Archivo de la etiqueta: Naturaleza

Ladakh, pequeño Tibet, los Porteadores de Piedra

Ladakh, denominado también pequeño Tibet, es una zona que merece la pena explorar a pesar de los inconvenientes de altitud, extremo control de carreteras por estar situado en una zona entre Pakistán y China, zona caliente reclamada por Pakistán; nula comunicación vía móvil, electricidad solo a partir de las 20 horas, además de pernoctaciones en campamentos. No obstante, y a pesar de todo lo que acabo de enumerar, cuando lo conoces deseas volver.

Valle de Basgo, Patrimonio de la Humanidad, desde aquí hasta la cima donde se encuentra el monasterio, es un larguísimo y ascendente camino.

640

Ladakh, pequeño Tibet

Viajando por esas remotas carreteras, cordillera del Himalaya, donde la altitud, entre 3.500 y 5.600 metros hace que caminar sea extenuante, ya no digamos subir pendientes, y donde la realización de cosas habituales se hace mucho más lenta y fatigante de lo normal, observar a los porteadores de piedra, me resultó sorprendente.

En el solitario emplazamiento de Basgo, en lo alto de una montaña se encuentra el monasterio que lleva el mismo nombre. Fue uno de los varios sitios en los que asistí perpleja a la labor de los porteadores de piedra.

Situación del monasterio tibetano de Basgo

642

Ladakh, pequeño Tibet

644

Ladakh, pequeño Tibet

659

Ladakh, pequeño Tibet

663

Ladakh, pequeño Tibet

La subida al monasterio bajo un sol aplastante, hace que busques una sombra ávidamente, pero escasamente hay.

Al mismo tiempo que yo, subía un porteador, sin prisa pero sin pausa, con un ritmo fruto de la mucha experiencia haciendo ese trabajo, ritmo que me era difícil seguir, ya que yo necesitaba hacer paradas.

La región es muy árida. Impresionantes cañones, incesantes vientos que portan arenilla permanentemente, únicamente se salva de la sequía extrema el valle, razón por la que es lo único que está escasamente habitado. Sin embargo el monasterio se haya situado en una cima montañosa. Es un contraste impactante.

665

Ladakh, pequeño Tibet

El valle es hermosísimo y en cuanto te alejas un poco, la montaña emerge para protegerlo.

657

Ladakh, pequeño Tibet

Debido al viento que comentaba antes,  la gente suele ir bastante tapada, con pañuelos cubriendo la cabeza y cara; lo más frecuente es que las mujeres usen pantalones, así que a veces resulta un poco difícil distinguir el sexo de las personas. Mi porteador, era porteadora.

671

Ladakh, pequeño Tibet

Al regreso del monasterio, bajando, veo un grupo de personas juntas y me doy cuenta de que la mujer que subía las piedras, forma parte de una familia compuesta de padre, madre y dos hijos, niña y niño y también están con otra mujer que parece estar embarazada pero que no sé si hay relación de parentesco; todos ellos realizan el mismo duro trabajo, a pesar de que los niños, sin duda, no llegan a la adolescencia. No sé cuánto pesan las piedras, una barbaridad de kilos, lo que si se es que un compañero de viaje quiso levantar una sola y no lo logró. Ellos acarrean varias al mismo tiempo en esos artilugios de madera que llevan a la espalda y que sujetan con unas cintas.

673

Ladakh, pequeño Tibet

Les hago unas fotos, aunque me resulta violento esta especie de asalto a la vida de la gente. En estas personas, hay una absoluta falta de expresión en sus rostros. No son posados, aunque podrían parecerlo por su pasividad al ser fotografiados . Me corto ante su inexpresividad, su ausencia de consentimiento o rechazo.

676

Ladakh, pequeño Tibet

Quizá sea su extremo cansancio, quizá su sorpresa, porque por allí pasa tan poca gente que quien sabe cuál es su percepción de los rostros occidentales portando cámaras que pocas veces habrán visto. Tímidamente entablo un intercambio de frases con ellos, aunque se interpone como barrera el idioma.  Logro saber que son nepalíes y no imagino que tipo de vida tendrían en Nepal para trasladarse a otra vida que difícilmente deja camino a la imaginación para algo más duro.

Me está matando la incomodidad ante su falta de expresión, una especie de desinterés por lo que no sea seguir cargando la piedra. Quizá su eminente prioridad sea terminar su trabajo aquel día para poder acceder a un básico alimento de supervivencia.

Remarcable el tamaño de las piedras.

679

Ladakh, pequeño Tibet

674

Ladakh, pequeño Tibet

678

Ladakh, pequeño Tibet

Mi compañero de viaje, el incapaz de ni siquiera mover una de las piedras, regresa del monasterio en ese momento y me sugiere hacerles una foto con su IPhone y mostrarles unos emojis . La idea me parece buena, aunque me aterra un poco la reacción de ellos. Les hace una foto y con sus caras, les muestra unos ojos locos saliendo de sus órbitas. Después de unos instantes de perplejidad, como si no se creyesen lo que están viendo, comienzan el período de expresar su asombro, únicamente con su rostro. Se asombran mucho para finalizar sonriendo.  Finalmente aparece una señal de pequeña diversión en sus vidas mientras no puedo parar de preguntarme hasta qué punto puede ser dura y difícil.

684

Ladakh, pequeño Tibet

Ver sus caras con una sonrisa, por leve que fuese, e interactuar con ellos a través de las pantallas de nuestras cámaras enseñándoles las fotos que les habíamos tomado, fue emocionante. Revisar sus caras en la pantalla LCD de la cámara les produjo mucho interés, aunque seguían serios; ver sus caras con aquellos ojos saliéndose de sus órbitas, hizo que sonrieran y parecían divertidos, me encantaría conocer sus pensamientos y sentimientos.

689

Ladakh, pequeño Tibet

Puede parecer estúpido pero esa tarde, después de verlos asombrados, intrigados y sonrientes, al abandonar el lugar pensé lo maravilloso que es aportar una sonrisa, un momento de felicidad fugaz a cualquier gente, pero más a la tan desfavorecida en el injusto reparto de vidas. Imagino que en más de una ocasión comentarían aquel día que se salió de su cotidiana rutina.

Cuando reviso fotos y miro las primeras fotos que tomé de sus caras ausentes de expresión, no puedo evitar que algo se me remueva por dentro.

686

Ladakh, pequeño Tibet

Éste fue el momento de mayor interés y diversión para ellos.

690

Ladakh, pequeño Tibet

 

Este fue mi tercer viaje a India y creí que estaba vacunada contra cualquier cosa que pudiese ver, pero creo que no hay vacuna que elimine la empatía, la que es culpable de que me ponga en el lugar de los demás. Es sabido que India no es para todos, India no deja indiferente, India es fascinante si consigues llegar a comprenderla, aunque momentos de estos son inevitables y siempre te remueven.

