Archivo de la categoría: Gastronomía Gallega

Conjunto de conocimientos y actividades relacionados con la comida, concebida casi como un arte.

Salsa de tomate 100% natural

Llevo bastante tiempo sin escribir en el blog y hay temas que se me resisten, así que he decidido compartir una receta de Salsa de Tomate 100% natural que siempre hago y le gusta a todo el que la ha probado. Lo más destacable, desde mi punto de vista, es que no se utiliza tomate de bote como en una gran mayoría de recetas y además es rápida y fácil de hacer.

¿Por qué salsa de tomate en este momento?. Ya se sabe que en cada época del año hay unos productos que son los de temporada. Es cierto que actualmente con las importaciones de productos de otros países hay todo tipo de frutas y verduras en casi cualquier época del año, pero no de Kilómetro Cero. En este momento los tomates son producto de km. 0 en Galicia, así que aprovechemos esta ventaja para degustar artículos que van del productor al consumidor en un par de días, que no se recogen verdes para que maduren durante el transporte y en definitiva son más sabrosos. No han pasado por cámara frigorífica y se recogen y venden en poco tiempo, por tanto vais a notar la diferencia en el paladar.

Los productos Km. Cero además de un sabor realmente exquisito, favorecen la economía local.

Para terminar de puntualizar, cuando cocino lo hago en cantidades un poco grandecitas y de esta manera he cocinado para días. O sea, que no propongo cocinar para un día sino para varios; al final os explico.

Vamos con la receta de Salsa de Tomate 100% natural.

Necesitaremos:

2 kg. de tomates maduros

3 o 4 cebollas

2 dientes de ajo

Una pizca de sal

Una pizca de azúcar para quitar el ácido del tomate, aunque yo no suelo añadirla, pero para los que quieran hacerlo.

Aceite de oliva para cubrir el fondo de la sartén, sin pasarse, o sea justito.

1.Salsa Tomate Natural.Sisoygallego

Tomates, cebollas, Km. Cero

– Primero pelamos y cortamos las cebollas en dados. Normalmente utilizo una picadora, pero también se puede hacer a mano y en esta ocasión así lo hice para mostraros después el resultado.

– Pelo los 2 dientes de ajo y los corto en rodajitas.

– Cuando el aceite está caliente se ponen las cebollas y los dientes de ajo a rehogar a fuego lento, más o menos entre 4 y 5 en una cocina de máximo 9. Se deja la mezcla haciéndose hasta que la cebolla está transparente y blandita. Se ve a ojo. El aceite debe estar caliente pero no mucho, se trata de que la cebolla se ponga blanda no frita.

4..Salsa Tomate Natural.Sisoygallego

Cebollas también Km Cero

5..Salsa Tomate Natural.Sisoygallego

– Mientras tanto preparamos los tomates esperando el momento de ponerlos en la sarten. – Hay que pelar los tomates y eso podría ser lo más laborioso pero hay un sistema de hacer la tarea muy fácilmente. Se calienta agua, se le hace un corte en forma de cruz con el cuchillo a los tomates y al introducirlos en el agua caliente, prácticamente se quitan ellos mismos la piel.  Cuando están suficientemente maduros es más fácil que cuando no lo están. Eso se hace en un santiamén.

2.Salsa Tomate Natural.Sisoygallego

– Se pican los tomates, aunque tampoco hay que matarse picándolos, con que vayan en rodajas y cortados por la mitad, si están maduros es más que suficiente.

– En el momento en el que la cebolla tiene la consistencia antes descrita (transparente y blandita), se añaden los 2 kgs.de tomates, la pizca de sal, la pizca de azúcar y se sube la temperatura de fuego para que la mezcla vuelva a alcanzar el punto en que hace burbujitas y en ese momento se vuelve a bajar el fuego a los 5 puntos que comentaba antes.

6..Salsa Tomate Natural.Sisoygallego

– Se deja hacer la salsa, removiendo de vez en cuando, pero sin preocuparse demasiado y al cabo de 1 hora aproximadamente el proceso está completado. Durante esa hora se pueden hacer cosas mil sin estar pendiente de la salsa. Os recomiendo poner un temporizador para que os avise de la finalización del tiempo.

7..Salsa Tomate Natural.Sisoygallego

8..Salsa Tomate Natural.Sisoygallego

La mezcla deberá burbujear aproximadamente como en la foto, no mucho, fuego lento

9..Salsa Tomate Natural.Sisoygallego

Finalizada la hora y apagado el fuego

– Únicamente queda pasar la mezcla por la batidora para conseguir una salsa homogénea.

11.Salsa Tomate Natural.Sisoygallego

La salsa pasada por la batidora

– Con las cantidades arriba de mencionadas para la confección de la salsa obtendremos 6 botes de 350 grs.como se muestra en la foto.

10..Salsa Tomate Natural.Sisoygallego

12.Salsa Tomate Natural.Sisoygallego

Normalmente esta salsa casera no es tan roja como las salsas a las que estamos acostumbrados. Esto se debe a un par de cosas: primero que lleva más proporción de cebolla que las salsas que suelen estar a la venta, aunque no se nota el sabor a cebolla y segundo porque no lleva otros aditivos naturales o artificiales que se suelen añadir.

Aditivos naturales que se pueden añadir con los que lograr además de intensidad en el color también en el sabor: pimiento o pimentón dulce, incluso ambos. Eso ya es cuestión de experimentar y de gustos.

Personalmente me gusta una salsa de tomate bastante natural y esta es mi receta que comparto por si os resulta interesante.

Ventajas de hacer la salsa de tomate en cantidad: una vez triturada la pongo en botes de cristal (también pueden ser de plástico) y congelo. Así tenéis salsa para un cierto tiempo sin volver a tener que hacer el proceso. Es muy cómodo, práctico.

Si queréis aprovechar la temporada de km. 0 y hacer salsa para mucho tiempo, el proceso sería el mismo, pero habría que proceder a poner los botes al baño maría y no sería necesario congelar. Reconozco que me da mucha pereza el proceso del baño maría por lo que ya sabéis cual es mi preferencia.

13.Salsa Tomate Natural.Sisoygallego

Para terminar este post, a modo de comentario final, en estos momentos que estamos viviendo una época sanitaria complicados a nivel mundial, es una buena idea dedicar un poco más de tiempo a disfrutar de la comida a fuego lento, que no quiere decir ni comida trabajosa ni farragosa, solo que requiere un pelín de atención y cuidarnos un poquito más de lo que habitualmente hacemos.  Aunque en Galicia, afortunadamente, estamos saliendo bastante bien parados de esta historia, es cierto que se sale menos de vinotecas, de restaurantes, de ocio fuera y nos hemos recogido un poco en nuestras casas a modo de fortín. Para algunos será buena idea utilizar el tiempo que hemos restado a otras satisfacciones restringidas para darnos otros tipos de satisfacciones.

Finalizo agradeciendo encarecidamente vuestros mensajes privados para interesaros por mi desaparición de la redes. Nada ha pasado excepto la conmoción mundial que nos invade, además del estado de shock que a todos nos ha vapuleado por falta de experiencia en situación similar, por otro, el exceso de trabajo. Deseo fervorosamente que todos estéis bien. Cuidáos mucho. 🙂

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram ¸https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

 

Un gallego genial,vino en Cubas de Piedra

La Antigua Roma jugó un papel fundamental en la historia del vino. En la Península Itálica, a su vez, griegos y etruscos aportaron su conocimiento.

