Archivo de la categoría: Gallega Viajando

Mis viajes fuera de la Comunidad Autónoma de Galicia, especialmente aquellos que me han aportado diferentes visiones a mi cotidiana realidad; los que me han hecho reflexionar, reir, estremecerme………

UN VIEJO AMOR

Un viejo amor ni se olvida ni se deja, un viejo amor de nuestra alma si se aleja, pero nunca dice adiós, dice la canción.

Estos son los sentimientos que me provocaba volver a Lanzarote después de muchos, muchos años desde mi primera visita. Me había fascinado aquella vez, el paisaje volcánico, tan diferente a lo que vivo cada día en mi Galicia tan verde.

Pasado el tiempo tenía curiosidad sobre si seguiría sintiendo lo mismo y no sabía si la impresión sería igual, mejor, peor…………..

Después de un verano de trabajo agotador y de bastantes problemas que finalmente se fueron solventaron después de mucho estrés, decidí que debería descansar una semana. Por otra parte, hacía más de un año que tenía un come, come con Lanzarote.

No sabía cual sería la impresión ni si los recuerdos del pasado me nublarían las percepciones del presente, que afortunadamente no interfirieron en mis sensaciones de presente.

Efectivamente hay una transformación importante en positivo.  En la transformación y enriquecimiento de lo que ya había tiene mucho que ver el lanzaroteño César Manrique quien habiendo cursado dos años de arquitectura técnica, la abandona para ingresar en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando (Madrid), donde se graduó como profesor de arte y pintura.

Después de una temporada en Nueva York, se instala definitivamente en su tierra natal, donde acomete obras de gran relevancia por su originalidad, practicidad y belleza mimetizada con el entorno.

Esta isla es el escenario de la más espectacular formación de volcanes históricos en las islas Canarias. Las erupciones de Timanfaya, que fueron entre 1730 y 1736, son las responsables del aspecto de gran parte de la isla conejera (como también se denomina a Lanzarote). Posteriormente entrarían en erupción tres nuevos volcanes, el de Tao, el Nuevo del Fuero y el volcán Tinguatón.

El paisaje es lunar y ejerce un fuerte atractivo visual para quien lo contempla. Los jardines son de cactáceas y palmerales sobre una capa de basalto molido que hace un evidente contraste con el verde de la escasa vegetación.

Para mi, a mis 20 y pocos años, un jardín era un espacio con hierba y plantas, pero no es así en Lanzarote donde el escaso verde emerge de una muy bien cuidada superficie negra, que como ya indiqué más arriba, que te hipnotiza si o si.

Pensaba descansar en Lanzarote, como ya dije, pero después del primer día, que me lo tomé con cierta tranquilidad, mi cabeza en ebullición no paró de planificar visitas aquí y alla para aquella semana. Mil sitios para visitar y no demasiado tiempo. Por otro lado, la amiga que venía conmigo no había estado antes, por lo que me sentía en la obligación de que lo viese todo. ¿Todo y con un mínimo de calma y disfrute de lo que ves? Pues imposible, así que hice lo que pude.

Me encantó volver a los Jameos del Agua, espacio espectacular y multidisciplinar. Es el primer Centro de Arte, Cultura y Turismo creado por Manrique, armonía entre la naturaleza y creación artística. Se transformó lo que era el desplome del techo de un tubo volcánico por el que corrió la lava, en un espacio único en el mundo y además multidisciplinar. Además de cafeterías, restaurante, pistas de baile para eventos nocturnos, tiene una sala de conciertos impresionante por su arquitectura y acústica.

200.-Jameos del Agua

Logo que hace referencia a los cangrejos albinos que habitan el lago de los Jameos

202.-Jameos del Agua

Jameos del Agua, un gran tubo volcánico donde se aloja un espacio multidisciplinar

206.-Jameos del Agua

Laguna de los Jameos del Agua, cuya parte posterior se refleja en el agua

226.-Jameos del Agua

Jameos del Agua, diferentes niveles para diferentes ambientes

Siguiente punto: El Mirador de Río, un punto de observación privilegiado en el acantilado con una vista espectacular sobre la isla Graciosa, a la que se puede pasar en barco desde el puerto de Órzola. La Graciosa no tiene carreteras, pero sí pistas, y unas fantásticas playas de arena dorada.

137.-Mirador del río.

Lámpara en el Mirador del Río, diseñada por César Manrique

117.-Mirador del río

Vistas de la isla La Graciosa desde el Mirador del Río

105.-Mirador del río

Vistas de otra parte de La Graciosa, donde no existen carreteras e impera la tranquilidad

138.-Mirador del río

Mirador del Río, detalles decorativos sencillos y de gran gusto

Precioso, El Jardín de Cactus, que se construyó en una antigua cantera, con una disposición oval en la que se aprovechan los desniveles para una mejor exposición de las cactáceas en terrazas, que lo hace atractivo, interactivo y muy interesante. ¡ Y lo digo yo, que nunca tuve interés en los cactus.! Ese es el resultado de los trabajos bien imaginados, pensados, con el alma y el buen gusto puesto en ellos.

79.-Jardin Cactus

Jardín de Cactus. Cactus en flor

62.-Jardin Cactus

Jardín de Cactus, dispuesto en terrazas

46.-Jardin Cactus

Jardín de Cactus donde se pueden apreciar algunos de tamaño muy grande

41.-Jardin Cactus

Higo picón, que le llaman en Canarias. En la Península higo chumbo. Jardín de Cactus

24.-Jardin Cactus

Jardín de Cactus. Detalle de una chumbera

21.-Jardin Cactus

Jardín de Cactus con enormes ejemplares

08.-Jardin Cactus

Lámpara diseñada por César Manrique en la cafetería del Jardín

05.-Jardin Cactus.

Antiguo molino y vista del entoldado de la cafetería-restaurante del Jardín de Cactus

Muy cerca de los puntos anteriores, La Cueva de los Verdes, un proyecto del artista majorero (de Fuerteventura) Jesús Soto, quien se convertiría en estrecho colaborador de Manrique. Se trata de la formación de una cueva a raíz de la actividad eruptiva del Volcán de la Corona, que se puede recorrer y que esconde varias sorpresas en las entrañas de Lanzarote. También contiene una sala de concierto por su  buena acústica.

251.-Cueva de los Verdes

Cueva de los Verdes, a veces hay que caminar agachados para visitarla

260.-Cueva de los Verdes

Cueva de los Verdes y su lago

Comer en una terraza en Arrieta, me trajo buenos recuerdos, mientras contemplaba el malecón donde solíamos bañarnos, hoy ampliado y mejorado.

278.-Arrieta

Vistas de las montañas con sus blancas casitas desde Arrieta

En el centro de la isla, Lagomar, una excéntrica casa excavada en las paredes de un acantilado, con recovecos mil, como si se tratara de un laberinto, es asombrosa, al mismo tiempo que invivible con tanto sube y baja de escaleras para ir a las habitaciones, salón, etc.

Este lugar tiene su historia: la compró Omar Sharif, actor egipcio de ascendencia siria, que algunos recordaréis ya que protagonizó películas excepcionales. Estuvo nominado a un Premio Oscar y ganó 3 Globos de Oro.

Además de gran actor, era un gran aficionado al bridge (juego de cartas), tanto es así que anteponía los campeonatos de bridge a los rodajes, escogiendo las fechas para sus rodajes cuando no había campeonatos. La anécdota de la casa Lagomar es que el actor la perdió en una noche de bridge, la noche del mismo día que la había comprado. Lo que él no sabía cuándo se la jugó es que su oponente era el campeón mundial de bridge.