Sea como fuere, en ese viaje vi tantos y tantos porteadoras y porteadores de piedra, en las carreteras, en los monasterios, en los pueblos, que solo con verlos y ver su lugar de trabajo, es fácil imaginar cómo son sus vidas, y son espinas que se te van quedando en el alma.

Sea como fuere, nuevamente, soy consciente de que hay muchas, muchísimas vidas en muy duras condiciones, tanto en ese país como en muchos otros, pero especialmente estas personas, me han producido un efecto tremendamente desgarrador.

640

 

En mi vida cotidiana me gustan las anécdotas divertidas, alegres y que la gente disfrute y que pase un rato estupendo conmigo, pero en este momento esto es lo que me sale de dentro. Quizá necesitaba canalizar este sabor a realidad dura en alguna parte y lo he canalizado aquí, en el blog.  Es sabido que en el viaje de la vida hay momentos de todos los tipos, este es un momento reflexivo y de introversión que deseaba compartir con todos vosotros.

Para finalizar, si habéis llegado hasta aquí,  gracias por leerme.

 

Más entradas sobre Ladakh, pequeño Tibet :

1.- Ladakh, pequeño Tibet I. Llegada a Delhi

2.- 4.000 metros altitud. Leh, Pequeño Tibet II

3.- Colorido Festival Tibetano. Pequeño Tibet III

4- Imágenes para el recuerdo.Pequeño Tibet IV

5.- Un atentado nos sorprende en Lamayuru. Pequeño Tibet V

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

Copyright © – Todos los derechos reservados.

FACEBOOK :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Amor Medieval y Piedras Neolíticas

El Período Neolítico comprende desde el año 6.000 A.C. hasta el 3.000 A.C. A este período se le denomina también como Edad de Piedra Pulida. Y desde la remota Edad de Piedra, damos un salto a la Edad Media donde acontece un suceso que con el tiempo daría nombre a una de las Rocas del mencionado Período. El nombre es: “Penedo dos Namorados” (en gallego),  o La Piedra de los Enamorados.

Esta gran roca, labrada durante miles de años a la intemperie, azotada por los embates de la lluvia y los vientos, además de castigada por el sol, aparece impresionante cerca de la N-120 entre Ponteareas y Vilasobroso, en la provincia de Pontevedra.

1.IMG_Penedo dos Namorados

Penedo dos Namorados, un camino fácil de encontrar

Asentada sobre otra gigantesca roca y haciendo de cuña una tercera, conforman un espectáculo impresionante, más impresionante cuanto más nos acercamos y quedamos diminutos a su lado o bajo el cobijo de la que está en un plano superior al suelo. Las fotos reflejan mejor la descripción.

IMG_2.Penedo dos Namorados

Curiosos asentamientos naturales, Penedo dos Namorados

La historia que se le atribuye a “Penedo dos Namorados” proviene del cercano castillo de Sobroso. Como la mayoría de las historias de la época sobre amoríos entre la nobleza y el pueblo llano tienen finales tristes o dramáticos. Dicen que en esta lugar se veían a escondidas la hija del señor del Castillo de Sobroso y un labriego. Como habréis adivinado el padre de la muchacha tomó el camino más drástico y lo mató el mismo, disconforme con la relación. Su hija, desconocedora de lo que había sucedido, siguió acudiendo a los encuentros sin que su amor, Tristán, apareciese. Cuando supo lo que había pasado, volvió al castillo, se encerró en la Torre y en tres días murió de pena.

Ese lugar donde Aldina, que así se llamaba la muchacha y su amado Tristán se reunían, parece que tiene un encanto especial pues hasta la actualidad van las parejas de enamorados de la comarca a consultar el futuro de su relación, en lo que se llama “el rito de las tres piedras”.

El ritual es el siguiente: se cogen 3 piedrecitas del suelo y colocado de espaldas a la gran roca, se tiran por encima del hombro con el objeto de alcanzar su parte alta y ver cuantas de ellas se quedan allí.

Si las piedras no caen significa que la pareja se casará en el plazo de un año. Si sólo permanecen dos, el plazo se alargará hasta dos años; si solo quedase una, la boda tardará más tiempo. La relación no tendrá futuro si ninguna piedra se queda arriba.

Curiosamente, hay muchas piedrecitas encima de la tremenda roca.

4.IMG_Penedo dos Namorados

Pueden apreciarse muchas piedrecitas encima de la gran roca

3.IMG_Pena Namorados por abajo

Mirando a través del hueco que hay entre las 3 rocas se percibe mejor su tamaño

Además de estas historias de la Galicia mágica, misteriosa y llena de rituales, creíbles o no, lo que es totalmente real es que en la majestuosa “Penedo dos Namorados” arranca una ruta denominada “Roteiro dos Peneiros da Picaraña”. Se trata de un recorrido de enormes rocas dignas de ser contempladas: Ruta de las Piedras. Picaraña es el nombre del lugar.

Para los amantes del aire libre, es una bonita caminata, que incluye, si se desea, una pequeña escalada. Os dejo el mapa por si os animáis; muy recomendable a pie, caminando por el monte gallego y admirando su morfología y diversidad.

IMG_Roteiro Peneiros Picaraña

Mapa de la ruta de la Picaraña

Otra de las enormes rocas es “O Penedo do Equilibrio”, Piedra del Equilibrio; pedrusco gigante que parece tener la intención de salir rodando en cualquier momento, aunque no es muy probable por lo que dicen los que lo intentaron. Se trata de un enorme granito en aparente equilibrio inestable que hasta el momento es bastante estable, aunque un tanto inquietante ponerse debajo. Yo, por lo de pronto, no me puse.

IMG_Equilibrio

Un intento vano

IMG_Pena do Equilibrio

Penedo do Equilibrio en O Roteiro dos Penedos da Picaraña

¿Te apetece subir a patear el monte y hacer un recorrido, por otro lado fácil,  observando las magníficas piezas escultóricas naturales? Si la respuesta es SI, ésta es tu ruta. Si además recuerdas que estas formaciones provienen de la Edad de Piedra, la cuestión se torna más emocionante, y si recordamos a Tristán y Aldina, también histórica.

Animaos, id y después nos podéis contar la experiencia. De paso, si habéis intentado lo de las 3 piedras o desequilibrar la Piedra Equilibrada, por favor, contadlo que nos morimos de ganas de saber que pasó.

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

Copyright © – Todos los derechos reservados.

 

FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram:   https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

¿Te vas a perder los Camelios en flor?

Los Camelios ya asoman sus flores en parques y jardines. Es el momento de salir a disfrutar de esta belleza efímera que nos ofrece esta época del año. Curiosamente, depende del tipo de Camelio que sea, la floración puede ser otoñal, invernal o primaveral. Actualmente están en flor los camelios invernales. Esto depende de la variedad del árbol y de la zona de plantación.

El género Camellia  agrupa entre 100 y 250 especies (hay cierta controversia sobre el número exacto).