El vino desde tiempos muy antiguos fue de interés para los pueblos, y los romanos lo democratizaron y extendieron a través de su Imperio. Para el pueblo romano el vino era una necesidad vital diaria, lo que llevó a extender su suministro a sus soldados y también a los colonos romanos.

Muchas de las técnicas y principios desarrollados en aquella época, pueden encontrarse en la producción de vino actual.

Una idea del proceso de elaboración del vino creo que es de conocimiento general: Vendimia, prensado, maceración, desfangado, fermentación, trasiegos, clarificación, estabilización por frío, filtrado y embotellado.

Seguramente, aunque no todos los pasos, los más importantes son de general conocimiento.

Hay muchos tipos de barricas y toneles y frecuentemente estamos acostumbrados a ver los de madera, que pueden ser de diferentes maderas, dependiendo del tipo de vino que se quiera elaborar; últimamente los de acero inoxidable están ganando la partida por muchas razones, entre ellas: Buenas condiciones para mantener neutras las propiedades del vino; Es resistente a la suciedad; La limpieza de los depósitos es fácil y sencilla; Resisten la oxidación, entre otros.

 

12.CUBAS DE PEDRA.STGO.ROMA

Barrica tradicional. Albariño Rías Baixas

Los romanos utilizaban ánforas tras la fermentación para servirlo o dejar envejecer.

En la constante búsqueda de otros elementos que favorezcan en mayor medida las elaboraciones de altas calidades, es la opción que quiero preentaros hoy.

Es una opción innovadora, que pertenece al I+D+i de Galicia y concretamente es de la bodega de Santiago Roma, viticultor de Ribadumia, provincia de Pontevedra, en la comarca del Salnés. (I+D+i = Investigación, Desarrollo e Innovación).

A Santiago le viene de cuna estar entre viñedos y vinos, pero la cabeza le daba para mucho más y comenzó a investigar el mundo de la piedra para obtener un caldo de “óptimas prestaciones de aislamiento térmico, manteniendo la temperatura del vino sin oscilaciones bruscas a lo largo del tiempo”.

El mundo del vino es harto complejo y no me voy a dispersar en descripciones donde seguramente me perdería, pero sí quiero compartir con vosotros un elemento totalmente diferente y que quizá en principio sorprenda, en el complicado y frecuentemente selecto mundo del vino.

Ayer tuve la satisfacción de estar en la bodega de Santiago Roma, de ver la primera “Cuba de Pedra”, como se diría aquí, en castellano, Cuba de Piedra, conocer el procedimiento de elaboración y poder decir que he visto la única “Cuba de Pedra” que se hizo de una sola pieza. Ahora, se fabrican con dos piezas que se acoplan. Todo un privilegio. Y además de un privilegio, la suerte de haber compartido un vino blanco Albariño Rias Baixas procedente de “A Cuba de Pedra” y de manos de su ideador y creador.

Obviamente, la cuba no es de cualquier piedra sino de una que cumple todos los requisitos necesarios para dar lo mejor de sí, en el complejo mundo del vino.

 

02.CUBAS DE PEDRA.STGO.ROMA

“Cuba de Pedra” o Cuba de Piedra, prototipo

08.CUBAS DE PEDRA.STGO.ROMA

Santiago Roma, sirviendo vino de la Cuba de Piedra

07.CUBAS DE PEDRA.STGO.ROMA

Esperando el momento de degustar un Albariño Rías Baixas

Santiago es afable, encantador y con una energía desbordante. Surgió la idea, se trabajó mucho y finalmente, llegados a la conclusión de que la Cuba respondía a todos los requerimientos deseados, se registró y patentó.

Actualmente el proyecto está rodando, totalmente en marcha. Dos bodegas en España ya están inmersas en la producción de vino con este tipo de Cuba y varias bodegas de Europa también se han sumado a la producción de un vino que en el futuro se prevé será de una calidad más refinada y estable que la de los caldos que se producen actualmente. Obviamente, es otro sector diferente de mercado, uno de muy muy buen paladar, acorde con sus billeteras.

09.CUBAS DE PEDRA.STGO.ROMA

Un brindis por un futuro prometedor de las bodegas Santiago Roma

Lo ameno de la conversación con Santiago, además de su positividad contagiosa, hizo que la visita fuese entrañable y para el recuerdo.

11.CUBAS DE PEDRA.STGO.ROMA

Toca degustar: ¡Salud y grandes éxitos!

Finalmente, dejar patente que buscando mejorar un Albariño Rias Baixas de la Comarca del Salnés, gracias a un I+D+i de muchas horas y desvelos, se está en el camino de mejorar muchos otros caldos de otras bodegas en el mundo. Gracias por esta experiencia tan gratificante. ¡Salud y grandes éxitos Santiago!

 

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

Copyright © – Todos los derechos reservados.

 

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram:    https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

 

 

 

 

 

 

Otoño, tiempo de castañas asadas

Nuevamente el otoño, nuevamente tiempo de recogida de castañas.

Es la época en que cuando comienza el frío, aparecen los castañeros con sus carritos para asar el fruto en las calles.

Lo típico es llevarlas en un cucurucho, calentitas, recien asadas mientras caminas por la calle un día de frío. Se calientan las manos y se degusta el alimento.

Es un gusto sencillo, de los de toda la vida, sin complicaciones, sin artificios que lo conviertan en algo “cool”.  Francamente, si fuese “cool” (término que se utiliza para denominar “lo que está de moda”), la castaña perdería ese encanto que conlleva lo que has conocido desde la infancia y que no deseas que sea alterado.

Es bonito ver a los castañeros preparando sus castañitas y disponiéndolas ordenadamente hasta que lleguen los clientes a comprar. Es una estampa que se repite cada temporada otoñal y si no se repitiese lo echaríamos de menos, aún en el caso de que comprarlas asadas en la calle no lo hagas a menudo sino esporádicamente.

20_Carrito asar castañas

Un carrito de asar castañas actual

El fruto del castaño es muy abundante y de excelente calidad en Galicia. Esta región exporta cada año toneladas del polifacético producto usado para muy distintas elaboraciones a diferentes países.

Los gallegos estamos habituados a ver los carritos donde se asan las castañas de una determinada forma que nos resulta familiar, por eso es curioso ver cómo lo hacen en otros lugares.

FB_castañero

Típico castañero de toda la vida con el también tipico carrito para asarlas

Esta foto no es mía, la encontré en los procelosos mares de internet.

En Portugal, se asan de una manera totalmente diferente a la gallega, a pesar de ser vecinos próximos. Me pareció curioso ver cómo lo hacen, aunque no sabría explicar la técnica que utilizan por ser para mi inusual.

Pero, sin duda, quienes se llevan la palma en refinamiento y espléndida puesta en escena para vender castañas asadas son los italianos. Los pasos para la preparación son los mismos que los utilizados aquí,  (explicación en el post que enlazo al final), pero la presentación es diferente y muy atractiva.

Para muestra un par de fotos que tomé en Roma, en un frío Diciembre. Me fascinó la organización del producto milimetricamente colocado y la decoración en arco del fruto con su erizo; me resultaron imágenes llamativas, como gritando ¡no te puedes ir sin una porción, mira que aspecto tan bueno tenemos !. Y realmente si lo tenían.