313.-Lagomar.Edit.900 SISOY.

Lagomar, una casa espectacular llena de intrincados recovecos

301.-Lagomar

Lagomar y sus diferentes niveles, una casa excepcional

294.-Lagomar

Lagomar, un sinfin de perspectivas

Subir al Timanfaya es obligatorio, algo ineludible, es ir al centro de lo que originó todo lo que ahora es el asombroso paisaje conejero. Además de visitar los cráteres y las caprichosas formas que la lava fue dejando sobre el terreno, verás cómo a ras de suelo, las temperaturas pueden rondar los 100 grados centígrados mientras que a 13 metros de profundidad, el calor supera los 600 grados.

Hay demostraciones, por parte de personal cualificado, en las que metiendo matorrales en agujeros bastante superficiales en la tierra, arden instantáneamente; también provocan geiseres de vapor al echar agua en unas tuberías que se introducen en la montaña. El Restaurante del Diablo, situado en la zona de los geiseres, utiliza el calor que emerge de las profundidades de la tierra para cocinar. Es bastante impresionante y poco habitual ¿verdad?.

408.-TIMANFAYA

Uno de los cráteres que originaron el asombroso paisaje conejero

417.-TIMANFAYA

Se puede cocinar, en este caso asar pollo, con el calor que desprende la tierra

423.-TIMANFAYA

A muy pocos metros de la superficie se origina un incendio con un matorral

430.-TIMANFAYA

Espectacular ver cómo un balde de agua produce vapor de agua al instante

Me pareció un imprescindible, visitar la casa de José Saramago, Premio Nobel de Literatura. Si, José Saramago fue otro enamorado de la isla. Aunque mantenía en Lisboa su otra casa y Fundación, ya que era portugués casado con la española Pilar del Río, vivía alternando temporadas del año en Tías. Allí a día de hoy, se puede visitar la que fue su casa y donde mantiene una parte importante de su impresionante biblioteca, que ahora es parte de la Fundación. Fue su lugar de fallecimiento en el año 2010.

No nos equivocamos con la visita. Las personas que trabajan en la Fundación, son amabilísimas y tienen ángel; una forma de explicar y mostrar, compartir lo que fue la vida del Premio Nobel y su forma de vivir, de una manera que enternece y conmueve, ya que el escritor era así. Precisamente el premio le fue otorgado según destacó la Academia sueca por:  su capacidad para «volver comprensible una realidad huidiza, con parábolas sostenidas por la imaginación, la compasión y la ironía».

Realmente, cuando sales de allí tienes una sensación de relax, sosiego, de haber entrado en un mundo nada banal, en una realidad de la gente intrínsecamente buena y perfectamente conocedora de una realidad que con frecuencia no nos gusta.

368.-Casa Jose Saramago

Casa Saramago. Una pequeña parte de la inmensa biblioteca que está en Lanzarote

376.-Casa Jose Saramago

Samarago: Lanzarote no es mi tierra, pero es tierra mía. Preciosa frase del Premio Nobel

Seguí mi recorrido-recuerdo visitando el Charco de los Clicos, una laguna verde. Su tonalidad verdosa es debido a un tipo de alga, además del azufre que contienen sus aguas. Contrasta el color con el negro del basalto de la playa y el mar azul, lo cual hace de la pequeña laguna algo espectacular.

Está situada en el Parque Natural de los Volcanes, muy cerca del bonito pueblecito El Golfo.

468.-El Charco Clicos

El charco de los Clicos queda resaltado por la tierra negra y las olas del Atlántico

476.-EL GOLFO

El Golfo, un pequeño pueblo con mucho encanto

Todo esto, algunas cosillas que me dejo por ahí para no estirar más el post, además largos paseos por el Paseo Marítimo de Playa Blanca y de su puerto deportivo Marina Rubicón muy agradable, hicieron de mi vuelta a Lanzarote un refuerzo de un recuerdo muy agradable. Sus casitas blancas, su tierra negra o roja, sus viñedos protegidos del viento con las rocas ígneas, verde y negro, confiere al lugar armonía y una elevación de lo bueno a mejor sin romper una estética que conforma la esencia del alma lanzaroteña.

IMG_4491.Viñedos

La Geria, con sus viñedos protegidos con piedra de basalto del constante viento isleño

527.-PLAYA BLANCA

El queso de cabra a la plancha con mojo picón, es una de las especialidades gastronómicas

520.-PLAYA BLANCA

Marco Montesinos, un artista del equilibrio inestable en piedra

494.-PLAYA BLANCA

El puerto deportivo Marina Rubicon, además de ser un bonito paseo, es un espectáculo de yates

500.-PLAYA BLANCA

Playa Blanca y Marina Rubicón, un paseo agradable donde a cada paso hay una oferta gastronómica

Si me preguntáis por la playa, la pisé un día ¡que no me iba a venir sin pisar la arena dorada y bañarme en el Atlántico pero más abajo!. Eso más dos ratos de piscina en el hotel fue todo lo que dediqué al descanso. Consecuentemente, no volví nada descansada, volví matada pero mereció la pena. No podía parar de ver lo máximo posible de la pequeña isla atlántica, que con el paso del tiempo puedo decir que me sigue enamorando. Es lo que tienen los Viejos Amores, que Nunca Dicen Adiós.

IMG_4852.Lanzarote.

Un adios a Lanzarote cuando se pone el sol

 

Para finalizar, tengo pendientes post sobre eventos divertidos y lugares con mucho encanto, en Galicia, objeto de este blog que a veces se desvía hacia otros lugares. Ya sabéis que en su mayoría los posts van sobre eso, pero en este momento y para ir calentando motores, quería compartir con vosotros Mi Viejo Amor, mientras vuelvo a centrarme en mi verde esquina favorita, la que está bañada por el Atlántico y el Cantábrico.

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram:   https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

 

 

 

Cuando las palabras no salen: Santiago-Valparaiso (Chile)

He estado demorando demasiado este post que quería haber hecho en Febrero, después del regreso de mi periplo por Chile y más: las palabras no salían, los sentimientos me colapsaban y lo que escribía no me gustaba. Incluso ahora creo que será largo y…………..ya veremos que sale.

Hoy decidí que no debía esperar más, saliera lo que saliera y aquí estoy dándole a la tecla y lo que viene a mi cabeza son sensaciones y sentimientos, emociones; para nada relatos de paisajes, museos, gastronomía, etc.

Escojo un día como más representativo de lo que fue mi estancia en el país del Cono Sur Americano. Es importante porque esa jornada repleta de bromas, risas, visitas, encuentros, actividad, es lo más parecido a un resumen de mis vivencias allí.

Viajo sola, por aquello de “o bien acompañada o sola”;  por mi cuenta y con un programa diseñado por mí, que es lo que más trabajo da, la organización de donde ir, por cuanto tiempo y qué ver, que disfrutar, teniendo en cuenta que si algo me gusta amplio el tiempo de estancia, que ya lo reduciré en otro lugar no  tan apetecible: una organización flexible, vamos.

Mi primera intención era, después de conocer Santiago de Chile ir a Valparaíso sin más, pero vi que en el hotel donde me alojaba ofrecían una visita guiada de un día con desplazamiento a Viña del Mar y Valparaíso a un precio mejor que el desplazamiento sin más. Me apunté.