En este post me voy a referir casi exclusivamente a la Camellia Japónica, la más utilizada en esta región en jardinería. El nombre corresponde a su localización de origen, Japón.

05.-Camelias.sisoygallego

Camelia Japónica

Nombre científico o latino: Camellia japónica.

Nombre común o vulgar: Camelia, Camelio común.

Origen de las especies en general: Asia oriental, China, Japón, Indochina y varias islas de esa zona.

En Asia se las encuentra en los bosques situados a media altura sobre el nivel del mar. El botánico y misionero jesuita Georg Josephus Kames (también conocido como Camellus) las describió y dibujó después de un viaje a Filipinas a bordo de un galeón español en el siglo XVII. En honor al botánico Camellus se denominó la planta.

Es un árbol de hojas perennes, de color verde oscuro brillante. Puede alcanzar hasta 12 metros de altura. La gama de colores de la flor varía del blanco al rojo, pasando por el rosa y a veces con tiras y manchas multicoloreadas. También en ocasiones bicolor.

¿Cuándo llegaron las Camelias a Galicia? Llegaron a finales del siglo XVIII procedentes de China y Japón. En un principio se instalaron en los jardines de los Pazos (palacio en gallego) y casas señoriales de la nobleza gallega.

Era una planta exótica y cara, especial, que provenía de tierras muy lejanas, por lo que era la nobleza la que podía acceder a poseer algo tan exclusivo. Aquí, el clima y el tipo de tierra es ideal para esta planta arbórea.

Con el tiempo se introdujeron en jardines y fincas tanto públicos como privados de toda nuestra autonómica geografía hasta convertir a Galicia en un referente internacional en el cultivo y producción de esta planta. En la actualidad nuestra región atesora casi 8.000 variedades diferentes de camelias.

Las provincias de la Coruña y Pontevedra tienen algunos de los jardines más espectaculares de Galicia donde el Camelia conforma fascinantes espacios verdes que albergan los Pazos más singulares de las dos provincias.

El ajardinamiento y floración es tan especial que actualmente hay Pazos que abren sus puertas al público para poder admirar esta elegancia de la jardinería.

El mundo de la Camelia es extenso y muy complejo, a la vez que fascinante. Hay que aprender continuamente. Ver crecer un árbol de estas características, es algo muy bonito y que engancha. Personalmente comparto con vosotros que desde hace 1 año me propuse “reflotar” 4 camelios que estaban en unas condiciones bastante deplorables. Ahora que comienzan a florecer, después de un año de trabajo y atenta mirada puesta en cada brote que salía y hoja que crecía, estoy totalmente hipnotizada con los humildes resultados que comienzan a verse, ¡el primer camelio ha comenzado a tener capullos y flores !!!. Feliz de ver la primera parte del proceso superada con éxito y esperando a ver cómo evolucionan los dos que aún no florecieron.

13.-Camelias.sisoygallego

Capullo de Camelia, la vida surge

09.-Camelias.sisoygallego

Fase intermedia del desarrollo vital de la flor de Camelia

17.-Camelias.sisoygallego

Camelia rosa muy clara con tiras de rosa más intenso

14.-Camelias.sisoygallego

Una variedad diferente, camelia doble

15.-Camelias.sisoygallego

Otra variedad de Camelia que se abre enseñando los estambres

12.-Camelias.sisoygallego

Parte de un Camelia con multitud de brotes que serán despues flores

16.-Camelias.sisoygallego

Camelias rosas casi blancas son menos frecuentes

Cuando las flores han cumplido su ciclo vital y se desprenden del árbol, descansan sobre la hierba formando una colorida alfombra. Después de alegrar la vista con multitud de capullos, más tarde en su plenitud totalmente abierta mostrando todos sus encantos, finalmente cubren la hierba para un último disfrute ocular.

02.-Camelias.sisoygallego.com.

Alfombras verdes y rosas cuando la flor se desprende del árbol

140..-camelios.sisoygallego.com

Brotes de Camelios, pronto aparecerá una bella flor

145..-camelios.sisoygallego

Esta hermosa flor pertenece al grupo 2 de las referenciadas más abajo, con estambres visibles

230.-camelias.sisoygallego

En color blanco, impresionantes

243.-camelias.sisoygallego

Camelias que quieren subir hasta el cielo

Para quien quiera sumergirse más en profundidad sobre este complejo mundillo, adjunto una relación de especies. Pinchando sobre cada especie se puede acceder a un número muy importante de variedades. Imposible tener catalogadas las 8.000 variedades, pero si las más importantes.

 

C. hibrida

C. hiemalis
C. japonica
C. japonica Higo
C. maliflora
C. nitidissima
C. reticulata
C. rusticana
C. sasanqua
C. transnokoensis
C. wabisuke
C. x hiemalis
C. x vernalis
C. x williamsii

 

Existe también una clasificación de tipos según la forma de la flor.  De izquierda a derecha se explica cada uno de ellos:

 

1.- De 5 a 8 pétalos y con estambres visibles en un círculo central.

2.- Dos o más hileras de pétalos (más de 8) lisos o rizados. Estambres visibles.

3.- Pétalos numerosos solapados. Estambres visibles con la flor abierta.

4.- Numerosas hileras de pétalos solapados. No tiene estambres.

5.- Una o más hileras de pétalos externos que rodean un centro globular formado por estambres y petaloides.

6.- Flor globular con mezcla de pétalos irregulares y petaloides o ambos, además de estambres.

05.-Camelias.sisoygallego

Después de la lluvia, las flores y las hojas lucen espectaculares

Los gallegos adoramos las Camelias. Forman parte de nuestra más preciada floresta. Conozco a particulares que poseen una cifra cercana a las 100 variedades simplemente porque, como decía antes, están enganchados a este mundo que es hermosamente adictivo, a pesar de ser complejo. ¿Hay algo más bello que crear tu propia variedad de Camelia y ponerle tu nombre? ¿Como decía al principio, te vas a perder el encanto de los Camelios en flor?

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

Copyright © – Todos los derechos reservados.

 

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram:   https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

 

 

 

Un día en islas Falkland o Malvinas (y 3)

Para terminar los post sobre Malvinas o islas Falkland, un día intenso y diferente, una ilustración de la posición de las islas en el océano Atlántico y con relación al cono sur o ala más austral del continente americano.

Mapa malvinas.1

Mapa del cono sur americano

Malvinas distancia a costa.2.

Distancia de las islas a la costa argentina

Malvinas.Zona exclusion.3

Zona exclusión marcada por los ingleses

La marina británica controla la zona de exclusión marítima de doscientas millas alrededor de las islas Malvinas, que se estableció a partir de la guerra de 1982, a la que me refería en mi primer post sobre este lugar.

 

IMG_6648.Falkland.Malvinas.

Ayuntamiento en puerto Stanley

IMG_6732.Falkland.Malvinas.