Quizá el fruto, en su origen fuese de nuestros castaños, ¡ quien sabe! pero transformado con un estilazo que estaba gritando ¡bella!!!, pronunciado con una sola “l” y ese acento tan peculiar a lo ítalo. ¡ Bella estampa!, de verdad.

Recetas, marrón glacé, información y más, en este enlace : Castaño, castañas, propiedades y recetas

154_Castañero

Castañero con su decorado puesto compuesto por erizos de castaña

152_Castañero

Atractiva presentación de castañas asadas

Muy recomendable, unas castañitas asadas, ahora que ya ha comenzado la recolección.

 

Entradas gastronómicas:

Tiempo de castañas asadas

Castaño, castañas, propiedades y recetas

Castañas y Magostos. Recorrido de sabores

Delicias del Atlántico: el Sargo

Zamburiñas, una delicia culinaria

Berberechos al estilo de Ortegal

Cocidos gallegos y Laconadas, ¿en qué se diferencian?

Nueces gallegas, ¡ exquisitas !

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

FACEBOOK:     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

Delicias del Atlántico: el Sargo

Un pescado delicioso y no de los más populares,  pariente lejano de la dorada y el besugo.

El Sargo, Diplodus sargus, procede de fondos rocosos y arenosos, ¿ recordáis que ya tocaba el tema de los fondos en mi entrada anterior?. Conocer el mar y saber de pesca, Museo del Mar de Fisterra

Su sabor es exquisito ya que se alimenta con percebes, mejillones, erizos de mar ¿Te imaginas a qué sabe?: Fuerte sabor marino y delicioso. Por cierto, tiene una potente dentadura, ya que sino sería imposible comer moluscos y crustáceos.

2017-sargo-fresco-blog

Sargo fresco sin eviscerar ni descamar

Los amigos de la pesca submarina lo conocen bien. De hecho, las primeras veces que lo pesqué y lo comí fue gracias a un amigo que tenía un barco y los fines de semana salíamos a pescar “a la línea”, forma artesanal de pesca, mientras otros hacían pesca submarina a pulmón.

Todo lo que capturábamos durante la mañana que comenzaba a las 6, nos lo cocinaban en un bar de Bueu. Desde entonces, cuando todos teníamos 20 y pico años, conozco las delicias del sargo fresco recién pescado.

Si quieres ver muchos Sargos nadando en bandadas, puedes hacerlo en La Casa de los Peces, el Acuario de la Coruña.

Mi propuesta para hoy, después de haber hecho una pequeña introducción de este bonito pez, es mostraros cómo se puede preparar el pescado de una manera sencilla y sabrosa.

En los mercados gallegos se encuentran con relativa frecuencia. Es habitual que la vendedora (usualmente hay muchas más mujeres que hombres) los eviscere y quite las escamas, por lo que cuando voy a prepararlo suelo ponerlo debajo del chorro del grifo para quitar algún resto de escama o víscera que haya podido quedar.

Las cantidades dependen del tamaño del sargo y de los que nos gusten o no las guarniciones.

Ingredientes:

  • Patatas, suficientes para hacerle una cama amplia al pescado
  • 1 Cebolla, también para hacer cama
  • 1 Pimiento Rojo
  • 1 Pimiento Verde
  • Aceite de oliva
  • 1 Limón
  • Para decoración una zanahoria (es prescindible)
  • Sal
  • El o los Sargos

Preparación:

Se calienta el aceite para freír las patatas.

Peladas las patatas, se cortan en rodajas (el grueso como en la foto)

No deben ser muy finas, para que no se tuesten. Pasadas por la sartén para freírlas suavemente, sin que se hagan completamente, las vamos poniendo en una bandeja de horno para comenzar a hacer la cama para el pescado. (foto)

img_1525-patatas-blog

Cama de patatas en bandeja de horno

La cebolla, después de quitarle la envoltura, se corta en rodajas más bien finas.

Los pimientos se lavan y cortan en finas tiras, después de retirar las semillas.

A continuación, si es preciso, retiramos un poco del aceite de la sartén, ya que allí mismo se va a sofreír la cebolla y los pimientos. El objetivo es ablandar todas las verduras, pero se terminarán de hacer en el horno.

img_1526-cebolla-pimientos-blog

Se sofríe la cebolla y los pimientos

Encima de las patatas que ya tenemos en la bandeja de horno, colocamos la cebolla y los pimientos, con lo que se completa la cama.

img_1529-cama-para-besugo-blog

Encima de las patatas, se coloca el sofrito de cebolla y pimientos

A continuación, se le dan unos cortes a la parte de arriba del sargo y se les coloca una rajita de limón. (foto)

Finalmente, se coloca el sargo encima de la cama que hemos hecho y se echa un chorrito de aceite sobre el sargo, además de un poco de sal al gusto, más bien poca.

El horno ya se habrá ido calentando a 180º y deberá estar caliente cuando se introduzca la bandeja en el mismo.

img_1531-sargos-listos-para-horno

Sargos preparados para meter en el horno

Dependiendo del tamaño del sargo, necesitará entre 20 y 30 minutos para estar listo. Cuidado de no pasarse ni de que quede crudo.

Un truco para saber si el pescado está hecho, es mirarle el ojo. Si el ojo está blanco, el pescado está hecho.

img_1571-sargo-al-horno-blog

Sargos listos para comer, recordad el truco para saber que están en su punto

Los sargos de la foto llevan zanahoria como decoración, en lonchas muy finas, pequeña decoración que es opcional, para nada imprescindible.

Esta forma de preparar el sargo es sencilla, sana y muy rica.

La idea es que, cuanto mejor es el producto base, menos complicaciones son necesarias para obtener su mejor sabor.

Espero que os haya gustado y ¡ A disfrutar!

Cocinera: Rosa Mary Pérez  (una cocinera de lujo y un lujo de amiga)

 

Otras entradas gastronómicas:

Tiempo de castañas asadas

Castaño, castañas, propiedades y recetas

Castañas y Magostos. Recorrido de sabores

Zamburiñas, una delicia culinaria

Berberechos al estilo de Ortegal

Cocidos gallegos y Laconadas, ¿en qué se diferencian?

Nueces gallegas, ¡ exquisitas !

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram:    https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

Zamburiñas, una delicia culinaria

Hasta finales de Mayo se encuentran en los mercados y está en comida la Zamburiña recién extraída del mar. De Junio a Septiembre está en veda.

La delicia fresca está en su mejor momento, asi que parece una buena idea hacer esta pequeña entrada sobre uno de mis bivalvos favoritos.

Es un molusco exclusivamente acuático. Como los demás moluscos bivalvos está protegido por una cubierta formada por dos cubiertas o valvas. Por decirlo en palabras muy simples, tanto los mejillones, como los berberechos, almejas, vieiras, etc. el manjar se encuentra en el interior de dos conchas.

Al igual que las Vieiras y Volandeiras, son pectínidos (Pectinidae), palabra que procede del latín “pecten” que significa peineta. Y es que estos tres moluscos tienen esa forma. Una de las partes de la concha es plana y la otra curvada, en forma de peineta.

Se capturan principalmente en las costas de Galicia y es 3 veces más pequeña que la Vieira.

Su captura se realiza desde una embarcación con rastrillo, como el de la vieira. Son tipos de pesca artesanales y sostenibles.