Mis expectativas no eran altas, un tour guiado para poder situarme en las dos ciudades y al final del día, previo acuerdo, me dejarían junto con mi equipaje en el hotel de Valparaíso.

115 kms.separan las dos ciudades, lo cual supone hora y media de viaje. Hicimos una parada cuando nos acercábamos a Viña del Mar, en la que no percibí que hubiese ningún tipo de cohesión en el grupito de excursionistas. Me fijé en una chica rubia, alta, que se movía como pez en el agua entre todos nosotros, manteniendo conversaciones con alguna gente.

La llegada a Viña del Mar y visita al lugar donde se celebra el famoso festival de la canción comenzó a revelar cómo irían las cosas. La rubia Victoria, sin cortarse, haciéndose selfies con algunos del grupo, entre los que me encontraba. No deja de asombrarme este tipo de comportamiento porque alérgica como soy a las fotos (a hacérmelas) y mucho más a los selfies, aunque participé, debo admitir que no dejaba de admirarme cómo lo hacía, es decir, con desparpajo y naturalidad.

Seguimos visitas y paradas. Ya en aquel momento la gente interactuaba entre sí, confesaba nacionalidades y compartía informaciones más personales.

1.Pablo Neruda y Gabriela Mistral.

Homenaje a Gabriela Mistral y Pablo Neruda, ambos Premios Nobel de Literatura. Viña del Mar

2.Isla de Pascua.estatua de piedra monolítica Moai

Estatua Moai procedente de la Isla de Pascua. Viña del Mar

3.Oceano Pacifico.

Océano Pacífico, de pacífico nada. Playas donde no está permitido bañarse por su peligrosidad

4.Viña del Mar. Pelicanos.

Colonia de Pelícanos en Viña del Mar

En otra parada, una de las playas que baña el Océano Pacífico, más larga, que dio para café y charleta, empezó a cuajarse de forma natural un curioso grupo que tenían como hilo conductor los estudios y las profesiones de cada uno. La charla estaba de lo más animada, cuando llegó la hora de volver al autobús e ir a comer.

5.Restaurante Viña del Mar.

Viña del Mar, restaurante donde compartí tan buenos momentos con “mi gente linda”

En el restaurante y de una forma natural el grupo se dividió en dos, por afinidades. Creo que la mejor forma de describirlo es: los que disfrutábamos compartiendo conversaciones, vivencias, filias y fobias y los que en mesa aparte optaron por no relacionarse más que lo imprescindible.

Los grupos estaban más que claras: los que no callábamos ni debajo del agua y los que enmudecieron. Como diría después el simpático peruano Raúl: “el grupo hace la diferencia”, frase que quedó acuñada, era la descripción exacta de lo que sucedía.

La comida fue tan animada y divertida que hubiésemos pasado tranquilamente de visitar Valparaíso. Pero “the show must go on” (el espectáculo debe continuar) y seguimos el periplo en Valparaíso, sin parar de charlar tanto en el bus como en las paradas.

Hubo un pequeño problema entre los que utilizamos la palabra “coger” como describe la RAE : Asir, agarrar o tomar algo o a alguien.(y muchas acepciones más) y los uruguayos, argentinos, etc. que le dan un doble sentido y no la utilizan. Cuidadín con la palabra, ¡que cruz andar evitándola!!!

La rubia alta, Victoria, uruguaya ella, es de las que no utilizan la palabra “coger”, pero eso no impidió que en medio de todo el jolgorio que llevábamos, crease un grupo de Whatssapp con los marchosos del grupo del bus que denominó jocosamente: “Ve y cógelo”. A día de hoy seguimos en contacto.

6.Reloj Floral Viña del Mar.

El famoso reloj floral de Viña del Mar, regalo de varios países (la maquinaria del reloj:Suiza)

El resto de la visita a Valparaíso estuvo plagado de anécdotas entrañables, como por ejemplo cuando tanto Victoria como Raúl vinieron detrás de mi (me había ido a mi aire, como es mi costumbre) en el puerto de Valparaíso, para que no me pasase nada, ya que “habían visto unos señores muy feos”, frase que suelen utilizar con frecuencia por aquellos lares y que me hace mucha gracia. Ese fue el buen rollazo que se creó aquel día con aquella gente tan entrañable.

12.Puerto de Valparaiso.

Parte del puerto de Valparaíso desde mi balcón

También hubo tiempo para que me tomasen el pelo, ya que Valparaíso, situado en la ladera de unos cerros, tiene la característica de que sus calles son tremendamente empinadas y sus habitantes, estoy convencida, tienen poderosas piernas musculadas sólo por el hecho de tener que acceder a sus viviendas cerro arriba. Decía la rubia chungona: Luisa, ¿cómo te las arreglaste para subir hasta tu hotel los días que pasaste en Valparaíso? Pues, haciendo trekking, por supuesto. Jaja. Que conste que para subir algunos tramos hay ascensores, eso sí, de pago. Así es la cosa allí.

11.Valparaiso. Casas que suben hasta el cielo.

Las calles de Valparaíso que suben hasta el cielo

10.Ascensores para subir el primer tramo del cerro.

Vista parcial de uno de los cerros con un ascensor a la derecha (se ven los raíles)

9.Valparaiso. Mural en un garage.

Mural en la puerta del garage de una casa

8.Artesania de Valparaiso.

Profesionales Manos Maestras recrean las edificaciones de Valparaíso

17.La Sebastiana.

La Sebastiana, vivienda de Pablo Neruda en Valparaíso. Casa y vistas compiten en belleza

En un mundo que con frecuencia percibimos deshumanizado y donde cada cual va a lo suyo, reunirse un grupo de gente tan especial es realmente reconfortante. En una medida importante la conjunción de gente intrínsecamente buena, de buen corazón y por otro lado de un buen nivel cultural, se suele obtener un plus en todos los aspectos. Los dos elementos son importantes en la ecuación.

Con esos dos elementos, frecuentemente se es más capaz de manifestar pensamientos y sentimientos por encima de nacionalidades, creencias, razas, edades………………. y se propaga un clima de cordialidad, entendimiento y complicidad en el disfrute difícil de explicar.

Fue triste la despedida. Había sido un día tan espléndido e intenso en emociones que cuando me dejaron en mi hotel pensé: los voy a echar mucho de menos, que pena que se acabe. Me los llevaría conmigo durante todo el viaje.

Llegué al hotel, situado en lo alto de un cerro, ¡que buena elección!. Las vistas desde allí son espectaculares. El hotel-boutique Alto Mirador es una hermosa construcción de 1906 reconstruida. Posee además piscina, sauna y unas terrazas sobre el puerto y para ver las puestas de sol maravillosas.

Si todo eso no fuese suficiente, su personal es, además de atento y encantador, entrañable. Guardo un magnífico recuerdo del hotel, pero muy especialmente de la gente que allí trabaja. Te informan, te cuidan y te hace sentir mejor que en tu propia casa. Es un establecimiento de lo más recomendable.

7.Hotel Boutique Alto Mirador.

Pequeño y confortable Hotel Boutique Alto Mirador

Al finalizar el día, pero no menos importante, simplemente estoy relatando los hechos por orden, el encuentro con mi amiga de Facebook María Rosa. ¡Madre mía, nunca pensé que llegaría a conocerla!.