IMG_6743.Falkland.Malvinas.

No hacen falta palabras

Todo en puerto Stanley es un recordatorio por una parte de la forma de vivir inglesa, igual que si vas a Barbados, es un Londres en miniatura; por otra parte de unos acontecimientos que mantienen presentes en todo momento.

El ayuntamiento, la oficina de correos, las típicas cabinas de teléfono rojas, que actualmente son mera decoración, pero tienen esa impronta tan reconocible vayas donde vayas.

IMG_6747.Falkland.Post.Office.

Oficina de correos en islas Falkland o Malvinas

IMG_6701.Paseo.Maritimo.Falkland

Paseo Marítimo en puerto Stanley

IMG_6680.Falkland.Malvinas.

Casa del Gobernador con la típica valla de los jardines de casa inglesa

IMG_6771.Falkland.Catedral.

Catedral anglicana en puerto Stanley

IMG_6798.Mandibulas.Ballenas.Falkland.

Mandíbulas de ballena delante de la catedral, puerto Stanley

No hay mucho que explicar en esta secuencia de fotos. Únicamente el arco de mandíbulas de ballena delante de la catedral anglicana, como decoración, que provienen de un pasado de pescadores de ballenas.

IMG_6833.Falkland.Malvinas.

Bote para volver al barco observando la dureza de la costa de las islas

IMG_6839.Falkland.Malvinas

Una de las últimas miradas a esta pequeña población

IMG_6860.Falkland.Malvinas

Multicolores tejados de casas que alegran la vista en un día de verano plomizo

IMG_6865.Falkland.Malvinas

Coloridas casas de puerto Stanley

IMG_6892.Falkland.Malvinas

Atrás vamos dejando la tundra de las Falkland

IMG_6940.Falkland.Malvinas.

Paisaje casi lunar en las islas Falkland

IMG_6815.Jubilee.houses.Falkland.

Jubilee houses en puerto Stanley

Estas casas, tan estilo inglés, fueron construidas en 1887 en conmemoración de los 50 años en el trono de la reina Victoria. Son un curioso contraste con el resto de la arquitectura de puerto Stanley.

Para terminar, observo la dureza de la costa de estas islas que están situadas entre 700 y 800 kms de la costa argentina, la costa más cercana; me invade una sensación de aislamiento y soledad. Creo que ya ha llegado la hora de decir adios a un día a la par interesante y que a mi, particularmente, me deja mucho que pensar.

 

Parte 1: Un día en Islas Falkland o Malvinas (1)

Parte 2: Un día en Islas Falkland o Malvinas (2)

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

Copyright © – Todos los derechos reservados.

 

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram ¸https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

 

Un día en Islas Falkland o Malvinas (2)

Hola de nuevo. Sigo con el día en Islas Falkland o Malvinas, que realmente dio para mucho.

Me había quedado con los pingüinos Rockhopper, los de la cresta o saltarrocas. Es muy curioso observarlos. No son tan “sociables” como los Gentoo, o los Magallánicos; son más esquivos y con pocas ganas de conocer a extraños.

IMG_6367.Rockhopper

Pingüinos Rockhopper, te quiero, te ayudo

Una de las características de los pingüinos es que escogen una pareja y permanecen fieles a ella para siempre. Aquí sí que funciona aquello de “hasta que la muerte nos separe”.  Son protectores y agresivos para defender a sus parejas y a sus crías.

De pequeños aún no tienen la característica cresta ni el color negro en la espalda y cabeza que se irá formando cuando se transformen en adultos. Los bebés permanecen en las zonas más alejadas de donde pueden aparecer humanos y los adultos son los que pueden acceder a la “zona peligro”. Todo funciona perfectamente en este mundo pingüinero.

En esta parte del mundo el clima cambia de un minuto al siguiente. Así que hasta el momento el día se había mantenido nublado y aceptablemente vivible hasta que, de pronto, comienza a llover y granizar muy fuerte y el viento es de temporal. Como dicen por allí, las cuatro estaciones del año en un día. Pues sí, toda la razón.

De pronto se levanta mucho viento, hace muchísimo frío y aunque me mantengo haciendo fotos, llega un momento que mi objetivo está empapado y yo estoy helada. Me refugio en un galpón que hay cerca para estas eventualidades. El refugio consiste en unas cuantas uralitas para poder permanecer allí hasta que pare de llover, si es que para.

Me ofrecen agua caliente para preparar un café soluble. Francamente las condiciones del chiringuito son tan básicas que me da cosita prepararlo y tomarlo, pero estoy helada, así que cierro los ojos y me lo tomo. Me sienta de lujo. Menos mal. Desde hace 2 días que ya me había congelado intentando hacer fotos en la cubierta de un catamarán en Ushuaia, voy tocada y me mantengo a base de Ibuprofenos. Pero tranquilos, lograré terminar los 27 días de viaje sin sucumbir. Ah, bueno que no estabais preocupados, ¡que decepción!. J

Los que aguantan imperturbables este “maravilloso” clima son los Rockhopper. Eso si, cuando vuelvo a salir porque ya dejó de llover, están los pobres muy mojaditos.

IMG_6443.Rockhopper

Pingüino Rockhopper trabajando

IMG_6452.Rockhopper

Pingüinos Rockhopper

IMG_6506.Rockhopper

Pingüino Rockhopper, llueve, graniza, aguanta

IMG_6526.Rockhopper

Pingüino Rockhopper defendiendo su familia

IMG_6527.Rockhopper

Pingüino Rockhopper, te lo puedo decir más alto

IMG_6530.Rockhopper

Pingüino Rockhopper, parece que ya lo entendió y se va

IMG_6542.Rockhopper

Pingüino Rockhopper bebé, pidiendo su comida

IMG_6543.Rockhopper

Pingüino Rockhopper bebé, siendo alimentado

IMG_6595.Rockhopper

Pingüinos Rockhopper protegiendo a los pequeñuelos

Me encanta ver cómo trabajan con su piquito, van y vienen con ramitas. Las parejas permanecen unidas y defienden a sus crías contra otros de su especie, que sale por patas,  además de la tierna estampa de unos padres alimentando a su bebé.

Te podrías pasar horas mirando a estos pequeños, más pequeños que los Gentoo o los Magallánicos, pero quizá por eso más tiernos.

Lo entretenido pasa volando, así que toca volver a la batidora, es decir al 4×4 que me devolverá a calles asfaltadas.

A la ida la persona que conducía, la primera conductora, es la dueña de una granja que cuenta con 2.000 ovejas, 6 perros ovejeros, además de gallinas, gansos y alguna vaca. Lo más impactante es que entre ella y su marido atienden la granja, sólo excepcionalmente tienen ayuda. Además hacen mantequilla y otros productos caseros. Yo, lo flipo. En una granja no hay ni un día de vacaciones, ni fin de semana, los animales quieren su comida y su atención siempre. ¡Que locura, dos personas y todo ese ganado!.