02_zamburinas-plancha-blog

Preparadas a la plancha, fácil y para chuparse los dedos

El color de la concha presenta una notable variedad pero siempre tonos claros como castaño, rosada, rubia o blanquecina.

La alimentación de este bivalvo es el plancton, pero la zamburiña vive sujeta a sustratos rocosos, encontrándose hasta a 80-100 metros de profundidad, y la Volandeira va nadando, razón por la que se la conoce como Volandeira por el modo de desplazarse en su medio, vuela muy rápido.

¿Por qué hablo ahora de las Volandeiras? Porque lo que se conoce como Zamburiña, realmente son Volandeiras.

27_conchas-zamburina-y-volandeira

Conchas de Volandeira y de Zamburiña

La Volandeira es bastante abundante en las costas gallegas, al contrario que la Zamburiña que es muy escasa, tanto que se dio por desaparecida en el año 2000. Posteriormente se volvió a reproducir y capturar, pero en cantidades muy reducidas.

La concha de la Volandeira es prácticamente circular, menos en la zona de las orejas con las valvas desiguales. Viven en fondos arenosos o de grava hasta profundidades de 200 metros. Cuando son pequeñas están fijas pero de adultas pueden nadar gracias a rápidas contracciones de los músculos que cierran las valvas.

La razón por la que una gran mayoría de la gente piensa que está degustando una Zamburiña es porque la Volandeira se siguió comercializando como Zamburiña.

La Zamburiña no se desplaza, sino que viven pegadas al sustrato rocoso, razón por la que son más difíciles de capturar.

Hay diferencias entre la Zamburiña y la Volandeira, pero ambas son de excelente calidad, aunque la gran diferencia está en los kilos de captura de una y otra, muy escasos en el caso de las Zamburiñas, razón por la que son sustancialmente más caras.

Dado que las Volandeiras, llamadas Zamburiñas, también se pueden encontrar congeladas, seguramente se pueden adquirir en otros puntos de España que no sea Galicia.

Si os animáis os dejo una receta sencillita para prepararlas a la plancha, o sea, muy facil de hacer.

Zamburiñas o Volandeiras a la plancha

  • 12 zamburiñas
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada colmada de perejil fresco y picado
  • Sal en escamas al gusto

Compradas en la mayoría de los mercados de Galicia, las venden limpias, por lo que sólo tendrás que cocinarlas. Si se compran congeladas, también vienen limpias, así que esto será coser y cantar.

Previamente hay que tener unas cuantas cosas en cuenta.

1.Recuerda que el producto en sí es muy bueno y no necesita mucho aditamento, solo sacar el mejor sabor de este maravilloso molusco.

2.Tampoco olvides, en el caso de las congeladas, dejarlas descongelando en la nevera desde el día anterior.

3. Lavar bien las conchas, donde posteriormente se servirán, en cuanto estén cocinadas.

4. Por otro lado, tanto en el caso de las frescas como las que no lo son, es importante revisar que queda ninguna arena. Así mismo, mantendremos el producto unas dos horas antes de cocinar, en agua fría con un poco de sal y cambiar el agua un par de veces o tres.

Pasamos a su preparación:

a) Los ajos, los cortamos bien picaditos, se mezclan con un poco de sal y de aceite de oliva. El aceite de oliva, preferentemente que no tenga demasiado sabor, para que salga el sabor del molusco y no el del aceite, ya sabéis a qué me refiero.

b) El perejil, después de lavado, se pica muy finito.

c) Para facilitar la tarea, se puede pasar por la batidora el aceite, los ajos y la sal. Se formará una pasta untuosa por la que pasaremos el molusco antes de hacerlo.

d) Se quita del agua y escurrida, se pasa por la mezcla que hemos hecho.

e) Se calienta la plancha, si la tienes, o sino en una sartén. Con un poco de aceite, en cuanto esté bien caliente, se pone el producto sólo un minuto, vuelta y vuelta.

f) Cuando se retiran del fuego, se va colocando cada unidad en su concha y se pone un poco de sal, mejor en escamas y espolvoreamos el perejil picado.

Se sirve inmediatamente, para que lleguen a la mesa calentitas.

05_zamburinas

Especialidad de “A Trapela” en la Costa Artabra

Esta imagen es de unas Volandeiras “A la Trapela”, el nombre del restaurante donde me las sirvieron. Estaban muy buenas, una receta secreta de la casa. El único inconveniente es que la salsa la hacen muy especiada, lo que enmascara el sabor del producto. Estuvo bien como variación, pero realmente el producto casi en su estado natural, es el que os recomiendo, el de la receta.

¡ Que disfrutéis mucho de este manjar, se llame como se llame, Volandeira o Zamburiña!.

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Castaño, castañas, propiedades y recetas

La castaña es el fruto de castaño, un árbol nativo de climas templados propios de hemisferio norte.

El origen del castaño en Galicia es muy controvertido, pero parece que aunque ya había castaños mucho antes de la llegada de los romanos, hay una cierta unanimidad en que ellos, como mínimo intensificaron su plantación para alimentar a sus tropas.

14_castanas

Castañas

Era un alimento básico de los habitantes de las montañas, a pesar de que en el mundo civilizado la castaña no gozara de mucha estima.

La harina de castaña, por su dulzura de sabor, se utilizaba para hacer pasteles y gachas, así como otros productos, en sustitución de los cereales.

Son muy buenas en la sobremesa, reposan el estómago y ayudan a digerir los alimentos.

Este fruto seco está compuesto por: poquísima grasa, proteínas, glúcidos, fibra, calcio, fósforo, vitamina B1, vitamina C y una gran parte de agua en la castaña fresca.

Formas fáciles de preparar las castañas

  • Castañas asadas

Únicamente se necesita hacer un corte en la parte plana de la castaña (suelen tener una parte plana y otra redondita) y meterlas al horno previamente calentado unos minutos. El tiempo aproximado de asado son entre 15 y 20 minutos a 150º.

A continuación, se sacarán las castañas de horno y se cubrirán con un paño húmedo para que suden y no se resequen. Después de unos minutos el rico fruto ya está listo para degustar templadito y delicioso.

Si en tu casa dispones de chimenea, es una forma ideal de asar el fruto, ya que la leña le da un sabor muy especial.

Recomiendo adquirir castañas de buena calidad, a ser posible con denominación de origen La indicación geográfica protegida “Castaña de Galicia” (I.G.P.) se reserva a los frutos obtenidos a partir de los cultivos autóctonos gallegos con frutos de primera calidad.

17_castanas-con-corte

Corte que se hace antes de asarlas

img_0511-castanas-asadas

Castañas asadas

 

  • Castañas cocidas

Para esta modalidad, debe quitarse la primera cáscara, y se deja con la membrana que viene a continuación de la cáscara.

Se introducen en agua hirviendo, donde se añade, según gustos, un palo de canela o un poco de anís, o incluso vainilla y se deja cocer entre 15 y 20 minutos.

Atención: únicamente uno de los ingredientes, el que más te guste.

En cuanto se enfríen un poco, ya están listas para degustar.