Cuando planifiqué el viaje estaba segura de que no la conocería ya que yo la tenía situada en Antofagasta y el norte de Chile no estaba en mi itinerario. Pero, ¡oh sorpresa!, María Rosa estaba viviendo en la zona de Valparaíso, así que quedamos y llegó a mi hotel con regalos mil: botellas de excelente vino chileno, llaveros, imanes con el nombre de la ciudad…………..y lo mejor de todo, un libro de poemas escrito por ella misma, que fui desgranando con gran placer a lo largo de mi viaje. Todo un descubrimiento sobre mi amiga en la distancia.

No fueron los regalos lo que me emocionó de María Rosa, aunque fue una abrumadora cascada de cosas que consigo traía, sino su dulcísima voz, su personal encanto, su mente de mujer que sabe de donde viene a donde va y cuales son las cosas importantes de la vida, sin obviar espinosos temas de la vida cotidiana que a todos nos afectan: política, religión, prestaciones sociales, amores y desamores, etc. que de todo un poco hubo en aquella intensa conversación.

Es fácil “ser amigos” por el Facebook, (una etapa en la que admití indiscriminadamente como amigos a gente que no conocía de nada, pero que cerré hace tiempo), no tan fácil ni frecuente, comenzar a conversar con una persona que realmente desconoces, como si la conocieses de toda la vida. Y eso fue lo que sucedió con María Rosa. La interacción fue tan fácil y normal que parecíamos amigas de toda la vida.

Auténtica, comprometida con muchas causas, fuerte carácter e ideas muy claras envueltas en un rítmico y dulce sonido de su espléndida voz. Voz que fue descubierta hace mucho tiempo y ha sido utilizada en videos para descripciones como voz en off.

Cenamos en un encantador restaurante muy original, con bonitos murales que hicieron más inolvidable nuestra amena charla.

La despedida tampoco fue fácil. ¡Qué pena no disponer de mucho más tiempo para compartirlo con ella, con sus vivencias, con sus explicaciones sobre el país!!

Como decía Raúl, que a la hora en la que me despedía de María Rosa, ya estaría de vuelta en Santiago de Chile, el grupo hace la diferencia; en Chile fue muy cierto.

16.Valparaiso. Miles de murales.

Valparaíso, Patrimonio de la Humanidad, la ciudad de los murales. Los hay por centenares

13.Valparaiso.Casas mentirosas.

Valparaíso, las casas mentirosas: un piso por delante, 3 o 4 por atrás.

14.Casas colgadas en los cerros de Valparaiso.

El cerro a la caída del sol, escalera de casitas y murales donde no se perciben las calles

15.Valparaiso atardecer.

Valparaíso al atardecer desde mi ventana

 

Más adelante, otro día, en un desplazamiento en taxi, el taxista me preguntó qué me había gustado más de Chile. Sin pensarlo, ni un segundo, le respondí: lo que más me ha gustado de Chile son sus habitantes, los chilenos, sin dudarlo. Se quedó bastante perplejo, no esperaba esa respuesta esperaba algún monumento, paisaje, incluso gastronomía. Mi respuesta, aunque inesperada, le alegró.

Me enamoró Chile, su gente, su amabilidad, su dulzura; que alguien te llame “corazón” sin conocerte de nada, cuando te está indicando una dirección me extrañó en el momento, pero posteriormente, al recordarlo, me pareció tan bonito. También me enamoró la gente que, sin ser chilenos, conocí en Chile. Mi recuerdo de ese país y sus gentes nacionales o foráneas, está ya grabado en mi cerebro de manera indeleble.

El grupo “Ve y cógelo” tiene planes para volver a viajar juntos. Si, amigos, “el grupo hace la diferencia” ¡ y tanto que la hace!. La diferencia es la maravillosa gente que un día por azares del destino, se reúnen en un mismo lugar y surge una reacción similar a lo que debió de ser el Big Bang en su momento, pero en pequeñito, jaja. Porque lo importante son las personas, las buenas, por supuesto.

9.1.Valparaiso.Murales.

Valparaíso, un mural muy simpático y naif

Para finalizar, este es un post que le debía a “mi grupo”, “mi María Rosa”, “mi gente del Hotel Boutique Alto Mirador” y por supuesto a “los chilenos” dulces, amables, serviciales y protectores que me encontré durante mi estancia en Chile. No pararon de cuidarme a pesar de no conocerme. Un placer haber estado en ese país, de corazón. Únicamente espero no haber sido demasiado “pastelosa” en mi relato, pero es lo que sentí y lo que aún siento.

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram:   https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

 

 

 

 

Un día en islas Falkland o Malvinas (y 3)

Para terminar los post sobre Malvinas o islas Falkland, un día intenso y diferente, una ilustración de la posición de las islas en el océano Atlántico y con relación al cono sur o ala más austral del continente americano.

Mapa malvinas.1

Mapa del cono sur americano

Malvinas distancia a costa.2.

Distancia de las islas a la costa argentina

Malvinas.Zona exclusion.3

Zona exclusión marcada por los ingleses

La marina británica controla la zona de exclusión marítima de doscientas millas alrededor de las islas Malvinas, que se estableció a partir de la guerra de 1982, a la que me refería en mi primer post sobre este lugar.

 

IMG_6648.Falkland.Malvinas.

Ayuntamiento en puerto Stanley

IMG_6732.Falkland.Malvinas.

IMG_6743.Falkland.Malvinas.

No hacen falta palabras

Todo en puerto Stanley es un recordatorio por una parte de la forma de vivir inglesa, igual que si vas a Barbados, es un Londres en miniatura; por otra parte de unos acontecimientos que mantienen presentes en todo momento.

El ayuntamiento, la oficina de correos, las típicas cabinas de teléfono rojas, que actualmente son mera decoración, pero tienen esa impronta tan reconocible vayas donde vayas.

IMG_6747.Falkland.Post.Office.

Oficina de correos en islas Falkland o Malvinas

IMG_6701.Paseo.Maritimo.Falkland

Paseo Marítimo en puerto Stanley

IMG_6680.Falkland.Malvinas.

Casa del Gobernador con la típica valla de los jardines de casa inglesa

IMG_6771.Falkland.Catedral.

Catedral anglicana en puerto Stanley

IMG_6798.Mandibulas.Ballenas.Falkland.

Mandíbulas de ballena delante de la catedral, puerto Stanley

No hay mucho que explicar en esta secuencia de fotos. Únicamente el arco de mandíbulas de ballena delante de la catedral anglicana, como decoración, que provienen de un pasado de pescadores de ballenas.

IMG_6833.Falkland.Malvinas.

Bote para volver al barco observando la dureza de la costa de las islas

IMG_6839.Falkland.Malvinas

Una de las últimas miradas a esta pequeña población

IMG_6860.Falkland.Malvinas

Multicolores tejados de casas que alegran la vista en un día de verano plomizo

IMG_6865.Falkland.Malvinas

Coloridas casas de puerto Stanley

IMG_6892.Falkland.Malvinas

Atrás vamos dejando la tundra de las Falkland

IMG_6940.Falkland.Malvinas.

Paisaje casi lunar en las islas Falkland

IMG_6815.Jubilee.houses.Falkland.

Jubilee houses en puerto Stanley

Estas casas, tan estilo inglés, fueron construidas en 1887 en conmemoración de los 50 años en el trono de la reina Victoria. Son un curioso contraste con el resto de la arquitectura de puerto Stanley.