Para volver hay cambio de conductora. Tanto la de la ida como la de la vuelta son parlanchinas. No todos los días tienen la oportunidad de hablar con gente que no sea local y supongo que para ellas esto de transportar viajeros es un día diferente en la monotonía y el alejamiento que viven.

La estadounidense que viaja en mi jeep con sus dos hijos, le pregunta por colegios, estudios y bla, bla, en lo que no estoy muy interesada. Si estoy más interesada en saber cómo se gana la vida allí la gente, si es fácil o no. Esta dice que no es fácil, que ella tiene 3 trabajos para poder sobrevivir. ¡ Además del clima, madre mia ¡!!

Se nota el cambio en la conducción, ya os había comentado que la de la ida era muy hábil en aquel terreno, esta vez hemos empeorado. Nos metemos en dos hoyos profundos y los salvamos con éxito. En el tercero nos quedamos atascados allá abajo. Después de dos intentos sin conseguir salir ya saben que si siguen intentándolo es peor.

El jeep que va delante vuelve; rápidamente sacan una cuerda que enganchan a nuestro 4×4 y en menos de 3 minutos seguimos la marcha. Está clarísimo que están acostumbrados a este tipo de maniobras y también que por eso van en grupo de 4. Todo controlado.

IMG_6623.Remolcados

Nuestro 4×4 necesita un cable para salir del atolladero

Mientras nos rescatan, en otro jeep alguien abre la puerta y pota. Si, el traqueteo es importante y hace falta estómago estable. Los del jeep de atrás se bajan y nos hacen fotos. Todo muy divertido. Yo, la foto la hago desde dentro.

Logramos llegar al asfalto con otra hora de traqueteo. La verdad, agradecí mucho dejar la tundra esa y el bamboleo.

Ya en puerto Stanley, me dispongo a pasearlo todo. Es verdad que solo son 2.000 y poco habitantes, pero todos viven en casas unifamiliares, por lo que recorrerlo todo a pie no es posible. Pero si se puede caminar “el centro”, que me parece gracioso llamarle así, pero es donde está lo más importante, además de una especie de paseo marítimo no exento de cierta gracia.

En el centro y en todo puerto Stanley hay 3 pubs, o sea, no mucho donde escoger, una oficina de información turística, una iglesia católica y una catedral anglicana, además de la casa del Gobierno, donde está más que súper- rotulado que no se puede pasar.

IMG_6633.Malvinas.Falkland. Pub

Uno de los tres pubs para elegir

IMG_6828.Falkland.Tourist.Information

A pesar del gorro y anorak, esto es verano, quizá venga algún turista

IMG_6638.Malvinas.Falkland

Casas en puerto Stanley

IMG_6668.Malvinas.Falkland

Un busto de Margaret Thatcher preside el paseo

IMG_6644.Malvinas.Falkland

Los “green house” o invernaderos enanos tan frecuentes en las casas inglesas

IMG_6684.Malvinas.Falkland

La casa y oficina del gobernador con su cuidado jardín

Finalizo aquí la segunda parte sobre Islas Falkland o Malvinas y terminaré de enseñaros más de puerto Stanley y mi partida de allí en el próximo y último post sobre estas islas situadas a 700 kms. de la costa  argentina.

 

Parte 1 : Un día en Islas Falkland o Malvinas (1)

Parte 3: Un día en islas Falkland o Malvinas (y 3)

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

Copyright © – Todos los derechos reservados.

 

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram ¸https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

 

Un día en Islas Falkland o Malvinas (1)

He estado bastante tiempo fuera, viajando, navegando, una de las cosas que más me gusta hacer. Volví muy cansada y con un resfriado triple que pillé en el Mar Antártico, así que aunque no paré de pensar en subir un post, francamente no podía.

Hoy estoy encantada de compartir con vosotros mi experiencia de principios del recién estrenado año, visitando las islas Falkland o Malvinas, según las se refieran a ellas los ingleses o los argentinos.

Debido a la controversia que existe sobre esa zona sólo voy a relatar lo que viví, experimenté y un poco de historia. Lo que el futuro depare a esas remotas islas está por ver.

Están localizadas en una prolongación de la plataforma continental patagónica, en una remota parte del Océano Atlántico sur. Terreno accidentado y una costa de acantilados, cientos de pequeñas islas e islotes, donde están situadas granjas de ovejas y abundantes colonias de pájaros.

El tipo de vegetación es tundra. La tundra es un tipo de bioma propio del  clima subglacial caracterizado por el subsuelo helado y la ausencia de árboles. Se trata de terrenos llanos, con el suelo cubierto de musgos y líquenes. Se puede apreciar en las fotos.

IMG_6352.Jeeps

Campo a través por las Islas Falkland o Malvinas

IMG_6364.4x4.Cerca del mar.

Musgo y líquenes como plataforma y mucha agua bajo ellos

IMG_6618.Baches de barro.

Uno de los muchas trampas para 4×4 donde puedes quedarte atascado

Campos de Minas: Después de la guerra de 1982, a la que después me referiré, quedan muchos campos de minas. Se han ido retirando las que se pudieron y el resto están señalizadas con balizas que no se pueden sobrepasar. ¿Por qué no se han retirado todas? Además de otras posibles razones, el complejo suelo de las islas hace que las minas se vayan moviendo, son difíciles de estabilizar y por lo tanto de quitar. Así que allí siguen los campos minados.

La primera noticia acerca de estas tierras la tenemos a través de Américo Vespuccio, en 1502, quien dijo haberlas avistado.  En 1592 el inglés John Davis, confirmó el avistamiento de las islas.

En 1690, el capitán inglés John Strong, pone nombre al canal que divide las islas en honor del tesorero de la marina Lord Falkland.  No obstante, en 1764 Louise Antonine Bouganville las reclama para el rey francés Luis XV.

En 1767 la colonia francesa es transferida a España tras el pago de 25.000 Libras de la época. Todo un dineral.  En 1806 el gobernador español se retira de Puerto Soledad, como así se había denominado el lugar, ya que necesitaba todas las tropas disponibles para las insurrecciones de aquella época en Montevideo.

En el año 1828 Luis Vernett, mercader de Hamburgo, establece un asentamiento en las islas, después de una aprobación de las autoridades inglesas y argentinas.

En 1833 los británicos reclaman la soberanía después de que Charles Darwin echara el ancla en ellas tras su incursión en el canal de Beagle.

Quizá algunos recuerden que en 1982 los argentinos reclamaron la soberanía en una guerra que duró 10 semanas, durante las cuales hubo 649 bajas entre los militares argentinos, 258 bajas de militares británicos y murieron 3 isleños.

Actualmente Malvinas o Falkland están bajo el dominio inglés, con su capital puerto Stanley,  situada en la isla del Este,  la más grande, y con un gobernador al que a partir de la guerra de 1982 se le recortaron los poderes decisorios.