05_cesto-de-castanas

Cesto con castañas y erizos

 

Un postre más elaborado, es el siguiente:

  • Dulce de castañas

Castañas ¾ kg.                 Chocolate rallado 150 grs.    Ron 1 copa     Azúcar 200 gramos

Mantequilla 100 grs.      Leche ½ litro                            Vainilla un pellizco

Huevos 2       Nata batida  200 grs

Igual que en la receta anterior, se quita la cáscara a las castañas y se ponen a cocer en agua, esta vez sólo durante 10 minutos.

A continuación, se retiran del agua, se les quita la piel y se van echando en la leche. Se añade un poquito de agua a la leche con las castañas y se añade la vainilla, un pellizco de sal y se poner a cocer de nuevo.

Cuando están totalmente cocidas se escurren y pasan por un tamiz.

El puré obtenido se pone en un recipiente y se va añadiendo el chocolate rallado, el azúcar, las yemas, la mantequilla y el ron. Se trabaja bien con la batidora (o si quieres, puedes hacerlo con una varilla y a mano) hasta conseguir una masa fina y unida.

Entonces se agregan las claras batidas a punto de nieve, mezclando todo con mucho cuidado y se vuelca en la fuente donde se vaya a servir para meterla, a continuación, en la nevera.

Cuando esté bien frío, se decora con la nata batida.

Si prefieres una presentación más cuidada, se mete la nata en una manga con boquilla rizada y pones a volar tu imaginación y creatividad, adornando al gusto.

Y ya está, a disfrutar del otoño y de su fruto más representativo para nosotros.

No en vano, ya la utilizaban los celtas cuando celebraban el Año Nuevo Celta, que como hemos visto en otra entrada, se sitúa entre el 31 de octubre y el 1 de noviembre.

20151024_134613.soy.g.

En esta empanada se utiliza castaña molida en vez de harina, lo que le da un sabor especial

Para ir terminando, unos apuntes acerca de la madera de castaño: en Galicia ha sido muy apreciada, ya que es dura y nunca se carcome ni tiene otros gusanillos. Incluso para utilizarla en ambientes con agua es buena ya que dura mucho. Se hicieron con madera de castaña buenos canales de molinos, así como buenas cubas para el vino.

Termino con un refrán que fija la fecha para la celebración: Por san Martín se hace el magosto con castañas asadas y vino o mosto”.

 

La anterior entrada acerca de este fruto seco es:

Castañas y Magostos. Recorrido de sabores a través del tiempo

 

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Instagram:    https://www.instagram.com/myredbook_xl/?hl=es

Gastronomía: Berberechos al estilo de Ortegal

La ría de Ortigueira y Ladrido, además de su extraordinaria belleza, posee un enorme humedal donde, entre sus aguas, crecen moluscos bivalvos de calidad excepcional, entre otros almeja y berberecho.

14_ortigueira-isla

Puesta de sol sobre la ría de Ortigueira, marea baja

Por la calidad del producto que allí se obtiene, la villa de Cariño ha sido una importante potencia conservera ya que esas delicias las tienen al lado de casa. Sigue teniendo la villa presencia conservera, ahora adaptada a nuevas tecnologías y con sabores más acorde con las nuevas exigencias del mercado.

El origen de esta manera peculiar de preparar los berberechos lo desconozco, pero es muy popular en la zona; además, sencilla de hacer.

No voy a poner cantidades, ya que esto va a ojo y dependiendo del gusto de cada uno, pero si recomendaría ser generoso en la cantidad del rico bivalvo.

Los ingredientes:

  • Berberechos frescos
  • Cebolla
  • Pimiento rojo
  • Aceite
  • Patatas
  • Sal, al gusto
Resultado de imagen de berberechos fotos

El producto fresco con su concha

Si los berberechos son frescos (que es lo normal en la zona de Ortegal, así como en la mayoría de los mercados de Galicia) se ponen la noche anterior en agua fría con sal, para que suelten la arena.  A continuación los volvemos a lavar para terminar de eliminar los restos de arena y ya los tenemos listos para cocinar.

En una olla con un poco de agua, se calienta e introducen los berberechos para que las conchas se vayan abriendo, observando de vez en cuando si ya están abiertas, momento en que se retira la olla del fuego.

A continuación se separa el molusco de la concha. En Ortegal, se suele hacer con un cedazo o criba si se trata de bastante cantidad.

Se corta un poco de cebolla en trocitos pequeños, así como otro poco de pimiento rojo en pequeños rectángulos.

En una sartén con un poco de aceite se rehoga la cebolla y el pimiento, sin superar los 100º C y con el aceite justo para que se lubriquen y ablanden estos dos ingredientes, removiéndolos constantemente. El calor debe ser uniforme para ablandar  pero sin que se quemen.

Llegado ese punto, se añaden los berberechos, breves instantes,  únicamente para que se evapore el poca agua que podría quedan y se retira la mezcla del fuego.

Por otro lado, se habrán frito unas patatas, cortadas en tiras, como en la foto,  que se usarán como cama, volcando encima la mezcla anterior. Así de sencillo es de emplatar.

Debajo las patatas fritas, encima los berberechos con su pizquita de cebolla y pimiento rojo. Sal al gusto, aunque ya sabemos que con poca es suficiente.

Posteriormente a la publicación de esta entrada, me escribe Juan y ésta es su aportación, la transcribo tal cual me la hace llegar:

Soy de Cariño y en la receta que yo conozco no se fríen las patatas por separado. Se fríen con los pimientos(y cebolla según gusto) y cuando están a medio hacer se retira el aceite y se añaden los berberechos. La patata absorbe el agua que sueltan y se deja churruscar un poco revolviendo de vez en cuando. De esta manera la patata coje el sabor del bivalbo, de ahí la originalidad de la receta.

Ya que las recetas siempre tienen diferentes versiones, la que aporta Juan, es tan válida como la que en su día me contó otra persona, también de Cariño.

Así que dejo ambas versiones y cada uno que escoja la que le parezca más fácil de hacer o más sabrosa.

Y ya está, es una receta fácil, rápida y riquísima, ahora en 2 versiones, con mi agradecimiento para Juan.

 

20160923_berberechos

Berberechos al estilo de Ortegal

Seguro que el ilustre escritor Álvaro Cunqueiro, gran aficionado a la gastronomía, además de enamorado de la ría ortegana  degustó este plato en alguna ocasión. Incluso puede que  en su libro “A Cociña Galega” (1973) tenga alguna sugerencia parecida a la que acabo de describir.

Las recetas más habituales por nuestra Galicia son: berberechos con limón, incluso crudos, al vapor, al horno, con salsas varias, en empanada,  formando parte de un arroz o de mil maneras más,  pero en la Comarca Secreta, la receta aquí descrita, es muy usual. Tan normal para ellos, como sorprendente para los que no somos de la zona.

Esta es mi sugerencia para el día de hoy, un plato muy marinero y de profundas raíces populares. ¡ A disfrutar de los ricos productos de nuestras rías!

 

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

 

 

 

 

 

Filloas, postre delicioso y versátil; recetas y sugerencias deliciosas

Estoy de celebración, así que lo voy a hacer con filloas, con o sin crema o puede que flambeadas. Al final explicaré el por qué de esta pequeña fiesta virtual.

Habitualmente, en la mayoría de las celebraciones, hay algún postre, así que me he decantado por uno típicamente gallego, al mismo tiempo que cumplo una promesa demorada desde que escribí la entrada sobre Cocidos; no, no me había olvidado y finalmente lo importante es que aquí está la delicatessen.