Para terminar, observo la dureza de la costa de estas islas que están situadas entre 700 y 800 kms de la costa argentina, la costa más cercana; me invade una sensación de aislamiento y soledad. Creo que ya ha llegado la hora de decir adios a un día a la par interesante y que a mi, particularmente, me deja mucho que pensar.

 

Parte 1: Un día en Islas Falkland o Malvinas (1)

Parte 2: Un día en Islas Falkland o Malvinas (2)

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram ¸https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

 

Un día en Islas Falkland o Malvinas (2)

Hola de nuevo. Sigo con el día en Islas Falkland o Malvinas, que realmente dio para mucho.

Me había quedado con los pingüinos Rockhopper, los de la cresta o saltarrocas. Es muy curioso observarlos. No son tan “sociables” como los Gentoo, o los Magallánicos; son más esquivos y con pocas ganas de conocer a extraños.

IMG_6367.Rockhopper

Pingüinos Rockhopper, te quiero, te ayudo

Una de las características de los pingüinos es que escogen una pareja y permanecen fieles a ella para siempre. Aquí sí que funciona aquello de “hasta que la muerte nos separe”.  Son protectores y agresivos para defender a sus parejas y a sus crías.

De pequeños aún no tienen la característica cresta ni el color negro en la espalda y cabeza que se irá formando cuando se transformen en adultos. Los bebés permanecen en las zonas más alejadas de donde pueden aparecer humanos y los adultos son los que pueden acceder a la “zona peligro”. Todo funciona perfectamente en este mundo pingüinero.

En esta parte del mundo el clima cambia de un minuto al siguiente. Así que hasta el momento el día se había mantenido nublado y aceptablemente vivible hasta que, de pronto, comienza a llover y granizar muy fuerte y el viento es de temporal. Como dicen por allí, las cuatro estaciones del año en un día. Pues sí, toda la razón.

De pronto se levanta mucho viento, hace muchísimo frío y aunque me mantengo haciendo fotos, llega un momento que mi objetivo está empapado y yo estoy helada. Me refugio en un galpón que hay cerca para estas eventualidades. El refugio consiste en unas cuantas uralitas para poder permanecer allí hasta que pare de llover, si es que para.

Me ofrecen agua caliente para preparar un café soluble. Francamente las condiciones del chiringuito son tan básicas que me da cosita prepararlo y tomarlo, pero estoy helada, así que cierro los ojos y me lo tomo. Me sienta de lujo. Menos mal. Desde hace 2 días que ya me había congelado intentando hacer fotos en la cubierta de un catamarán en Ushuaia, voy tocada y me mantengo a base de Ibuprofenos. Pero tranquilos, lograré terminar los 27 días de viaje sin sucumbir. Ah, bueno que no estabais preocupados, ¡que decepción!. J

Los que aguantan imperturbables este “maravilloso” clima son los Rockhopper. Eso si, cuando vuelvo a salir porque ya dejó de llover, están los pobres muy mojaditos.

IMG_6443.Rockhopper

Pingüino Rockhopper trabajando

IMG_6452.Rockhopper

Pingüinos Rockhopper

IMG_6506.Rockhopper

Pingüino Rockhopper, llueve, graniza, aguanta

IMG_6526.Rockhopper

Pingüino Rockhopper defendiendo su familia

IMG_6527.Rockhopper

Pingüino Rockhopper, te lo puedo decir más alto

IMG_6530.Rockhopper

Pingüino Rockhopper, parece que ya lo entendió y se va

IMG_6542.Rockhopper

Pingüino Rockhopper bebé, pidiendo su comida

IMG_6543.Rockhopper

Pingüino Rockhopper bebé, siendo alimentado

IMG_6595.Rockhopper

Pingüinos Rockhopper protegiendo a los pequeñuelos

Me encanta ver cómo trabajan con su piquito, van y vienen con ramitas. Las parejas permanecen unidas y defienden a sus crías contra otros de su especie, que sale por patas,  además de la tierna estampa de unos padres alimentando a su bebé.

Te podrías pasar horas mirando a estos pequeños, más pequeños que los Gentoo o los Magallánicos, pero quizá por eso más tiernos.

Lo entretenido pasa volando, así que toca volver a la batidora, es decir al 4×4 que me devolverá a calles asfaltadas.

A la ida la persona que conducía, la primera conductora, es la dueña de una granja que cuenta con 2.000 ovejas, 6 perros ovejeros, además de gallinas, gansos y alguna vaca. Lo más impactante es que entre ella y su marido atienden la granja, sólo excepcionalmente tienen ayuda. Además hacen mantequilla y otros productos caseros. Yo, lo flipo. En una granja no hay ni un día de vacaciones, ni fin de semana, los animales quieren su comida y su atención siempre. ¡Que locura, dos personas y todo ese ganado!.

Para volver hay cambio de conductora. Tanto la de la ida como la de la vuelta son parlanchinas. No todos los días tienen la oportunidad de hablar con gente que no sea local y supongo que para ellas esto de transportar viajeros es un día diferente en la monotonía y el alejamiento que viven.

La estadounidense que viaja en mi jeep con sus dos hijos, le pregunta por colegios, estudios y bla, bla, en lo que no estoy muy interesada. Si estoy más interesada en saber cómo se gana la vida allí la gente, si es fácil o no. Esta dice que no es fácil, que ella tiene 3 trabajos para poder sobrevivir. ¡ Además del clima, madre mia ¡!!

Se nota el cambio en la conducción, ya os había comentado que la de la ida era muy hábil en aquel terreno, esta vez hemos empeorado. Nos metemos en dos hoyos profundos y los salvamos con éxito. En el tercero nos quedamos atascados allá abajo. Después de dos intentos sin conseguir salir ya saben que si siguen intentándolo es peor.

El jeep que va delante vuelve; rápidamente sacan una cuerda que enganchan a nuestro 4×4 y en menos de 3 minutos seguimos la marcha. Está clarísimo que están acostumbrados a este tipo de maniobras y también que por eso van en grupo de 4. Todo controlado.

IMG_6623.Remolcados

Nuestro 4×4 necesita un cable para salir del atolladero

Mientras nos rescatan, en otro jeep alguien abre la puerta y pota. Si, el traqueteo es importante y hace falta estómago estable. Los del jeep de atrás se bajan y nos hacen fotos. Todo muy divertido. Yo, la foto la hago desde dentro.

Logramos llegar al asfalto con otra hora de traqueteo. La verdad, agradecí mucho dejar la tundra esa y el bamboleo.

Ya en puerto Stanley, me dispongo a pasearlo todo. Es verdad que solo son 2.000 y poco habitantes, pero todos viven en casas unifamiliares, por lo que recorrerlo todo a pie no es posible. Pero si se puede caminar “el centro”, que me parece gracioso llamarle así, pero es donde está lo más importante, además de una especie de paseo marítimo no exento de cierta gracia.

En el centro y en todo puerto Stanley hay 3 pubs, o sea, no mucho donde escoger, una oficina de información turística, una iglesia católica y una catedral anglicana, además de la casa del Gobierno, donde está más que súper- rotulado que no se puede pasar.