¿Cómo es la vida de sus moradores? ¿A qué se dedican?

La economía de las islas fue desde 1870 a 1980 fue la pesca ballenera y de focas, así como aprovisionamiento de barcos.

Las cosas cambian a partir de 1980, se incrementa la presencia de pesca comercial y servicios a la industria de la pesca. Por supuesto también a la agricultura, en la que los locales engloban la producción de lana de oveja. Nada más ni nada menos que 1.700 toneladas de lana se produjeron en los años 2015-2016.

Se realizaron estudios para ver si había posibilidad de encontrar petróleo en 1996, pero las prospecciones dieron como resultado que no en cantidad suficiente para su explotación.

IMG_6354.Jeep subiendo.

Subir siempre es más fácil, tener un coche limpio, imposible

IMG_6358.3 jeeps de ida.

Todo es llano pero no por eso fácil de circular por ese terreno con mucha agua bajo la superficie

IMG_6360.Paisaje con vacas.

Pocas vacas, pero muchas ovejas

IMG_6612.Paisaje con 4x4.lejos

No parece muy fácil vivir en estos parajes

IMG_6626.Paisaje.

El barro de los 4×4 anteriores se pega en nuestras ventanillas

Mapa situación.

Situación de las Islas Falkland o Malvinas en el sur del Atlántico

Actualmente y seguramente para muchos sorprendentemente, ya que para mí fue una sorpresa, el turismo está tomando forma en la zona.

La visita no es facilita. Primero hay que llegar hasta allí, yo lo hice en barco, pero también disponen de un aeropuerto.

El barco, a no ser los muy pequeños, no puede atracar en el puerto, ya que no tiene calado suficiente, así que se baja a tierra en botes. Normalmente es bastante complicada la bajada a tierra por el fuerte oleaje. Afortunadamente el 1 de Enero el océano estaba bastante tranquilo y se pudo llegar a puerto en 18 minutos a su capital, puerto Stanley. Habitualmente lleva más tiempo y con más complicación.

Había contactado con un granjero que tiene jeeps para poder recorrer la isla y de paso poder observar pingüinos Rockhopper, los pingüinos de penacho amarillo o saltarrocas.

Somos 4 jeeps 4×4 los que nos trasladamos con 4 conductores durante casi una hora campo a través hasta llegar a la pingüinera. Allí todo es muy rústico y no iba a ser menos la conductora del 4×4 en el que iba yo.

Está encantada con la posibilidad de enseñarnos a pingüinos Rockhopper, por los que parece que tiene mucha simpatía y les adjudica mucha personalidad. Es divertido ver una persona tan entusiasmada de conducir por aquellos andurriales tan infernales, dando botes, arriba, abajo y girando la cabeza 360º como “la niña del exorcista” (frase que no es mía sino de otra viajera en otro de los 4×4).

Nosotros vamos los últimos, los otros 3 jeeps delante, en fila, pero nosotros no seguimos a los otros 3. Nuestra conductora sigue su propia ruta, cerca de los demás, pero no rodando por donde ellos ruedan. También me fijo que nosotros damos muchos menos botes que los 4×4 que van delante, aunque de botes vamos sobrados. Cuando le pregunto que por qué no sigue la misma ruta que los otros jeeps, responde: porque no soy buena seguidora. Ja!, después dicen de los gallegos. Lo que se llama una salida por la tangente.

Y así seguimos, botando, hasta llegar a los pingüinos. El paisaje es siempre más de lo mismo y como la comprobación del terreno ya estaba testada, nos alegramos de bajar de aquella batidora.

Finalmente, el avistamiento de la pingüinera hace que te olvides del largo e imposible recorrido. Asombrada estoy de haber podido hacer alguna foto mientras estábamos en ruta. Terminaré mi visita a las islas con el resto del relato y más fotos en la parte 2. Os dejo con alguna de las fotos de los pingüinos

IMG_6487.Colonia Rockhopper

Pingüinos Rockhopper de penacho amarillo o saltarrocas. Multitud de ellos aún son bebés

IMG_6371.Rockhopper.grupo.

Rockhopper, pingüinos con personalidad

IMG_6409.Familia de 3.

Una familia Rockhopper, los bebés aún no tienen cresta ni otros elementos adultos

IMG_6372.Rockhopper

Rockhopper, de frente o de lado, siempre curiosos de ver

IMG_6442.Amarte y cuidarte.

Te ayudo y te quiero para siempre, así son los pingüinos

IMG_6376.Rockhopper

Rockhopper en alerta

IMG_6390.Rockhopper.Cresta.

Rockhopper y su característica cresta

Con retraso, pero no con menos entusiasmo que si fuese el mismísimo día 1, en el que yo estaba tan entretenida y movida, os deseo un ESPLÉNDIDO AÑO 2018. LO MEJOR DE LO MEJOR PARA TODOS VOSOTR@S EN ESTE AÑO QUE YA HEMOS ESTRENADO. BESOS MIL.

 

Parte 2 : Un día en Islas Falkland o Malvinas (2)

Parte 3: Un día en islas Falkland o Malvinas (y 3)

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

Copyright © – Todos los derechos reservados.

 

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram ¸https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

Sierra del Caurel en Otoño, paseo visual

Hola a tod@s los que me seguís y l@s que por casualidad hayáis aterrizado hoy por aquí. Estoy encantada de haber encontrado un ratito para invitaros a dar un breve paseo visual por A Serra do Courel, que es como se denomina en gallego esta hermosísima sierra.

Pretendo ser muy breve, últimamente no aparezco mucho por estos lares pero es que no tengo tiempo.

Sin embargo la visita qie realicé a este pulmón verde hace aproximadamente 3 semanas la quería compartir con vosotros.

Otoño, tiempo de mil colores en la naturaleza, hojas que se tornan rojizas, amarillas, marrones, para posteriormente precipitarse al suelo formando una alfombra de lujo, de un lujo absolutamente natural.

IMG_0331.Otoño

Hojas secas entre las que florece el falso azafrán o despachapastores (Colchium Auntumnale)

IMG_0409.Caurel.

Colores de Otoño

IMG_0535.Caurel.

Unas coloridas vistas por donde se adentra una zigzagueante carretera

La sierra del Caurel es una cordillera montañosa situada en la provincia de Lugo y se extiende por Folgoso de Caurel, Quiroga y llega hasta Piedrafita del Cebrero.

Su extensión es de 21.020 hectáreas. Una de las peculiaridades de esta cordillera es la diferencia de altitud que varía entre los 400 metros y llega hasta los 1.600.

Sus valles son ricos y contienen una variedas extensa de ecosistemas, por lo que esta sierra es la reserva botánica más importante de Galicia.

IMG_0561.Caurel.

Las uvas ya han sido recogidas de las parras y algunas de ellas nos obsequian con brillantes colores

IMG_0482.Caurel.