¿Qué son las filloas? Es un postre que tiene similitud con los frijuelos asturianos y los creps franceses.

Se dice que es una receta que proviene del Camino de Santiago, es decir o llegaron a Francia porque su origen era gallego o viceversa; de todos modos hay diferencias, así que sólo  voy a referirme a nuestro riquísimo postre.

Filloas.Postre gallego. Filloas dulces o de leche

Plato de Filloas recién hechas

Preparación de Filloas dulces

Ingredientes

  • 500 ml de leche, 3 huevos, 200 g de harina, un pellizco de sal, 1 cucharada sopera de azúcar
  • Además, 1 trozo de tocino sin magro y sin sal, que se reserva para engrasar la sartén.

Receta:

Se mezclan en un recipiente los huevos, la leche, la sal y la cucharada de azúcar. Se bate bien;  prefiero hacerlo con batidora o con varillas, así evito que la pasta tenga grumos.

Se va añadiendo la harina poco a poco, batiendo y cuando ya tenemos un líquido homogéneo, lo dejamos reposar aproximadamente una hora o un poquito más en un lugar fresco.

Cómo se cocinan:

Existe lo que se denominan “filloeiras” que resultan cómodas ya que se pueden hacer varias filloas al mismo tiempo, pero yo utilizo una sartén normal, antiadherente y habitualmente hago dos filloas al mismo tiempo, utilizando dos sartenes.

Si es la primera vez que las haces, quizá te resulte un poco complicado, pero en cuanto le coges un poco el punto verás que es la mejor manera de optimizar el tiempo de espera y conseguir más unidades consumiendo el mismo tiempo.

Se pincha el tocino con un tenedor y se pasa por la sartén, untándola para que no se peguen. Con un cucharón se coge una cantidad pequeña de masa y se deposita en la sartén, extendiendo el líquido, moviendo la sartén en sentido circular hasta cubrir todo el fondo que debe estar bien caliente.

Las filloas deben ser finitas, por lo que las primeras veces hay que ir intentando encontrar el punto para que no queden gruesas. Ensayo, error es la única opción si no tienes experiencia previa. Cuanto más delgaditas mejor.

Cuando la pasta ya está cuajada y doradita, que se percibe fácilmente ya que se nota en los bordes tostados, se le da la vuelta y se pasa a dorar por la otra parte. Y listo.

Se van depositando en un plato apilándolas hasta que se termina la masa.

Particularmente me gusta tomarlas calientes, por lo que siempre es una tentación ir comiendo alguna durante el proceso de elaboración. Por ese motivo, hacerlas con dos sartenes al mismo tiempo te mantiene suficientemente ocupada, para no caer en tanta tentación.

¿Cómo se comen?

Las formas más habituales son:

  • Simplemente enrolladas y con azúcar por encima están deliciosas.
  • También se les puede añadir nata.
  • Otra opción también muy golosa sería con mermelada o miel.
  • Una variedad que me encanta es rellenarlas de crema pastelera, enrollarlas, rociarlas con azúcar y quemarlo con un soplete de cocina. Esta variedad es exquisita.
  • Y de ahí al infinito, ya que cada uno puede elegir su sabor favorito. Mis opciones favoritas es la primera o con crema.

Otra manera más sofisticada, si queremos denominarlo así es rellenarlas de crema y doblarlas en 4 para flambearlas.

Dado que la crema para el relleno de las filloas se elabora con ralladura de naranja, el flambeado con licor de naranja resulta muy rico, pero si las queremos hacer típicamente gallegas, se pueden flambear con orujo.

Filloas.Flambeando Filloa

Flambeando con licor de naranja  una filloa rellena de crema

Otras modalidades de filloas son las de caldo, es su versión  salada. Tienen la misma composición que las de leche, pero que en su lugar, llevan el agua del cocido y también resultan muy ricas. Cada cual tiene sus preferencias y hay personas que prefieren este tipo a las de leche.

La última modalidad son las de sangre, típicas de la época de matanza, que es cuando se reserva un poco de sangre para añadir a la masa. Tienen un sabor peculiar, más bien dulzón. No son las más habituales ni populares pero hay grandes entusiastas de esta variedad.

Y aquí finalizo mi singladura por el mundo de las filloas, uno de mis sabores favoritos como postre, así que yo me decanto por las dulces.

Para ir finalizando, aclaro lo que introducía al principio :Estoy feliz de añadir que esta mi entrada número 40 y un año con el blog en marcha. Me hace ilusión haber llegado hasta este punto, que en algún momento me pareció muy lejano y en ocasiones ardua tarea debido a circunstancias que ahora no vienen al caso, aunque finalmente me alegro de  que haya pasado 1 año y yo siga aquí dándole a la tecla con más o menos acierto.

10.000 visitas al blog con más de 6.000 visitantes, me hace sonreír teniendo en cuenta que comenzar de cero y con tantos blogs estupendos acerca de todos las materias imaginables, no es fácil.

Todo se puede mejorar, soy autoexigente y me gustaría mejorar; primero la configuración, que un día se me atascó y aún no he terminado de configurarla completamente (imperdonable), pero que espero remediar en breve; asimismo el contenido y con ello, las visitas.

Pero finalmente y siendo sincera me alegra el seguimiento obtenido y tengo que agradecer a todos los que me leen, los que me siguen, su apoyo. Gracias por vuestros “Me gusta” y vuestros Comentarios, y gracias también por Leerme. Millón, millón de gracias. ¡ Vamos a por el 2º año!

Filloas.Postre Gallego.Preparadas para flambear

Filloas rellenas de crema antes de ser flambeadas, razón por la que se añade el azúcar

 

Esta entrada enlaza como anillo al dedo con la de Cocidos y Laconadas, por lo que adjunto el enlace.

Cocidos gallegos y Laconadas, ¿en qué se diferencian?

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

 

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

Cocidos gallegos y Laconadas, ¿en qué se diferencian?

20160205.soy.g.3.

Humeante cocido gallego en el que además de cerdo lleva carne de ternera

¿A qué se le llama cocido? Es un guiso hecho en una olla con agua, en la que se cuecen juntos carnes (de cerdo, ternera, pollo), embutidos, verduras, patatas, legumbres y otros aditamentos. Debido a sus numerosas variantes regionales, el nombre suele ir acompañado del gentilicio relativo a su origen geográfico (gallego, madrileño, maragato, lebaniego,etc.)

Es un plato que tiene todos los ingredientes necesarios para una dieta equilibrada, en especial para personas que hacen mucho ejercicio físico. Se come principalmente en invierno, primero por su contundencia más propia en épocas de frío y segundo porque las verduras que suelen acompañarlo son propias del invierno.

Existen diferentes variedades de cocido gallego, pero los ingredientes principales suelen ser costilla, botillo, androlla, chorizo, panceta, cachola que incluye morro y oreja, y por supuesto lacón. Aunque en ocasiones en las diversas recetas se añaden ternera, pollo o gallina.

La guarnición con productos de la tierra son patata, grelo o repollo y garbanzo, ocasionalmente berza y zanahoria.

El agua resultante de cocer tanto las diversas carnes como las verduras, resulta muy sabrosa para elaborar una sopa de fideos, que suele preceder o tomarse al final del cocido, según gustos y costumbres.