IMG_6633.Malvinas.Falkland. Pub

Uno de los tres pubs para elegir

IMG_6828.Falkland.Tourist.Information

A pesar del gorro y anorak, esto es verano, quizá venga algún turista

IMG_6638.Malvinas.Falkland

Casas en puerto Stanley

IMG_6668.Malvinas.Falkland

Un busto de Margaret Thatcher preside el paseo

IMG_6644.Malvinas.Falkland

Los “green house” o invernaderos enanos tan frecuentes en las casas inglesas

IMG_6684.Malvinas.Falkland

La casa y oficina del gobernador con su cuidado jardín

Finalizo aquí la segunda parte sobre Islas Falkland o Malvinas y terminaré de enseñaros más de puerto Stanley y mi partida de allí en el próximo y último post sobre estas islas situadas a 700 kms. de la costa  argentina.

 

Parte 1 : Un día en Islas Falkland o Malvinas (1)

Parte 3: Un día en islas Falkland o Malvinas (y 3)

 

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram ¸https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

 

Un día en Islas Falkland o Malvinas (1)

He estado bastante tiempo fuera, viajando, navegando, una de las cosas que más me gusta hacer. Volví muy cansada y con un resfriado triple que pillé en el Mar Antártico, así que aunque no paré de pensar en subir un post, francamente no podía.

Hoy estoy encantada de compartir con vosotros mi experiencia de principios del recién estrenado año, visitando las islas Falkland o Malvinas, según las se refieran a ellas los ingleses o los argentinos.

Debido a la controversia que existe sobre esa zona sólo voy a relatar lo que viví, experimenté y un poco de historia. Lo que el futuro depare a esas remotas islas está por ver.

Están localizadas en una prolongación de la plataforma continental patagónica, en una remota parte del Océano Atlántico sur. Terreno accidentado y una costa de acantilados, cientos de pequeñas islas e islotes, donde están situadas granjas de ovejas y abundantes colonias de pájaros.

El tipo de vegetación es tundra. La tundra es un tipo de bioma propio del  clima subglacial caracterizado por el subsuelo helado y la ausencia de árboles. Se trata de terrenos llanos, con el suelo cubierto de musgos y líquenes. Se puede apreciar en las fotos.

IMG_6352.Jeeps

Campo a través por las Islas Falkland o Malvinas

IMG_6364.4x4.Cerca del mar.

Musgo y líquenes como plataforma y mucha agua bajo ellos

IMG_6618.Baches de barro.

Uno de los muchas trampas para 4×4 donde puedes quedarte atascado

Campos de Minas: Después de la guerra de 1982, a la que después me referiré, quedan muchos campos de minas. Se han ido retirando las que se pudieron y el resto están señalizadas con balizas que no se pueden sobrepasar. ¿Por qué no se han retirado todas? Además de otras posibles razones, el complejo suelo de las islas hace que las minas se vayan moviendo, son difíciles de estabilizar y por lo tanto de quitar. Así que allí siguen los campos minados.

La primera noticia acerca de estas tierras la tenemos a través de Américo Vespuccio, en 1502, quien dijo haberlas avistado.  En 1592 el inglés John Davis, confirmó el avistamiento de las islas.

En 1690, el capitán inglés John Strong, pone nombre al canal que divide las islas en honor del tesorero de la marina Lord Falkland.  No obstante, en 1764 Louise Antonine Bouganville las reclama para el rey francés Luis XV.

En 1767 la colonia francesa es transferida a España tras el pago de 25.000 Libras de la época. Todo un dineral.  En 1806 el gobernador español se retira de Puerto Soledad, como así se había denominado el lugar, ya que necesitaba todas las tropas disponibles para las insurrecciones de aquella época en Montevideo.

En el año 1828 Luis Vernett, mercader de Hamburgo, establece un asentamiento en las islas, después de una aprobación de las autoridades inglesas y argentinas.

En 1833 los británicos reclaman la soberanía después de que Charles Darwin echara el ancla en ellas tras su incursión en el canal de Beagle.

Quizá algunos recuerden que en 1982 los argentinos reclamaron la soberanía en una guerra que duró 10 semanas, durante las cuales hubo 649 bajas entre los militares argentinos, 258 bajas de militares británicos y murieron 3 isleños.

Actualmente Malvinas o Falkland están bajo el dominio inglés, con su capital puerto Stanley,  situada en la isla del Este,  la más grande, y con un gobernador al que a partir de la guerra de 1982 se le recortaron los poderes decisorios.

¿Cómo es la vida de sus moradores? ¿A qué se dedican?

La economía de las islas fue desde 1870 a 1980 fue la pesca ballenera y de focas, así como aprovisionamiento de barcos.

Las cosas cambian a partir de 1980, se incrementa la presencia de pesca comercial y servicios a la industria de la pesca. Por supuesto también a la agricultura, en la que los locales engloban la producción de lana de oveja. Nada más ni nada menos que 1.700 toneladas de lana se produjeron en los años 2015-2016.

Se realizaron estudios para ver si había posibilidad de encontrar petróleo en 1996, pero las prospecciones dieron como resultado que no en cantidad suficiente para su explotación.

IMG_6354.Jeep subiendo.

Subir siempre es más fácil, tener un coche limpio, imposible

IMG_6358.3 jeeps de ida.

Todo es llano pero no por eso fácil de circular por ese terreno con mucha agua bajo la superficie

IMG_6360.Paisaje con vacas.

Pocas vacas, pero muchas ovejas

IMG_6612.Paisaje con 4x4.lejos

No parece muy fácil vivir en estos parajes

IMG_6626.Paisaje.

El barro de los 4×4 anteriores se pega en nuestras ventanillas

Mapa situación.

Situación de las Islas Falkland o Malvinas en el sur del Atlántico

Actualmente y seguramente para muchos sorprendentemente, ya que para mí fue una sorpresa, el turismo está tomando forma en la zona.

La visita no es facilita. Primero hay que llegar hasta allí, yo lo hice en barco, pero también disponen de un aeropuerto.

El barco, a no ser los muy pequeños, no puede atracar en el puerto, ya que no tiene calado suficiente, así que se baja a tierra en botes. Normalmente es bastante complicada la bajada a tierra por el fuerte oleaje. Afortunadamente el 1 de Enero el océano estaba bastante tranquilo y se pudo llegar a puerto en 18 minutos a su capital, puerto Stanley. Habitualmente lleva más tiempo y con más complicación.

Había contactado con un granjero que tiene jeeps para poder recorrer la isla y de paso poder observar pingüinos Rockhopper, los pingüinos de penacho amarillo o saltarrocas.

Somos 4 jeeps 4×4 los que nos trasladamos con 4 conductores durante casi una hora campo a través hasta llegar a la pingüinera. Allí todo es muy rústico y no iba a ser menos la conductora del 4×4 en el que iba yo.

Está encantada con la posibilidad de enseñarnos a pingüinos Rockhopper, por los que parece que tiene mucha simpatía y les adjudica mucha personalidad. Es divertido ver una persona tan entusiasmada de conducir por aquellos andurriales tan infernales, dando botes, arriba, abajo y girando la cabeza 360º como “la niña del exorcista” (frase que no es mía sino de otra viajera en otro de los 4×4).

Nosotros vamos los últimos, los otros 3 jeeps delante, en fila, pero nosotros no seguimos a los otros 3. Nuestra conductora sigue su propia ruta, cerca de los demás, pero no rodando por donde ellos ruedan. También me fijo que nosotros damos muchos menos botes que los 4×4 que van delante, aunque de botes vamos sobrados. Cuando le pregunto que por qué no sigue la misma ruta que los otros jeeps, responde: porque no soy buena seguidora. Ja!, después dicen de los gallegos. Lo que se llama una salida por la tangente.