Árboles desnudos y otros camino de desnudarse en esta época

El Caurel se destaca por contener la importantísima Devesa de Rogueira, un bosque autóctono donde convive la práctica totalidad de las especies vegetales naturales de la Galicia no costera.

En algunas de las fotos podemos distinguir sin problema abedules, robles, tejos, hayas, aunque también hay castaños, acebos y orquídeas silvestres. Además hay olivos, ya que es una zona que está recuperando la antigua tradición de elaborar aceite de manera artesanal.

Aunque el olivo se relacione muy frecuentemente con el sur de España, esta zona de Galicia posee una cantidad lo suficientemente importante de olivos para que se esté recuperando la elaboración del aceite de oliva.

IMG_0572.Caurel

Valles surcados por cristalinos rios

IMG_0542.Caurel.

Un precioso día de Otoño para disfrutar del esplendor de sus colores

IMG_0583.Rio Sil.

Las nubes se miran en la calma corriente del rio

IMG_0603.Caurel.

Pequeñas aldeas casi desiertas pero con mucho encanto

Durante el recorrido por esta hermosísima sierra, encontré pequeñas aldeas, prácticamente deshabitadas. Realmente es una pena encontrar como se han ido abandonando estos lugares, aunque sea comprensible ya que vivir en esa soledad no es la opción de la mayoría; sin embargo  para algunos es el paraiso.

Al menos, ver esas aldeítas es bonito: sus tejados de pizarra, sus muros de piedra, es un regalo para la vista.

Y ya estoy terminando, porque se trataba de compartir la visita a la espléndida sierra con vosotros e irme de nuevo corriendo. Repito que es un cadena montañosa de lo más interesante e imperdible para los que gusten de la montaña y hacer caminatas mientras se disfruta de unas magníficas vistas. Hay bastantes rutas ya trazadas y además algunas zonas comparten ruta con el Camino de Santiago. A Serra do Courel os espera……… ¿a qué esperáis para ir hasta allí ?

Hasta la próxima amig@s, que espero sea pronto.

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

Copyright © – Todos los derechos reservados.

 

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram:    https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

 

 

 

Momentos indescriptibles

Hay varios temas que me revolotean por la cabeza sobre los que escribir, pero he concluido que quizá necesito/emos un momento de reflexión y calma. Un estar contigo mismo y tus verdaderos pensamientos y sentimientos, esos que quizá no le cuentes a nadie o sólo a una persona muy cercana a ti.

Y viajo, me voy a Roskilde, Dinamarca, donde estuve en junio del año pasado y cuyo recuerdo me sugiere amabilidad, paz, tranquilidad.

Sabía lo que quería ver en la ciudad danesa pre-cristiana, no en vano hago los deberes antes de viajar, pero “por si acaso” entré en la oficina de turismo. Me indicaron amablemente los puntos de interés, los mismos de mi lista, y una recomendación final  que decidí seguir, no sin desconfianza, pero que dejé para el final.

Cuando ya era hora de volver a Copenhague, antes de coger el tren que me llevaría de nuevo a la gran urbe, caminé por la ruta recomendada: un paseo por un jardín-cementerio camino de la estación.

A pesar de haber visitado cementerios “obligatorios” como el Père Lachaise mi primera vez en París, la Chacarita mi segunda vez en Buenos Aires y algún otro, la sugerencia esta vez me resultó un tanto extravagante. No la esperaba en aquella ciudad.

Confié en el amable hombre danés y entré en el jardín. Comencé a ver lápidas por aquí y allá, diseminadas entre los bonitos setos, los grandes árboles, las flores. No era un cementerio al uso, a lo que estamos acostumbrados normalmente por estos lares. Tampoco se parecía a otros que conocía.

Observé que la gente utiliza aquel espacio como vía verde para acortar el camino entre el tren y el centro de Roskilde.

El lugar tiene mucho encanto e invita a la serenidad; está perfectamente cuidado, integrado en la ciudad y es un sitio perfecto para el paseo, para relajar la mente y el espíritu.

Hacía tiempo había leído una recomendación a seguir con la gente de ambiciones ilimitadas, pero que te importa su bien. Esa gente que sólo fija sus metas en lo material y en una acumulación de bienes, prevendas y demás tan brutal que no tiene sentido; algo que nunca disfrutarán ni ellos ni sus herederos y además, que nunca podrán llevarse en la inevitable despedida final que nos va a tocar a todos y cada uno de nosotros, si o si.

La recomendación era, pasear por un cementerio. Suponía el autor que un paseo de tal calado haría meditar al ilimitado acumulador. Hoy, ahora, no estoy nada segura de que alguna gente pueda asimilar la filosofía que hay dentro de ese consejo.

02_Roskilde

Caminando hacia el centro de Roskilde

 

20_Roskilde

Sencillo, bonito, sincero

21_Roskilde

Sonia: 1936-2014 Roskilde

27_Roskilde

Estatua en el jardin de Roskilde

22_Roskilde

Entre setos de Lavanda. Roskilde

24_Roskilde

Cuando la vida se relaciona con la muerte

25_Roskilde

Roskilde

26_Roskilde

Camino al exterior de la tranquilidad. Roskilde

01_Roskilde

Entrada al jardín-cementerio de Roskilde

 

Hoy, con este paseo que hice en un pasado cercano, vuelvo al sosiego de aquel momento. Hoy, cuando todo a nuestro alrededor es resquebrajamiento y crispación, acusaciones múltiples y mucha falta de sentido común mezclado con falacias insostenibles, por muchos apuntalamientos que se les ponga, hoy es el día de recorrer esa ruta del jardín-cementerio.

Todo invita allí a la tranquilidad, a la introversión, al bienestar con uno mismo, os invito a pasear por el relajante jardín de Roskilde y a dejaros llevar por una senda de cordura, que diríamos en Galicia, de “sentidiño”. Cada uno que saque sus propias conclusiones.

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

Copyright © – Todos los derechos reservados.

 

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram:    https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

Muxía, Cabo Touriñán.(II) Costa da Morte

Para comenzar esta breve entrada, haciendo un inciso antes de Cabo Touriñán, me gustaría recordaros que el próximo fin de semana se celebrará el  “Mercado das Rutas do Mar” en Muxía, 12 y 13 de Agosto.

“El Mercado de las Rutas del Mar” es una auténtica fiesta de los muxiáns, a la que asistí y disfruté en 2 ocasiones.

Este año, el pregonero será Ramón Antonio Soneira Haz, Miqui. Es Muxián y afincando en Madrid. De familia marinera por los cuatro costados y muy ligado a la villa. A las 12 del sábado, se abrirá un evento realmente agradable, donde participan los muxiáns dando lo mejor que tienen de si: gastronomía, artesanía y mucha animación. Os recomiendo, que si podéis os acerquéis a ver la agradable atmósfera que allí se crea.

