional: el deseo de probar que en genio inventivo, un español puede dejar atrás a las eminencias de las naciones más cultas;, el afán innato de contribuir con algo al adelanto de la ciencia; y , y último, un entretenimiento acorde con mis gustos e inclinaciones.”

Su máquina se conserva en los depósitos de la sede central de IBM, en White Plains (Nueva York) formando parte de la colección iniciada en 1930 por el fundador de IBM.  La razón de que se encuentre en la sede de IBM, este tremendo artilugio,  es que su invento finalmente está más relacionado con el campo de los ordenadores que con el área de las calculadoras.

Verea inventor fue conocido por sus contemporáneos, lo sabemos por las noticias periodísticas, pero también por los historiadores de ciencia del siglo pasado dedicados a la historia de la computación, mientras tanto era casi absolutamente desconocido en Galicia y en España.

La intensa vida de Ramón Verea aún tendrá más proyectos en el periodismo. Librepensador, que defendía la igualdad entre razas y entre hombres y mujeres, la abolición de la esclavitud y la libertad de expresión, valores que hoy se consideran universales. Un adelantado a su época.

Después de Nueva York se trasladará a Guatemala y en 1897 a Buenos Aires donde siguió ejerciendo como periodista hasta su muerte.

Uno de tantos gallegos diríamos que prácticamente desconocidos, que descubrí un fin de semana en una casa rural en Curantes, donde me hablaron de él.

Decidí que era una hermosa historia para compartir.

Fotografía L.Vázquez-Prego

Iglesia de Curantes, un lugar familiar para Ramón Verea

Ramon Verea.Busto en A Estrada

Ramon Verea.Busto en A Estrada

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

Colaboración: Vivi Burack

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

2 pensamientos en “Ramón Verea. Inventor de la Máquina de Cálculo.

  1. Manuel Lorenzo

    Interesante historia que desconocía.
    ¡ Cuantos gallegos esparcidos por todo el mundo de los que practicamente no sabemos nada !
    Historias como esta hacen que me gusten más mis paisanos

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s