Y así seguimos, botando, hasta llegar a los pingüinos. El paisaje es siempre más de lo mismo y como la comprobación del terreno ya estaba testada, nos alegramos de bajar de aquella batidora.

Finalmente, el avistamiento de la pingüinera hace que te olvides del largo e imposible recorrido. Asombrada estoy de haber podido hacer alguna foto mientras estábamos en ruta. Terminaré mi visita a las islas con el resto del relato y más fotos en la parte 2. Os dejo con alguna de las fotos de los pingüinos

IMG_6487.Colonia Rockhopper

Pingüinos Rockhopper de penacho amarillo o saltarrocas. Multitud de ellos aún son bebés

IMG_6371.Rockhopper.grupo.

Rockhopper, pingüinos con personalidad

IMG_6409.Familia de 3.

Una familia Rockhopper, los bebés aún no tienen cresta ni otros elementos adultos

IMG_6372.Rockhopper

Rockhopper, de frente o de lado, siempre curiosos de ver

IMG_6442.Amarte y cuidarte.

Te ayudo y te quiero para siempre, así son los pingüinos

IMG_6376.Rockhopper

Rockhopper en alerta

IMG_6390.Rockhopper.Cresta.

Rockhopper y su característica cresta

Con retraso, pero no con menos entusiasmo que si fuese el mismísimo día 1, en el que yo estaba tan entretenida y movida, os deseo un ESPLÉNDIDO AÑO 2018. LO MEJOR DE LO MEJOR PARA TODOS VOSOTR@S EN ESTE AÑO QUE YA HEMOS ESTRENADO. BESOS MIL.

 

Parte 2 : Un día en Islas Falkland o Malvinas (2)

Parte 3: Un día en islas Falkland o Malvinas (y 3)

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram ¸https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

Momentos indescriptibles

Hay varios temas que me revolotean por la cabeza sobre los que escribir, pero he concluido que quizá necesito/emos un momento de reflexión y calma. Un estar contigo mismo y tus verdaderos pensamientos y sentimientos, esos que quizá no le cuentes a nadie o sólo a una persona muy cercana a ti.

Y viajo, me voy a Roskilde, Dinamarca, donde estuve en junio del año pasado y cuyo recuerdo me sugiere amabilidad, paz, tranquilidad.

Sabía lo que quería ver en la ciudad danesa pre-cristiana, no en vano hago los deberes antes de viajar, pero “por si acaso” entré en la oficina de turismo. Me indicaron amablemente los puntos de interés, los mismos de mi lista, y una recomendación final  que decidí seguir, no sin desconfianza, pero que dejé para el final.

Cuando ya era hora de volver a Copenhague, antes de coger el tren que me llevaría de nuevo a la gran urbe, caminé por la ruta recomendada: un paseo por un jardín-cementerio camino de la estación.

A pesar de haber visitado cementerios “obligatorios” como el Père Lachaise mi primera vez en París, la Chacarita mi segunda vez en Buenos Aires y algún otro, la sugerencia esta vez me resultó un tanto extravagante. No la esperaba en aquella ciudad.

Confié en el amable hombre danés y entré en el jardín. Comencé a ver lápidas por aquí y allá, diseminadas entre los bonitos setos, los grandes árboles, las flores. No era un cementerio al uso, a lo que estamos acostumbrados normalmente por estos lares. Tampoco se parecía a otros que conocía.

Observé que la gente utiliza aquel espacio como vía verde para acortar el camino entre el tren y el centro de Roskilde.

El lugar tiene mucho encanto e invita a la serenidad; está perfectamente cuidado, integrado en la ciudad y es un sitio perfecto para el paseo, para relajar la mente y el espíritu.

Hacía tiempo había leído una recomendación a seguir con la gente de ambiciones ilimitadas, pero que te importa su bien. Esa gente que sólo fija sus metas en lo material y en una acumulación de bienes, prevendas y demás tan brutal que no tiene sentido; algo que nunca disfrutarán ni ellos ni sus herederos y además, que nunca podrán llevarse en la inevitable despedida final que nos va a tocar a todos y cada uno de nosotros, si o si.

La recomendación era, pasear por un cementerio. Suponía el autor que un paseo de tal calado haría meditar al ilimitado acumulador. Hoy, ahora, no estoy nada segura de que alguna gente pueda asimilar la filosofía que hay dentro de ese consejo.

02_Roskilde

Caminando hacia el centro de Roskilde

 

20_Roskilde

Sencillo, bonito, sincero

21_Roskilde

Sonia: 1936-2014 Roskilde

27_Roskilde

Estatua en el jardin de Roskilde

22_Roskilde

Entre setos de Lavanda. Roskilde

24_Roskilde

Cuando la vida se relaciona con la muerte

25_Roskilde

Roskilde

26_Roskilde

Camino al exterior de la tranquilidad. Roskilde

01_Roskilde

Entrada al jardín-cementerio de Roskilde

 

Hoy, con este paseo que hice en un pasado cercano, vuelvo al sosiego de aquel momento. Hoy, cuando todo a nuestro alrededor es resquebrajamiento y crispación, acusaciones múltiples y mucha falta de sentido común mezclado con falacias insostenibles, por muchos apuntalamientos que se les ponga, hoy es el día de recorrer esa ruta del jardín-cementerio.

Todo invita allí a la tranquilidad, a la introversión, al bienestar con uno mismo, os invito a pasear por el relajante jardín de Roskilde y a dejaros llevar por una senda de cordura, que diríamos en Galicia, de “sentidiño”. Cada uno que saque sus propias conclusiones.

 

 

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram:    https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

Cuando la Navidad no tiene fecha fija

Todo fue casual, en un vuelo entre el Cairo y Bombay, actualmente denominada Mumbai. Hablamos media docena de frases corteses en el transfer entre el hotel y el aeropuerto. Otro cambio de impresiones en una escala técnica en algún aeropuerto a medio camino, muy dormidas ya que el vuelo era nocturno.

Nos quedábamos, una amiga y yo, 15 días en Mumbai, trabajo y turismo en el mismo paquete.

2000-colaba-paseando

Primera vez en Mumbai

El destino quiso que la mujer con la que había intercambiado unas cuantas impresiones, como ya relaté, trabajaba casi al lado del hotel donde nos alojábamos, así que terminó invitándonos a cenar. Cena para cuatro, ella y su marido, mi amiga y yo.

La noche que nos recogen en el hotel ella vestía el tradicional sari, estaba espectacular. La imagen no tenía nada que ver con nuestro aspecto cansado y ropa informal y cómoda  del día del vuelo.

El restaurante que habían escogido, más hubiese apostado por verlo en Nueva York que en la capital india. Les gustaba mucho por ser tremendamente divertido. No sólo era la comida, sino la originalidad de la puesta en escena. Los camareros, súbitamente dejaban de servir mesas para hacer una coreografía mientras cantaban; algunas bebidas se servían en unas copas tan altas que debías ponerte en pie para poder beber. Era una mezcla de sensaciones inesperadas y simpáticas. Lo disfrutamos mucho, fue una velada perfecta.

Los indios son indescriptiblemente hospitalarios. Fuimos a tomar un té en su casa para conocer a su hija. Encantadora como su progenitora, muy simpática, guapa y con una vitalidad desbordante.