Las prestigiosas jornadas del cocido gallego. En Lalín (Provincia de Pontevedra) se elabora un cocido que tiene como base los productos procedentes del cerdo (no incluye otro tipo de carnes) y con el transcurso del tiempo se ha llegado a consolidar una Feria denominada la Feria del Cocido de Lalín, extremadamente popular, donde si se quiere asistir hay que reservar con mucha antelación para degustar el preciado manjar. Debido a la elevada demanda, se ha institucionalizado el Mes del Cocido de Lalín.

Como reza el dicho popular, “del cerdo, hasta los andares”, que quiere decir que del cerdo no se desaprovecha nada y que todas las partes son muy sabrosas.

En cualquiera de las provincias de Galicia se puede degustar un excelente cocido gallego o una laconada, donde no deberían faltar los grelos, que es una verdura referente de la tradicional cocina gallega.

20160205.soy.ga.2.

Costilla, morro, oreja, chorizo……. en una cazuela de barro que conserva el calor

Exactamente ¿Qué es la laconada? Es un menú compuesto única y exclusivamente de sopa, lacón, chorizo, grelos y patatas, aunque algunos añaden costilla y oreja de cerdo. Este, sin duda, es mi favorito y exclusivamente autóctono.

¿Qué es el lacón y qué lo diferencia del jamón?

Cuando el cerdo es todavía lechón, se sacrifica con seis meses de edad como mínimo y no menos de 90 kilos de peso. Se utilizan las patas delanteras que son sometidas a un proceso de elaboración similar al que se aplica al jamón curado pero algo más corto, unos 35 días de duración, que consta de diferentes etapas, mediante las cuales, los brazuelos del cerdo son transformados en lacones curados.

El Lacón Tradicional gallego, que se caracteriza por proceder de cerdos que en sus tres últimos meses de vida han sido alimentados solamente con cereales, castañas, tubérculos y bellotas.

El momento cumbre de las Laconadas se asocia a períodos festivos como Carnaval.

Por otro lado, se suele denominar a la laconada, el “marisco de cortello”(marisco de establo) para nombrar al preciado porcino.

20160205.soy.gallego.4

Donde degustamos este buenísimo cocido, los grelos y patatas vienen debajo de la carne

Mi manera de preparar un cocido o una laconada. Sólo varían los ingredientes, por lo demás la preparación es la misma.

Comenzar a desalar el lacón en agua fría unos días antes. Si pueden ser entre 3 o 4 días mejor. Hay que cambiar el agua cada 24 horas. Así nos aseguramos que esté en su punto.

Preferentemente 2 días antes, lavar la carne de cerdo que se va a utilizar (costilla, cabeza, rabo, morros, oreja, espinazo) e igualmente en agua fría desalar, cambiandola cada 24 horas.

Las carnes de ternera, pollo o gallina, naturalmente no necesitan desalado.

Poner a remojo los garbanzos, 24 horas antes de cocerlos.

Cocinando:

Poner a hervir en una olla con agua fría todas las carnes con las que se va a preparar el cocido o la laconada.

Cuando comienza a hervir todo, se añaden los garbanzos, metidos en una bolsa (hay bolsas especiales para este cometido).

La razón para meter los garbanzos en una bolsa es poder quitarlos todos juntos y presentarlos en un plato aparte.

Se deja cocer todo a fuego lento 2 horas, quitando la espuma que se va produciendo.

A las 2 horas se retiran las carnes, que deberán mantenerse calientes y se procede a introducir los chorizos, patatas peladas y los grelos, (repollo, berza y zanahoria, según la modalidad) que se cocerán media hora a fuego lento también.

Modo de servirlo:

Cada cual a su manera, pero esta es la mía.

.- Por un lado las carnes.

.- Por otro lado los garbanzos, grelos y patatas. (repollo, berza, zanahoria)

.- En una sopera y para finalizar, la sopa de fideo que se habrá hecho en el agua resultante de cocer todo lo anteriormente dicho.

Super Importante: Todo debe de estar bien caliente.

20160205.soy.gallego.1.

Primer vistazo a lo que nos aguarda: ¡ no está mal!

Remate final:

Postres como las filloas de caldo y orejas además de unos orujos de las preciadas viñas gallegas son un final excelente.

También se puede añadir, filloas dulces, filloas de sangre y flores, postre bastante olvidado últimamente, pero que tienen un rinconcito en mi memoria de la infancia.

¡Feliz Laconada o Cocido y Felices Carnavales!!!

Receta de Filloas:

¿Conoces las filloas, postre delicioso y versátil?

 

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez

 

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038

 

 

Castañas y Magostos. Recorrido de sabores a través del tiempo

La castaña es un alimento típicamente otoñal. No obstante, gracias a las distintas formas de conservación, las podemos encontrar en cualquier época del año.

Es el fruto seco menos calórico y la protagonista de muchos ritos del otoño gallego desde su recogida hasta la última fase del proceso. Existen muchas variedades de castaña gallega; a modo de referencia existe un folleto de la Xunta de Galicia.

Variedades de Castaña Gallega

Variedades de Castaña Gallega

Si retrocedemos al pasado remoto, hay estudios de los que se desprende que la presencia del castaño en esta región se remonta al menos hasta el Pleistoceno. Sin embargo, fueron los romanos quienes introdujeron su cultivo.

Existen documentos que relatan las colonizaciones hechas en los siglos X y XI por los frailes benedictinos de Celanova, en las tierras de A Limia, Verín y Ramirás, (Orense) en las que introducen al mismo tiempo con el cultivo del vino, la plantación de nuevos soutos (bosques) o castañares. Los documentos más significativos son, sin duda, los contratos forales en los que los señores monásticos conceden una tierra a un forero con la expresa obligación de «hacer, chantar o poblar un souto».

En otras ocasiones, los señores incluso exigen que se «planten o hagan castañas» en tal o cual sitio, con utilización expresa de la variedad del fruto. El interés radicaba en el cultivo de una determinada especie.

Castañas, Castaño, Erizos en Orense

Castañas, Castaño, Erizos en Orense

Antes del descubrimiento de América y por tanto, antes de que en Galicia hubiera patatas, era el alimento que la sustituía, ya que simplemente hervida con unos chorizos, o incluidas en el cocido, resultan un alimento exquisito.

La indicación geográfica protegida “Castaña de Galicia” (I.G.P.) se reserva a los frutos obtenidos a partir de los cultivos autóctonos gallegos destinados al consumo humano y comercializados en fresco o congelado. Dicho organismo hace una descripción exhaustiva de cómo debe ser el fruto, por lo que la calidad exigida es muy alta si se desea utilizar dicha denominación.

Existen 81 variedades autóctonas, y se destinan en su mayor parte al mercado en fresco o para la fabricación de crema y harina.

La caída del fruto se produce de forma espontánea y se recolecta de forma manual, en un plazo no superior a las 48 horas tras la caída, introduciéndose en recipientes perfectamente identificados, que permitan una adecuada ventilación. El transporte al almacén se realiza en vehículos adecuados dentro de las siguientes 48 horas posteriores.

Los frutos cosechados se someten a procesos de selección, limpieza y calibrado, a fin de asegurar que reúnan las características que les confiere su especificidad.

La castaña se recolecta recién caída del árbol

La castaña se recolecta recién caída del árbol

Los productos amparados por la I.G.P. son: castaña congelada, castaña seca, castaña al natural y harina de castaña.