Os dejo el enlace de la entrada que dediqué en 2015 a este “Mercado mariñeiro”

https://sisoygallego.com/2015/08/18/fiestas-i-rutas-del-mar-muxia-fishing-village-market-muxia/

 

58_M.Rutas.do.Mar.1024.

Muxiáns ataviados para el “Mercado das Rutas do Mar”

 

Aprovechando la visita al “Mercado mariñeiro”  y en nuestro recorrido por el Ayuntamiento de Muxía, una nueva recomendación:  la serpenteante carretera que nos conduce hasta Cabo Touriñán.

IMG_6477.cabo.touriñan.blog.

La lengua de tierra que se adentra en el mar, Cabo Touriñán

Este Cabo ha contemplado en silencio la emigración de muchas personas y familias con ansias e ilusiones, que embarcaron rumbo a la esperanza de una vida mejor. En ese punto, y al otro lado de nuestro Océano Atlántico, se encuentra Nueva York, 5.200 kms. de sueños nos separan. Unas veces cumplidos, otras, tristemente no.

Este mar, este faro, esta ruta, podría relatar multitud de historias.

¿Qué tiene este cabo y su faro de particular, además de ser guía de navegantes, testigo mudo de emigrantes, y marineros en su faena? Entre otras cosas, tiene la fascinación de lo agreste y recio, que es capaz de soportar las embestidas de olas y vientos sin imutarse; el atractivo de abruptos acantilados y paisaje inhóspito. Además es solitario, no muy visitado y te transporta a otra dimensión.

Desde el camino hacia él, vemos hermosísimas y extensas playas, también un paisaje rocoso jalonado de brezo y tojo. A veces los macizos de brezo son inmensos, un enorme tapiz malva que lo cubre todo para deleite visual. Unos tímidos pinos quieren crecer, aunque sólo lo consiguen fuera de la zona del litoral, donde el viento es menos agresivo.

IMG_5808.Camino.a.Touriñan.

En la ruta pasaremos por típicas construcciones en piedra: casas, edificaciones para el ganado y hórreos. El hórreo, una construcción de uso agrícola destinada a secar, curar y guardar el maíz y otros cereales antes de desgranarlos y molerlos. En esos pocos kilómetros que llevan hasta el cabo pueden contemplarse estas típicas construcciones gallegas, en piedra granítica, que tan apreciadas son por estos lares.

IMG_5756.Horreo.

Hórreo construido en piedra

IMG_5767.Casas.tipicas.gallegas.

Varias construcciones en piedra que sugieren una explotación agrícola y ganadera

Tendremos también, bancos de madera, donde pararnos a contemplar la majestuosidad en la simplicidad del panorama que nos rodea.

IMG_5752.Cabo.Touriñan.

La belleza de lo genuino

IMG_6433.yendo a Touriñan.

Un caballo, un cabo……………….cabo Touriñán

Este cabo es la parte más occidental de la España peninsular.

Dos veces al año, en ese punto, se produce allí el finis solis de la Europa Continental. Estos últimos rayos de sol, que bañan Touriñán tienen unas fechas concretas para que esa magia se produzca: concretamente entre el 21 de Marzo al 25 de Abril y entre el 13 de Agosto al 22 de Septiembre.  Si quieres disfrutar de la experiencia de ver último rayo de sol durante esos aproximadamente 2 meses y medio , sólo tienes que acercarte a este inóspito y seductor paraje y sentarte a ver lo que la naturaleza, generosamente, nos regala.

 

IMG_5793.Carretera a Cabo Touriñan.

Serpenteante ruta hacia el objetivo

Estamos aún a tiempo de contemplar este espectáculo extraordinario y digno de A Costa da Morte, en los próximos días.

 

IMG_5775.Faro.Cabo.Touriñan.

El faro de Cabo Touriñán, la punta más occidental de la España peninsular

Ya allí, si lo vuestro es caminar, esos parajes son ideales para caminatas. Encontraréis rutas mil para disfrutar de la belleza de ésta singular parte de la Galicia costera.

Una ruta sugerida sería la de : Touriñán a Lires, pasando por Nemiña, es decir, bordeando la costa, donde encontraréis parajes inenarrablemente bellos.

Acerca de las aguas de esta zona, dicen que su particularidad es que allí se pueda pescar de casi todo, por la peculiaridad de las corrientes que allí confluyen, culpables, al mismo tiempo de tantos naufragios acaecidos en la zona.  De ahí el nombre de A Costa da Morte, (Costa de la Muerte)

Os dejo aquí, en Cabo Touriñán, para que decidáis si quereis tener el privilegio de contemplar el último rayo de sol de España desde el 13 de Agosto al 22 de Septiembre. Es toda una experiencia y además, una experiencia bastante solitaria. Ah, si lo hacéis, volved, por favor, para compartir vuestras sensaciones.

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

 

 

Belleza en estanque, nenúfares

Ya hemos comenzado el nuevo año y pensando en mis deseos para el recién estrenado periplo de 365 días alrededor del sol, me vinieron a la mente los nenúfares, planta que siempre me ha fascinado y que hoy comparto con vosotros.

El término nenúfar se aplica, en general, a plantas acuáticas con flores que crecen en lagos, lagunas, charcas, pantanos o arroyos de corriente lenta, estando usualmente enraizadas en el fondo.

Las hojas de los nenúfares comunes pueden ser de dos tipos:

El primero tiene las dimensiones más grandes (por lo general). Sus raíces pueden llegar a medir 4,5 o 5 metros de largo.

El segundo son las hojas que se pueden ver flotando en el agua. Son de dimensiones más pequeñas por lo general

208_jardin-botanico

Nenúfares

Muchos de los nenúfares familiares de los jardines acuáticos son híbridos.

Los nenúfares se desarrollan a expensas de un tallo carnoso que vive entre los materiales acumulados en el fondo de charcas y cursos estancados de aguas poco profundas.

Las hojas tienen un buen tamaño y forma casi circular con una profunda escotadura. Estas hojas, al igual que las flores, son flotantes.

Las flores de buen tamaño incluso muy grandes, se visten con multitud de pétalos imbricados formando una especie de cuenco en cuyo centro se encuentran los estambres y pistilos. La amplia gama de colores de la flor incluye el blanco puro, marfil, crema, rosa, rojo, carmesí, cobrizo y amarillo en distintas tonalidades según variedades.

207_jardin-botanico

La profundidad de plantación necesaria para los diferentes tipos de nenúfares oscila entre 20 cm y el metro, mientras que la superficie de extensión foliar va de 0,5 a 1,5 metros cuadrados.

204_jardin-botanico

Nenúfares

Frecuentemente se encuentran ranitas en este tipo de entorno.

206_jardin-botanico

Ranita entre nenúfares

202_jardin-botanico

Nenúfar

Existen más de 30 variedades de Nenúfares, pero cualquiera de ellas es de una belleza singular.

Os deseo un año lleno de belleza.

 

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038