Así fue como comenzó mi amistad con Villoo, que ha perdurado a través de años. ¿Pueden llegar a conocerse dos personas a través de correos electrónicos?. Diría que si, si ambas son sinceras y honestas.

Poco a poco, fue participando de mis alegrías y penas, luces y sombras. En tiempos difíciles siempre me ha ofrecido su casa y pasar un tiempo con ellos hasta que me recuperase de los reveses de la vida. Nunca fue posible hacerlo, pero lo relevante siempre ha sido su cercanía y disponibilidad para ser un refugio, además de sus acertados consejos.

A pesar de que también he sido partícipe de sus penas, dolores y preocupaciones, siempre he sentido que estaba siendo ayudada, más de lo que yo podía ayudar.

Mi amiga es dulce, amorosa, y tiene la facultad de decir las palabras adecuadas en cada momento. Siento que tiene el don de la sabiduría, una mezcla de inteligencia y corazón difícil de explicar, fácil de sentir.

Hace casi 4 años ya, volví a India por tercera vez para un recorrido por los Himalayas indios, una dura e impresionante experiencia por encima de los 4.000 metros de altitud, en el denominado pequeño Tibet.

Me invitaron a quedarme con ellos en Mumbai al final de mi periplo. Me había dicho: “el tiempo que desees”, con su generosidad habitual; decidí que una semana era lo adecuado.

33_bombay-puerta-india

Puerta de la India, un lugar imprescindible en la visita de la ciudad

No voy a negar que estaba un tanto inquieta, no sabía cómo iban a desarrollarse aquellos días, aunque, por otro lado, mi conocimiento sobre ella, mi instinto indicaba que todo iría bien.

Cuando llegué a su casa, después de 2 vuelos que ocuparon todo el día, más las 3 semanas previas estaba extenuada. Había comenzado a tomar las pastillas para la malaria, imprescindibles para permanecer en Bombay en época de monzones: lluvia y humedad tórrida. Tan imprescindibles como matadoras, te dejan tumbada.

Villoo había pedido un día libre en su trabajo para acompañarme durante todo el primer día y salir de compras o lo que yo prefiriese hacer. ¡Que desastre! Debido a mi extremo cansancio y las pastillas, aquel día después de ducharme, desayunar e ir las dos a unos almacenes que me traían muy buenos recuerdos de mi anterior estancia, escasamente duré en pie media hora.

Hubo que volver a casa, acostarme y dormir durante 24 horas, del tirón, sin levantarme ni para ir al baño.

Me sentía fatal por no haber podido aprovechar el día libre en su compañía. Ella le restó importancia al asunto, aunque realmente estaban preocupados con una extranjera en su casa durmiendo tantas horas seguidas sin dar señales de vida. ¡No te levantaste ni para comer!, dijeron al día siguiente. Imagino su preocupación, mientras yo recuperaba.

A partir de ahí, nada había sido dejado al azar. Había un plan para cada uno de los días que permanecí con ellos. Conocí su día a día, incluida la compra en un supermercado con la hermana, mientras ella iba a trabajar. Lo disfruté mucho, fue curioso a la vez que gracioso. Pero lo más llamaba mi atención era lo cómoda y bien acogida que me sentía.

Volcados conmigo, me sentía un tanto desbordada y sin posibilidad de invitar a nada ya que estaban previsto todos y cada uno de los días. Imposible relatar tantas sensaciones.

Una noche sus amigos más cercanos venían a cenar a casa. Una guirnalda de flores adornaba la puerta de la entrada y unos dibujos en el suelo que llamaron mucho mi atención, pequeños detalles pero muy agradables.

06_bombay-guirnalda-flores

Guirnalda de flores en la entrada

05_bombay-suelo

Decoración en el suelo, especialmente hecha para aquel día

Me había preguntado cómo serían los amigos y si tendríamos algo en común para conversar. Muy pronto verifiqué que habría podido conversar con ellos durante muchas cenas. Sus amigos son cálidos, cercanos, divertidos, con conversaciones que me transportaron a mundos desconocidos pero realmente interesantes, en los que me hubiese gustado profundizar. Por otro lado, sobre España sabían casi tanto como yo misma. Una noche entrañable, difícil de olvidar.

Finalizando la velada me percaté de que mi amiga y su marido se acercaron de manera muy cariñosa y se dieron un piquito. Fue un momento, tan natural a la vez que tierno, una imagen que se quedó grabada en mi cerebro. Un matrimonio que habiendo celebrado ya los 50 años de casados, todavía se tienen esa devoción, me conmueve.

Mis días con ellos llegaron a su fin y volví envuelta de una sensación de tranquilidad y  paz, contagiada del ambiente que se respira en aquel entorno.

03_bombay-cena

Preparados para la velada

Es imposible describir todas las sensaciones de los momentos vividos en aquel hogar y los recuerdos acumulados en aquella semana, todos ellos contienen mucha emoción.

A pesar de todo lo dicho, es una familia normal, con problemas, sinsabores, reveses y las preocupaciones que conlleva cualquier vida, pero más que nada, lo que allí se respira es armonía. Deduzco que ha sido siempre su forma de vivir desde el comienzo de la relación, quizá desde antes de comenzarla; ese modo de existir es algo que no se improvisa.

Sus mentes abiertas, sin tabúes, donde cualquier cosa puede ser hablada de una manera pausada, medida, sin estridencias, es otra característica de ese extraordinario grupo de personas que tuve la suerte de conocer.

Son conscientes de la realidad que les y nos rodea, están implicados en ayudar a los demás de diversas formas, ya que también hablamos de ello. No viven en una burbuja alejados de la realidad, sino todo lo contrario, podrían hacerlo, como tantos otros, pero no lo hacen.

Si habéis llegado hasta aquí en la lectura de esta entrada, estaréis pensando ¿ y esto qué tiene que ver con la Navidad?.

Las Navidades, desde mi actual punto de vista, se han convertido en una celebración carente de sentido. Ya sólo las entiendo cuando hay en casa niños pequeños. Por lo demás es una disculpa más para el mercantilismo más feroz.

Han perdido el sentido que tenían no hace tantos años, convirtiéndose en una loca carrera de compras de regalos que, frecuentemente, ni son agradecidos, sino que se perciben como una obligación por parte del que ofrece el regalo. Además y a veces, también como una batalla familiar con resultados inciertos.

Mucha gente, incluida yo misma, por diferentes motivos, hemos decidido que es el momento de poner tierra por medio y si es a un lugar donde no exista la falacia navideña, mejor que mejor.

001-puerta-india

Vista desde la ventana del hotel en mi primera visita a Mumbai

Este año, que no puedo evaporarme, vuelvo la mirada hacia ese lugar de Oriente medio, con nostalgia. Allí SI encuentro un permanente espíritu navideño, aunque no se celebre la navidad, y me imagino envuelta en un invisible manto de cariño y serenidad con solo pensar en ello.

Deseo, de corazón, para todos vosotros, que vuestras vidas se llenen de esa paz interna que me invade cada vez que estoy en contacto con mi querida amiga Villoo. ¡Felices Fiestas!

 

Entradas sobre los Himalayas indios, el denominado Pequeño Tibet

Ladakh, Pequeño Tibet. Nueva Delhi

4.000 metros de Altitud. Leh

Festival Budista Tibetano

4  Imágenes para el recuerdo. Pequeño Tibet

Un atentado nos sorprende en Lamayuru. Pequeño Tibet V

 

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038