El ámbito geográfico de producción para poder usar el título de denominación protegida, comprende el territorio de la Comunidad Autónoma de Galicia delimitado al oeste por la Dorsal Galega y por la Serra do Xistral hacia el norte.

La zona de cultivo y recolección específica es:

  • Provincia de A Coruña: Terra de Melide, y los municipios de Arzúa y Boimorto (comarca de Arzúa).
  • El conjunto de la provincia de Lugo, a excepción de los municipios de O Vicedo, Viveiro, Xove y Cervo (comarca de A Mariña Occidental), Burela y Foz (comarca de A Mariña Central) y Barreiros y Ribadeo (comarca de A Mariña Oriental).
  • La totalidad de los ayuntamientos de la provincia de Ourense.
  • Provincia de Pontevedra: las comarcas de Deza y de Tabeirós-Terra de Montes, los municipios de Cotobade, A Lama y Campo Lameiro (comarca de Pontevedra) y el ayuntamiento de Cuntis (comarca de Caldas).

La demarcación del área de producción responde a unas condiciones pluviométricas, térmicas y de suelos óptimas para el cultivo de castaña de calidad.
Las principales características generales son:

  • Pericarpio fino, de color marrón claro y brillante.
  • Epispermo (membrana) fino que penetra ligeramente en la semilla y que se separa fácilmente al mondar la castaña.
  • Sabor dulce y textura firme no harinosa.
  • Humedad: una vez recolectado, el fruto tendrá entre el 50 y el 60% de humedad.
Tiempo de Castañas

Reclamo de una tienda especializada en productos de alta calidad en la zona antigua de Orense

La Fiesta del Magosto o Castañada.

Un dicho: “Por san Martín se hace el magosto con castañas asadas y vino o mosto”.

En Orense, donde esta fiesta siempre ha tenido mucho arraigo, lo siguen estrictamente; de hecho el día 11 de Noviembre es festivo local y Fiesta Gastronómica de Interés Turístico de Galicia. Originariamente era una fiesta en torno al fuego y a las castañas asadas con la que se honraban las cosechas. El fuego del hogar en las frías noches de primeros de noviembre invitaba a compartir cuentos y leyendas antiguas.

Desde luego, lo del frío de noviembre, no es aplicable a este año. De todos modos, los magostos siguen siendo una fiesta con mucho encanto. Actualmente y ya que se prepara el fuego para las castañas, se suele aprovechar para asar carne, chorizos y un largo etc. de productos, a gusto de los participantes.

Usos culinarios:

La forma más habitual de tomarlas es asada. Antes, realizar un pequeño corte en su piel para evitar que revienten al calor del horno o del fuego.

Crudas: es recomendable consumirlas cuando estén bien maduras, para evitar una difícil digestión.

Hervidas: se pelan y se hierven durante una media hora en agua o en leche. Un poquito de anís o de canela ayuda a darles un toque muy especial.

Harina de castaña: se obtiene moliéndola. Es muy suave, ofrece una textura muy fina y es apta para celiacos.

Confitadas: este alimento es muy útil y se usa mucho en repostería para elaborar tartas, flanes y otros dulces.

Otras modalidades: también sirve para elaborar purés, rellenos y guarniciones. Este fruto ofrece multitud de posibilidades gastronómicas ya que combinan muy bien con legumbres y frutas.

Castañas casi en su punto

Castañas que pronto se podrán recolectar

Para Abel Bouhier, geógrafo francés en su obra de investigación sobre el paisaje agrario gallego (1977), dice que los castañares constituyen uno de los elementos más importantes.

Entre otras referencias bibliográficas, hay que resaltar la mención que hace Alejandro Dumas en su novela De París a Cádiz, ( 1847) , en relación a la calidad de las castañas de Galicia.

Manuel Puga y Parga, alias Picadillo,(escritor, gastrónomo y político gallego) en su libro La Cocina Práctica, publicado en 1905, recoge varias recetas en las que la castaña es protagonista, destacando entre ellas los marrons glacés.

El marron glacé es una castaña confitada o glaseada. Esta golosina, habitual en la gastronomía italiana y francesa, hace ya bastantes años que se recuperó en Galicia, concretamente en Orense, a partir de 1980. Su origen se remonta a la antigüedad cuando se almacenaban ciertos alimentos en miel o azúcar para su conservación.

Lo complicado de esta receta está en las fases de su elaboración, que son: la elección de las mejores castañas, tamaño y estado; el punto de cocción que ha de ser a fuego lento, y el pelado de las castañas que deben quedar enteras. Posteriormente se procede a la cocción en el almíbar en el que se glasean y dejan en reposo un día.

Comercialmente es un producto caro, de hecho su presentación habitual es la de un producto de lujo. Para evitar que se desmoronen, los marrons se suelen envolver individualmente.

Marron Glacé

Marron Glacé

Creo que es justo indicar que el impulsor del marron glacé gallego, fue el empresario José Posada, nacido en Vigo, pero afincado en Orense, donde falleció. Posada alcanzó una gran notoriedad en la década de los ochenta, al presentar productos relacionados con la transformación de la castaña.

Hombre tremendamente culto y dedicado a múltiples actividades, dinamizó este sector y fue un pionero en la faceta de su internacionalización por la apertura de mercados que realizó en el exterior, concretamente Francia, Italia, Suiza, Japón.

Esteban Sinde, director de Medio Ambiente de Hifas da Terra, confirma la buena acogida en el exterior porque es rica y porque Galicia es la región más productora de la península Ibérica. Japón, por otro lado, es el mayor consumidor a nivel mundial.

Nuestra Autonomía puede llegar a producir 15 millones de kilos, de los que un 80 por ciento terminará en el mercado internacional. El 70% de la castaña gallega destinada a la industria es comercializada por una factoría lucense, que con la exportación del producto congelado se ha colocado en los primeros puestos de los suministradores europeos con destino principalmente a Suiza y Alemania.

Recientemente se están recuperando recetas tradicionales de cocina, enriqueciendo nuestra gastronomía de esta manera con sabores casi olvidados.

Deliciosa empanada de castaña rellena de lacón. Ummmm

Deliciosa empanada de castaña rellena de lacón

En el pasado, este fruto seco constituyó un importante aporte calórico para el hombre, y también para los animales domésticos debido a que son ricas en grasas, proteínas, minerales y vitamina C.

Este recorrido a través del mundo de la Castaña de Galicia, ha sido posible gracias a las innumerables fuentes consultadas tanto a nivel oficial autonómico, páginas web de empresas y otros medios como periódicos, además de aportaciones personales.

Es tiempo de castañas, y dado que conocemos las innumerables formas de prepararlas o de utilizarlas como acompañamiento, solo queda disfrutar de ellas. ¡ Feliz degustación!

Bosque plagado de erizos de castaña

Bosque plagado de erizos de castaña

Ayer subí este post y hoy me encuentro con esta información del Faro de Vigo. La adjunto para quien desee ampliar conocimientos sobre la Castaña de Galicia, cada vez más reconocida fuera de nuestros límites autonómicos.

 

 

Texto y Fotos: Luisa Vázquez (con las excepciones mencionadas)

NUESTRO FACEBOOK, PINCHA AQUI :     https://www.facebook.com/pages/Si-Soy-Gallego-por-Qu%C3%A9-Lo-Preguntas/1577215459185038